Todo sobre el cuadro de amortización de un préstamo

cuadro de amortizacion préstamoCuando contratas un crédito o préstamo quien te lo facilita tiene la obligación de poner a tu disposición un cuadro de amortización. Es una herramienta que permite ver como se van pagando la deuda y los intereses de la misma a lo largo del tiempo. Me basaré en un ejemplo con el sistema de amortización francés, que es el más extendido en la concesión de créditos e hipotecas. Acompáñame que te lo voy a explicar todo muy sencillo.

¿Qué es un cuadro de amortización?

Se trata de un documento descriptivo que muestra la evolución del pago de un crédito a lo largo del tiempo. Un cuadro de amortización suele indicar los elementos siguientes.

Datos generales del crédito

  • Importe de préstamo otorgado. La cantidad que la entidad financiera te va a prestar.
  • Tipo de interés nominal del crédito (TIN) y la tasa anual equivalente (TAE). Esa última representa el coste del préstamo.
  • El plazo del crédito. El dato habitualmente se indica en meses.
  • El total de intereses pagados durante la duración del préstamo.
  • Datos sobre la entidad y sobre el beneficiario del crédito.

Contenido del cuadro de amortización

El cuadro contiene un número de línea igual al número de mensualidades del crédito. Cada línea tiene varias columnas con diferentes datos:

  • El número de la mensualidad.
  • El importe de intereses pagados durante esa mensualidad. Es el coste del crédito durante el mes.
  • El importe de capital amortizado durante esa mensualidad. Es la cantidad de la deuda que se ha devuelto a la entidad financiera durante el mes.
  • La cuota, es decir el total pagado durante el mes. Es la suma de intereses y capital amortizado.
  • El total amortizado desde el inicio del préstamo.
  • El capital pendiente de pagar. Es la diferencia entre el importe de crédito otorgado y el total amortizado desde el inicio.

¿Para qué sirve este cuadro?

El cuadro de amortización sirve para que la persona que ha pedido un crédito pueda visualizar más en detalle el compromiso adquirido. Le permite conocer el impacto financiero del pago de los intereses y de la devolución del capital sobre sus finanzas personales. También permite saber el coste del crédito y qué cantidad quedará por pagar en un momento dado.

Debido a que habitualmente se usa el sistema de amortización francés, saber lo que queda por pagar de un crédito no es algo tan obvio, y disponer del cuadro es una buena herramienta para disponer de una información precisa y fiable.

¿Qué pasa en el caso de una hipoteca a tipo variable?

En España, la mayoría de las hipotecas se basan en el Euribor a un año. En consecuencia, el tipo de interés utilizado para calcular la amortización del préstamo hipotecario se actualiza cada año, al aniversario de la celebración del contrato hipotecario. La variación del tipo de interés puede cambiar notablemente el cuadro de amortización, por lo que, si no te lo proporciona tu banco, deberías pedírselo. Así seguirás teniendo toda la información sobre tu crédito.

Un ejemplo de cuadro de amortización

He sacado un ejemplo de un préstamo para la compra de un coche, a 3 años. El motivo de haber optado por un crédito a un plazo corto es para poder insertar el cuadro de amortización en su integralidad en una sola imagen. He optado por el sistema de amortización francés.

  • Importe concedido: 20.000€
  • Plazo: 36 meses
  • TIN: 8%
  • TAE:8,3%
  • Intereses totales: 2.562,18€

ejemplo sistema amortización francés

¿Qué es el sistema de amortización francés?

¿Cuota decreciente o cuota fija?

Cuando optas por un crédito, tienes muchas opciones para devolver el principal. Primero puedes elegir si vas devolviendo la deuda poco a poco, o si la pagas de golpe al final del préstamo. Luego, dentro de la posibilidad de ir devolviendo el capital poco a poco, tienes dos opciones:

  1. Devolver cada mes la misma cantidad de capital.
  2. Pagar cada mes la misma cuota.

La primera opción tiene un inconveniente: tienes que pagar mucho más al principio, mientras al final pagas muy poquito. En efecto, al importe de amortización fijo que pagas cada mes, le vas sumando los intereses. Esos son muy grandes al principio y pequeños al final, por lo que la cuota total vas de más a menos con el tiempo.

La segunda opción, conocida como el sistema de amortización francés, aplica una amortización progresiva del préstamo. De esa forma, a medida que los intereses pagados bajan, sube la parte de amortización, y la cuota se mantiene fija durante toda la duración del crédito.

La inmensa mayoría de las personas opta por el sistema francés, porque permite tener una cuota estable y es más asumible para las finanzas personales. Sin embargo, una proporción significativa de los préstamos se hace con el sistema alemán, es decir con una amortización fija del capital.

Si te interesa conocer las diferentes opciones, te invito a leer este artículo de la Wikipedia, porque me he dejado el sistema americano, por ejemplo.

Comparativa entre el sistema de amortización francés y el alemán

  • Hipoteca a 20 años
  • Importe: 100.000€
  • Tipo de interés nominal: 3%
  • Intereses sistema francés: 33.103€
  • Intereses sistema alemán: 30.125€
  • Cuota sistema francés: 554,60€
  • Primera cuota sistema alemán: 666,67€
  • Última cuota sistema alemán: 417,71€

Como puedes apreciar, el sistema francés permite pagar una cuota estable, netamente menor que las primeras cuotas del cálculo de amortización alemán. En la segunda parte del préstamo la situación se invierte, y las cuotas de la opción alemana se hacen cada vez más livianas.

También es importante apuntar que, pese a que en el conjunto se pague más intereses en el sistema de amortización francés, la tasa anual equivalente (TAE) de ambas opciones es la misma. En uno pagas más intereses, pero tienes más dinero disponible al principio, porque las cuotas son más bajas, y eso es un menor coste financiero.

 

Y eso es todo lo que te quería contar sobre este tema. Sin duda encontrarás numerosas herramientas para simular el cálculo de tu crédito si buscas por Internet. Pero, si quieres analizar el cuadro de amortización, acuérdate de este artículo.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

  • No se encontró ningún artículo relacionado

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)