Recomendaciones para invertir en fondos de inversión

monedas2Los fondos de inversión son unos de los productos financieros más recomendados por parte de los asesores financieros a los particulares, por las diferentes ventajas que vamos a enumerar a continuación. También veremos algunos consejos para que puedas elegir el fondo que mejor te encaja, teniendo en cuenta tus objetivos y tu perfil como inversor.

Ventajas y limitaciones de los fondos

  • La principal ventaja de un fondo de inversión es que por definición es un producto diversificado, ya que tiene participaciones en diferentes tipos de inversiones, normalmente mezclando la renta variable (como acciones) con la renta fija (como bonos). Por lo tanto cumple con una de las recomendaciones principales para cualquier inversor: no poner todos los huevos en la misma cesta, y repartir el riesgo.
  • Además, los fondos están en manos de gestores profesionales, que por lo tanto en principio tomarán mejores decisiones que una persona novata en el sector financiero, y sacarán una mejor rentabilidad.
  • La mayoría de los fondos no tienen un importe mínimo, lo que permite invertir desde unos ahorros pequeños, y aumentar la inversión con pequeñas aportaciones.
  • Fiscalmente, se puede traspasar el dinero de un fondo a otro sin tener que tributar aun por las plusvalías realizadas hasta la fecha.
  • Sin embargo, hay que ser consciente de que se trata de un producto con cierto riesgo, y que igual que se puede tener ganancias patrimoniales, también son posibles las pérdidas.

consejos-fondos-de-inversionConsejos para invertir en fondos

  • Elegir un fondo asociado a tu perfil. Como decíamos antes, los fondos tienen productos de renta fija y de renta variable. Dependiendo de la proporción de cada uno, y del tipo de productos de renta variable (una participación en la empresa Coca Cola no tiene el mismo riesgo que una acción de una startup en un sector emergente), hay fondos con poco riesgo, riesgo mediano y riesgo alto. Como siempre, a mayor rentabilidad posible, mayor riesgo. Dependiendo de tu perfil de inversor, elegirás un tipo de fondo u otro.
  • Comparar los resultados del fondo respecto al mercado. Las rentabilidades pasadas no garantizan las futuras, pero si comparas varios fondos similares en su composición, o si miras los índices de referencia más comparables con el fondo que estudias, entonces podrás ver si el fondo hizo mejor que el mercado. Si cuando bajan los mercados el fondo pierde menos valor y cuando suben el fondo aumenta más, entonces podría indicar que el equipo gestor del fondo es bueno. Tienes que mirarlo sobre varios años, al menos cinco, para poder sacar tendencias en distintas configuraciones de mercado.
  • Invertir poco a poco. Si vas poniendo tu dinero poco a poco, puedes ver cómo se comporta el fondo que has elegido (o los fondos) y decidir si te compensa seguir o cambiar de fondo de inversión. Además, después de una bajada de mercado podrás invertir más barato, lo que compensará las posibles pérdidas.
  • Visión a medio y largo plazo. Tienes que tener en cuenta que invertir en fondos es algo que se tiene que hacer a medio o largo plazo. Si pusieras tú mismo tu dinero en bolsa, podrías especular con las bajadas y subidas de las acciones para conseguir plusvalías a corto plazo. En un fondo, confías la gestión a un grupo de profesionales, y ellos buscan maximizar el valor a medio y largo plazo. Puede haber bajadas, incluso largas (cuando los mercados están en retroceso), pero la idea es que a largo plazo se consigan unos buenos resultados.
  • Busca un fondo diversificado geográficamente. Ya hemos dicho que se trata de un producto que limita el riesgo gracias a diversificación. Pero aun así, puedes encontrar fondos relativamente especializados. Supongamos por ejemplo que uno de ellos contiene principalmente renta variable española. Entonces estará sujeto a las fluctuaciones de la economía española, y variará de forma similar al IBEX35. Para evitar este inconveniente, puedes elegir un fondo con inversiones repartidas por el mundo.
  • La contrapartida de lo mencionado anteriormente es que hay que ser consciente del riesgo de cambio. Si el fondo tiene acciones en dólares, por poner un ejemplo, entonces cuando baje el dólar frente al euro, esos valores valdrán menos en euros. También se puede producir lo contrario, y que se aprecie el dólar.
  • Conocer las comisiones de suscripción y rescate. Como muchos productos financieros, los fondos de inversión suelen conllevar comisión. Es especialmente importante que sepas cuanto te van a cobrar para suscribir al fondo y cuando vayas a salir de él, rescatando tu dinero.
Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)