Consejos para invertir en fondos de inversión

invertir en fondos de inversiónEl ahorrador que busca sacar algo de rentabilidad a su dinero tiene dentro de sus opciones la posibilidad de elegir invertir en los fondos de inversión. Son unos instrumentos financieros que tienen varias ventajas, siempre que seamos conscientes de las implicaciones y de los riesgos de este tipo de productos. Veamos algunos consejos para elegir fondos y valorar una posible inversión.

¿Qué es un fondo de inversión?

Se trata de un instrumento de ahorro. Concretamente, un fondo de inversión es una institución de inversión colectiva (IIC). En ella, un grupo grande de personas aporta conjuntamente su dinero, mientras una entidad gestora se ocupa de invertirlo en activos de diversos índoles. Generalmente, los fondos invierten en productos como acciones, títulos de renta fija, activos monetarios, otros fondos de inversión, derivados, o cualquier combinación entre distintos productos financieros.

Ventajas de invertir en fondos

  • Separación de riesgo. Cuando tienes una cuenta bancaria, está vinculada directamente con la situación financiera del banco donde está el dinero. Un fondo de inversión, en cambio, es independiente de la entidad gestora. Porque es una entidad jurídica a parte.  Por lo que sí algo pasa con la entidad, la gestión del fondo de inversiones simplemente se traslada a otra.
  • Diversificación del riesgo. Muchas veces hemos explicado en el blog como es mejor no poner todos los huevos en la misma cesta, y diversificar las estrategias de inversión. Los fondos son herramientas ideales para esta diversificación, porque hay fondos sobre casi cualquier tipo de producto. Y, además la composición de cada fondo suele respetar un principio de diversificación, con inversiones en elementos diferentes. Hay fondos más o menos arriesgados también.
  • Fiscalidad ventajosa. Al invertir en un fondo, no se paga impuesto sobre la renta hasta que no se haya hecho un reembolso de la inversión. Incluso cuando se traspasa el dinero de un fondo a otro, no se pagan impuestos. Y cuando finalmente se recupera el dinero invertido, se cotiza por las plusvalías, pero también se puede reducir la base imponible en caso de pérdidas. En cambio, si tienes tu propia cartera de acciones, sabes que cada vez que cobras un dividendo, tienes una retención de IRPF.
  • Gestores profesionales. No importa el importe invertido, con los fondos de inversión se puede acceder a gestores cualificados para recibir información y consejos. Hay muchos productos en el mercado, y puedes contactar con tu entidad financiera de confianza para ver los fondos que mejor se adaptan a tu situación.

fondos de inversionElementos a tomar en cuenta antes de invertir

  • Valorar el riesgo. Por norma general los fondos no garantizan la inversión. La excepción son unos productos especiales, cuyo nombre es auto explicativo: los fondos de inversión garantizados. Por lo tanto, cuando contratas un fondo, puede pasar que pierdas dinero. En gran medida eso dependerá de la composición del fondo, y del momento en que retires tu dinero. Si se compone de productos financieros muy volátiles, entonces el riesgo será más alto que si se basa sobre estrategias más conservadoras. Antes de invertir, es fundamental tener claro cuáles son los riesgos asociados, informándote.
  • Seguir la evolución. Igual que cuando se invierte en acciones u otros productos cuya cotización puede variar significativamente, en el caso de los fondos de inversión es recomendable hacer un seguimiento regular del producto, de tal forma que se puedan tomar decisiones informadas. Ten en cuenta que normalmente hay unos plazos entre tus órdenes y la ejecución de esas, que pueden ser de varios días. Así que tendrás que anticiparte.
  • Hacer el reembolso en el momento adecuado. Como comentamos antes, los fondos de inversión tributan por la plusvalía cuando se reembolsan. Por eso es importante elegir correctamente el momento del reembolso, en función de la situación fiscal y del resto de ingresos, para optimizar el pago de impuestos. Y también hay que tener cuidado en actuar de forma serena. Por ejemplo, en marzo de 2020, las bolsas cayeron fuerte por la pandemia, pero luego se recuperaron en las semanas siguientes. Quien hubiera vendido en el peor momento probablemente hubiese perdido mucho dinero.

Mira las comisiones antes de invertir en fondos

Otro elemento muy importante es que mires cuál es la comisión anual que te cobra la gestora del fondo. Porque ese porcentaje, que a primera vista puede parecer pequeño, varía mucho según la entidad. Y como es un importe que se cobra cada año, puede ir mermando la rentabilidad de tu inversión de forma significativa si no presta atención.

De hecho, en los últimos años han aparecido alternativas a los fondos tradicionales, los servicios de robo advisor, que generalmente tienen comisiones mucho más bajas.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)