Septiembre: vuelta a la rutina, vuelta al ahorro

septiembre vuelta rutinaLos niños vuelven al cole, tú ya estás en el trabajo, y parece que todo vuelve a la rutina. En muchos sentidos, septiembre es más el inicio de otro año que el uno de enero. Para sacar algo en positivo, voy a recopilar unos cuantos consejos de ahorro que te permitirán cambiar tus hábitos y reducir tus facturas.

Haz pequeños cambios en casa

  • ¿Has comprado ya esos filtros para grifos y ducha que ya te recomendé varias veces? Si no recuerdo mal, el que se coloca entre la manguera de la ducha y el telefonillo cuesta menos de un euro, y los que se colocan en los grifos dos o tres euros cada uno. Con eso gastarás la mitad de agua, y te preocuparás un poco menos por la factura cuando algún miembro de tu familia se quede demasiado tiempo en la ducha.
  • Aísla mejor la casa. No te digo que cambies las ventanas (aunque a muy largo plazo es buena inversión si tus ventanas actuales no son muy eficientes), pero hay pequeñas cosas que puedes hacer, como colocar cinta selladora en puertas y ventanas para tapas esas corrientes de aire que te hacen desperdiciar aire acondicionado en verano y calefacción en invierno.

Repasa tus abonos y suscripciones

¿De verdad vas a ir más a menudo al gimnasio este año? ¿No te iría mejor probando uno de esos conceptos low cost que han surgido en los últimos años? ¿Y aquella suscripción a tal revista? ¿Todavía la necesitas? No digo que recortes todo, solo que te plantees si todavía te hace falta, porque a veces seguimos por inercia.

Hecha un ojo a tus seguros

A esas alturas, sabrás que existen comparadores de seguros para poder cambiarte de compañía y ahorrar manteniendo las mismas características de póliza. Aunque el vencimiento de tu contrato puede caer durante todo el año, septiembre es buen momento para apuntarte cuando cae y preparar el terreno.

Y si voy más allá, igual te puedes plantear si de verdad necesitas un coche. ¿Te has dado cuenta como cada vez hay más gente usando una moto o un scooter? Es que además de ser bastante más práctico (evitas atascos y te aparcas prácticamente donde quieras), es también más barato, desde la compra del vehículo pasando por el mantenimiento y por supuesto por el seguro. Echa un vistazo a lo que cuesta un seguro de ciclomotor en una aseguradora como la Mutua y compara con lo que pagas por tu coche… verás la diferencia.

Cambia tu forma de comprar

Septiembre es un mes de mucho gasto, tanto por culpa de la vuelta al cole como porque al iniciar un nuevo año de trabajo solemos queremos amenizar la vuelta con algún cambio (compra de ropa o de algún aparato nuevo). Por eso me parece el momento ideal para recordarte que vuelvas a leer mis consejos para ahorrar en la compra y que apliques la norma de los 30 días para cualquier compra importante. Ya verás cómo esas sencillas recomendaciones pueden tener un gran impacto.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)