Consejos para comprar online de forma segura

comprar online de forma seguraInternet es una gran forma de poder comparar y conseguir buenos precios, todo con la comodidad de no tener que desplazarte a una tienda. Sin embargo, también es necesario tener un mínimo de cuidado para evitar malas sorpresas. Hoy te voy a contar cómo comprar online de forma segura, con una serie de recomendaciones muy útiles. La verdad es que no es nada complicado, pero aun así tienes que prestar atención.

¿Por qué pensar en la compra segura por Internet?

Todo tiene que ver con la diferencia en el proceso de compra entre una tienda física y el comercio electrónico. Cuando te desplazas a una tienda, coges un producto y lo pagas en la caja. Cuando se trata de comprar online, la cosa es un poco menos segura, simplemente porque adelantas el dinero y esperas a que te entreguen lo que has comprado.

En la práctica, normalmente todo ocurre sin complicaciones. Pero, puede que no llegue nunca tu producto, o que te manden un artículo erróneo, defectuoso, o que no se corresponde con las características anunciadas. La ley te ampara, tienes un plazo de devolución, pero también dependes de la buena voluntad del comercio y de su honestidad para devolver el dinero.

Ese hecho, lo de adelantar el dinero, es el que requiere que tengas un poquito más de cuidado en una compra por Internet que cuando vas a una tienda física.

¿Cómo comprar online de forma segura?

Para el contenido de este artículo, me he inspirado en una infografía muy interesante que publicaron en la web estafa.info, puedes visitarla haciendo clic en la imagen a continuación.

Infografía sobre compras online seguras en España
Click en la imagen para ver la infografía completa

La compra segura por Internet empieza por inspeccionar la página que estás visitando

¿Te meterías a comprar en un local muy descuidado de un barrio malo de la ciudad?

Probablemente no.

Pues, algo parecido ocurre con el comercio electrónico. Cuando entras en una tienda online, enseguida puedes notar si algunas cosas no inspiran confianza.

  • El aspecto general es un factor importante. La gente que quiere montar una estafa no dedica muchos recursos a crear una web muy bonita. Por supuesto, eso no significa que una página con un diseño poco elaborado sea un fraude, pero es un elemento para tomar en cuenta.
  • La calidad de los textos es también muy relevante. Muchas páginas malas usan traductores automáticos, y eso resulta en textos con muchos errores e inconsistencias. Es una señal de alarma.
  • La falta de protocolo de seguridad. Hoy en día, las páginas serías usan encriptación SSL, salvo, curiosamente, algunas páginas de ministerios. De todos modos, muchas veces, si visitas una página insegura tu navegador te avisará. Pero, en todo caso, mira siempre si la URL empieza por https y no solo por http.
  • El dominio usado, también podría ser una indicación de si la página es fiable o no. Una tienda online legítima intenta tener una marca y un dominio coherente con su actividad. Las páginas sospechosas suelen “quemar” muchos dominios, y usar términos más raros.
  • Revisa si la página tiene un sello de garantía. En España, tienes por ejemplo Confianza Online. ¡Cuidado! Algunas páginas malas intentan falsificar esos sellos, pero normalmente lo hacen de forma muy basta y se nota.

Recopila información sobre la empresa vendedora

Ya que estaba hablando de examinar la página web donde piensas comprar, puedes ir a la parte de información legal, para saber quién está detrás del negocio. Si no hay información legal, o si la compañía está en un sitio demasiado exótico, como un paraíso fiscal caribeño, deberías tener más prudencia.

Además, puedes mirar las opiniones de otros clientes. Eso sí, no mires las que ponen en la misma web de la tienda online, porque podrían haber sido filtrados o incluso creados por la empresa. Mejor visita plataforma con opiniones como Google Review, Facebook, TrustPilot o similares. Si compras en Amazon o Ebay, mira si la empresa tiene referencias.

Si es demasiado bueno para ser cierto, ten el doble de cuidado

Una de las señales de alarmas más importantes es el precio del producto o servicio. Si te ofrecen un precio muy por debajo de la media, deberías tener más cuidado. Cuando una página es fraudulenta y solo quiere cobrar tu dinero y desaparecer, le interesa poner un precio muy bajo para captar la atención de los compradores.

Es un modus operandi muy habitual en anuncios entre particulares, tanto para el alquiler de vivienda como para la compra de un coche de segunda mano. El estafador pone un precio muy atractivo, por debajo del mercado, pero sin pasarse. Nadie se creería un alquiler por 100€ si el precio habitual es de 700€ al mes. Pero un piso de 450€ parece una ganga. Después, la persona explica que vive fuera, que puso un precio barato porque no puede enseñar el piso, que mandará las llaves cuando reciba la fianza… Y, a veces, algún incauto pica.

En el comercio electrónico puede pasar lo mismo. En lugar de pensar que has encontrado una ganga, mejor ponte a dudar de si es real, y revisa con mucho cuidado todos los otros aspectos que he mencionado.

Comprar online de forma segura con un método de pago seguro

Hoy en día las tiendas online te suelen ofrecer principalmente tres opciones para el pago.

  • Cuando usas tu tarjeta de crédito, revisa si la empresa usa protocolos de seguridad adicionales. Por ejemplo, es muy habitual que te pidan la confirmación de la compra mediante el envío de un código al móvil. Además, la ventaja de usar la tarjeta es que sueles tener un seguro asociado, que te cubrirá en caso de fraude.
  • Si no quieres usar tu tarjeta de crédito, en un gran número de comercios te dan la opción de Paypal. Es un método de pago muy seguro y una buena opción para ti.
  • Finalmente, cada vez son más las tiendas que te permiten pagar con Bizum, una alternativa interesante, que funciona con un código de seguridad.

 

Y esos han sido mis consejos para comprar online de forma segura. Si tienes alguno más, puedes compartir tu opinión en la sección de comentarios.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)