¿Donde invertir en 2016?

inversiones 2016Un nuevo año empieza, y unas de las preguntas más habituales para los ahorradores es intentar valorar donde merece la pena invertir este año. Voy a dar algunas opiniones, que en ningún caso son recomendaciones, porque creo que cada persona tiene que informarse con varias fuentes antes de decidir dónde invertir, asumiendo su responsabilidad. Y voy a centrarme en tres opciones: depósitos, bienes inmobiliarios y bolsa de valores.

El mercado inmobiliario

En este blog he hablado mucho de la burbuja inmobiliaria, y de que los precios tardarían años en volver a precios más acordes al nivel de vida de las familias españolas. ¿Cuál es la situación ahora? He mirado dos fuentes.

  • Según el índice Fotocasa, El precio medio de una vivienda en España fue en diciembre de 2015 de 1.619€/m2, a comparar con el valor más alto registrado, los 2.952€/m2 de abril de 2007, es decir una bajada del 45%. Según la misma fuente, el precio medio en diciembre de 2014 era de 1.632€, por lo que en el último año la bajada no ha llegado al 1%.
  • Según Tinsa, los precios han subido un 1% en España en el último año, pero en los comentarios del estudio advierten que en realidad lo que se está produciendo es una estabilización de los precios más que una recuperación.

Esas dos fuentes parecen indicar que los precios han tocado fondo o están cerca de hacerlo. Sin embargo, hay que tener prudencia todavía por dos motivos:

  • Si comparamos los precios de la vivienda con el nivel de vida (ingresos de las familias), el ratio es todavía un poco alto, lo que podría implicar un potencial de bajada de precios adicional.
  • Los desequilibrios estructurales de la economía española (paro, deuda) no se van a resorber rápido, por lo que incluso en el supuesto de que los precios hayan tocado fondo, el precio probablemente se estanque durante varios años más, antes de retomar la senda de un crecimiento parecido al de la inflación.

¿Es momento para comprar?

Y ahora, la pregunta: ¿Merece la pena comprar bienes inmobiliarios en 2016? Como siempre, la respuesta es: depende.

En caso de disponer de suficientes ahorros para invertir parte de ellos en una vivienda sin endeudarse, puede ser rentable comprar una vivienda para alquilarla, siempre que se haya mirado muy bien antes a cuanto se puede alquilar, cuáles serán los gastos, etc.

Si el ahorrador estaba viviendo de alquiler, puede ser interesante comprar la vivienda para ahorrarse el alquiler.

Lo que me hace pensar que puede ser buena idea comprar es la combinación de situación entre un mercado que está cerca de valores mínimos (por lo tanto el riesgo de pérdida de valor del bien es netamente inferior al que era unos años atrás), y unos tipos de interés que van a seguir siendo bastante bajos en los próximos meses y quizás años, lo que no incentiva tener el dinero en productos de renta fija.

En cualquier caso hay que ser consciente de que los precios pueden bajar un poco más, y que tardarán mucho en volver a subir, y que hay algunos gastos (impuestos, notaria, agencia) que pueden suponer un importe muy significativo, por lo que hay que tomarse esa inversión a largo plazo, y con mucho cuidado a la hora de valorar el interés de comprar un bien y su potencial para ser alquilado.

Lo de comprar una vivienda para reformarla y venderla más cara también es posible en algunos casos, pero exige conocer extremadamente bien el mercado y estar muy atento a las buenas oportunidades, usualmente teniendo contactos en el sector.

donde invertir en 2016

Invertir en depósitos

La renta fija no es muy atractiva desde el punto de vista de la rentabilidad, especialmente en los últimos tiempos, ya que el Banco Central Europeo tiene unos tipos de referencia en mínimos históricos. Si la economía de la Zona Euro mejora, esos tipos pueden volver a subir, pero eso no va a ocurrir ni muy pronto ni probablemente bruscamente, por lo que todo parece indicar que vamos a vivir unos años más con tipos muy bajos.

Sin embargo, la rentabilidad no es lo único interesante en una inversión. La seguridad relativa que ofrece un producto u otro también cuenta. En el caso de los depósitos, siguen siendo una forma de tener el dinero disponible de forma bastante flexible, y sin arriesgarse mucho, ya que solo existe el riesgo de contrapartida (que quiebre la entidad bancaria), y en muchos casos los bancos están respaldados por los Estados.

Invertir en bolsa en 2016

Hablar de invertir en bolsa, al igual que hablar de invertir en el mercado inmobiliario, es hacer referencia a la evolución general de un sector, y eso en gran parte es impropio. Porque la bolsa es una suma de empresas muy diferentes, y aunque haga algunos comentarios generales, habrá muchos casos particulares que les podrán contradecir. Por lo que para invertir en bolsa, siempre es importante hacer un análisis caso a caso del valor.

Si miramos el IBEX35, que representa las principales empresas españolas cotizadas, vemos cómo ha ido variando significativamente desde el inicio de la crisis: bajando bruscamente entre octubre de 2007 (casi 16.000 puntos) y febrero de 2009 (7.600 puntos), luego recuperándose unos meses para llegar a los 12.000 puntos en diciembre 2009, y bajar nuevamente hasta los 6.000 puntos en mayo de 2012. Desde entonces subió hasta los 11.500 puntos en marzo, y últimamente está bajando (entorno a los 9.000 puntos a la fecha de este artículo).

¿Qué se puede esperar del 2016 entonces? ¿Es buen momento para comprar? La respuesta a esa pregunta depende en gran parte de la consolidación de la recuperación económica española y de las situaciones de las otras grandes bolsas mundiales. Por ejemplo, el Dow Jones americano llegó en mayo 2015 en su máximo histórico, y aunque ha bajado bastante, sigue en valores superiores al periodo previo a la crisis financiera. Eso podría significar que está sobrevalorado, y si se produce una corrección es probable que afectase a los valores españoles. Por otra parte, si la recuperación económica se estanca, y dado que las cotizaciones suelen ser una anticipación del potencial de rentabilidad de las empresas, la bolsa podría verse afectada.

Con todo, tener el IBEX entorno a los 9.000 puntos representa un riesgo bastante menor que cuando estaba casi en los 16.000, y por lo tanto, es probable que haya más de un valor interesante para comprar, siempre en la óptica de una inversión a largo plazo.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)