¿Endeudarse o vender activos? ¿Cuál es la mejor opción?

endeudarse o vender activosCuando te encuentras en una situación de apuro económico, es frecuente que te enfrentes con un dilema. Puedes vender algunos de tus activos o recurrir a algún tipo de crédito, es decir endeudarte. Vender algo que no usas es sencillo. Pero, normalmente, en una situación apremiante te tienes que plantear separarte de objetos que quizás tengan más valor sentimental, además del valor económico. ¿Qué hacer entonces?

En una situación de apuros, el crédito no es una solución

Si hay un momento en el cual no hay que plantearse solicitar un crédito es cuando tienes problemas financieros. La única excepción es cuando tienes la seguridad absoluta de que te va a entrar dinero más adelante. En esa situación, el crédito solamente servirá para cubrir un lapso de tiempo bien determinado.

Sin embargo, la mayoría de las veces, no existe esta certidumbre, por lo que pedir un crédito es solamente aumentar el problema. Si hoy te hace falta una cantidad, mañana posiblemente no podrás devolverla, y además tendrás que pagar intereses.

Lo menciono, porque endeudarte cuando tienes problemas te puede llevar a un círculo vicioso, cuya única salida sea acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad, es decir declararte en quiebra. Y no es una solución muy óptima.

Vender activos en lugar de endeudarte para salir del paso

Una opción para enfrentarse con una necesidad de fondos es vender algún activo que tenga valor. Todos conocemos el ejemplo de las tiendas de “Compro Oro”. Sin embargo tienes muchas más alternativas. En lugar de oro puedes poner a la venta otras cosas valiosas, y por ejemplo vender diamantes en wpdiamonds.

Hay que reconocer que es una decisión que puede ser más o menos difícil de tomar. Todo depende de tu relación emocional con las cosas que pongas a la venta. Pero, vender activos tiene una gran ventaja sobre endeudarte, y es que solucionas tu problema financiero en lugar de aplazarlo.

Cuidado con lo que vayas a vender

Evidentemente, siempre hay que tomar las decisiones con cabeza. No es lo mismo vender un activo valioso por si mismo, que vender una cosa que genera ingresos o ayuda a generarlos.

Por ejemplo, vender el coche puede ser una excelente idea si tienes alternativas de transporte público. Pero si es una herramienta imprescindible para que puedas ir a trabajar, sería contraproducente venderlo.

Pongo otra situación. Si tienes una plaza de garaje, puedes pensar en venderla para conseguir el dinero que te hace falta. Pero también podrías ponerla en alquiler, y generar unos ingresos interesantes cada mes. Tienes que mirar muy bien las ventajas y los inconvenientes. Eso es especialmente cierto si te planteas vender activos que pueden generar unos buenos ingresos.

En cambio, las joyas y otras muchas cosas no suelen tener mucha utilidad, así que venderlas no debería suponer un inconveniente.

Vender activos o endeudarte solo son soluciones puntuales

Lo que realmente importa que es mejores la situación de tus finanzas personales.

Piénsalo. Tanto si pides un crédito como si vendes activos, lo importante es atajar el problema de fondo. No hace falta ser un genio de las finanzas para saber que los préstamos hay que pagarlos, y que no vas disponer de un recurso ilimitado de activos para vender.

Si tu situación económica se está complicando, es muy importante que tomes medidas para reducir gastos y aumentar tus ingresos lo antes posible. En este blog tienes muchos consejos para conseguirlo.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)