El gasto de las familias españolas bajó un 15% desde 2008

gasto de las familias 2013Hace unas semanas, el Instituto Nacional de Estadísticas público su informe anual sobre presupuesto familiares, que presenta en 2013 una reducción del gasto del 3,7% respecto al 2012 y una bajada del 15% desde el inicio de la crisis en 2008. Esta caída viene paralela a la bajada de ingresos, que se han reducido un 11% entre 2008 y 2012 (último dato publicado).

Pérdida de poder adquisitivo

Se podía intuir que la crisis sería un elemento notable en la reducción del gasto familiar (recordemos que demasiadas familias gastaban más de lo necesario y recurrían a la deuda de forma abusiva), y así ha sido, pero lo malo es que no ha sido una decisión, sino una obligación. Los hogares gastan menos porque ingresan menos, y por lo tanto es posible que cuando vuelvan a crecer los ingresos, el gasto lo haga en la misma proporción, sin que se haya sacado una lección.

2013 2008 Var Peso 2013
Total 27.098 31.711 -15% 100%
Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles 8.964 8.645 4% 33%
Alimentos y bebidas no alcohólicas 4.098 4.577 -10% 15%
Transportes 3.121 4.343 -28% 12%
Hoteles, cafés y restaurantes 2.251 3.076 -27% 8%
Otros bienes y servicios 2.044 2.417 -15% 8%
Ocio, espectáculos y cultura 1.537 2.181 -30% 6%
Artículos de vestir y calzado 1.348 1.943 -31% 5%
Mobiliario, equipamiento del hogar, etc… 1.147 1.644 -30% 4%
Salud 870 1.009 -14% 3%
Comunicaciones 823 968 -15% 3%
Bebidas alcohólicas, tabaco y narcóticos 534 613 -13% 2%
Enseñanza 361 295 22% 1%

Cambio de prioridades

  • El alojamiento sigue siendo el gasto prioritario por excelencia. Es la mayor partida de gasto (una tercera parte) y ha crecido un 4% durante la crisis. Los alquileres han bajado, pero la modalidad más frecuente en España es la compra de casa con una hipoteca, por lo que muchos hogares no han podido reducir su gasto en esta partida.
  • La alimentación, también un gasto básico, se ha reducido un 10% en esos años, probablemente con técnicas para ahorrar en la compra y un mayor porcentaje de marcas blancas.
  • La partida de transportes, la tercera más importante en el presupuesto familiar, se ha visto considerablemente reducida(-28%). En España se venden menos coches, los precios del combustible han subido mucho, y la tasa de desempleo es muy alta, por lo que cada vez hay menos desplazamientos en coche.
  • La oferta de ocio en general (hostelería y entretenimiento) ha sufrido también una bajada muy grande (del orden del 30%). Entre la crisis y la subida del IVA (cambios de categoría incluida para establecimientos como los cines), las familias han optado por gastar mucho menos en estas partidas que no son imprescindibles.
  • El sector de la ropa y calzado es también uno de los grandes perjudicados. En el blog hemos contado hace tiempo como se le podía dar una segunda vida a la ropa, y parece que muchas familias han optados también por algunas de esas técnicas.
  • Sin sorpresa, la partida dedicada a amueblar la casa también ha sufrido una gran bajada. Si el mercado inmobiliario se hunde, lógicamente hay menos casas nuevas para amueblar, y antes de renovar el salón o el dormitorio, las familias prefieren dedicar sus recursos a partidas más importantes.
  • El resto de partidas ha bajado más o menos de forma similar a la media. Pero hay dos casos que quiero destacar. Uno es el tema del alcohol y el tabaco, que ha bajado menos que la media, cuando en principio se podría pensar que es un gasto bastante prescindible. Respecto a este tema hay que apuntar que la mayor parte de la bajada se ha producido en 2013. Y finalmente, la partida de educación ha subido de forma significativa, probablemente por las subidas de tasas decididas por el Gobierno hace un tiempo.
Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)