Guía rápida para viajar al mejor precio

guia viajar baratoEn este blog hemos detallado muchas veces algunos trucos para viajar o alojarse a buen precio, pero me ha parecido interesante recopilar mucha de esa información en una pequeña guía rápida que puedes repasar cada vez que te plantees viajar y quieras ahorrar. Vamos a ver temas como la elección del modo de transporte, el alojamiento, y algunos trucos para ahorrar durante tu viaje.

Las ventajas de la flexibilidad

Cuando viajas, si quieres ahorrar, lo ideal es que muestres cierto grado de flexibilidad.

  • Por ejemplo, es mucho más barato viajar fuera de las temporadas altas (vacaciones de verano, navidades y puentes diversos).
  • También es mejor viajar entre semana y evitar los trayectos de fin de semana(un vuelo de jueves a lunes suele salir mucho más barato que un vuelo de viernes a domingo).
  • La flexibilidad ideal es escoger el destino en función del precio, y no al revés. Entiendo que no siempre es posible, pero mantener una mentalidad abierta al respecto te puede permitir ahorrar mucho y descubrir lugares que no tenías imaginado visitar.

En resumen, si viajas de jueves a lunes a Berlín en junio porque habías visto una oferta inmejorable pagarás mucho menos por tu billete de avión que si vas de viernes a domingo a París en el puente de la Constitución.

Anticiparse, cuando más temprano mejor

Cuando compras un billete de avión, o unas noches de hotel, es mucho más probable que consigas un precio atractivo si te anticipas. Por lo general, puedes llegar a comprarlos con casi un año de antelación. Ya sabes que las compañías venden los mismos asientos a precios muy diferentes, y que una persona pueda haber pagado hasta 5 veces el precio que pagó su vecina de al lado.

Usar los comparadores para encontrar la mejor tarifa

Si eres un lector habitual del blog, sabrás que me gusta repetir que comparar es una de las formas más eficaces de ahorrar. Los comparadores de Internet llevan tiempo en el mercado, y te ayudan a buscar el vuelo o el hotel al mejor precio.

  • Para los vuelos, es mucho mejor usar estos comparadores, porque aunque cobren una comisión, seguro que es menor que lo que te cobraría una agencia de viaje tradicional. Además te simplifican la vida, mostrándote compañías y/o conexiones que no podrías haber imaginado, y ahorrandote mucho tiempo de búsqueda. Hace tiempo hice un estudio comparando las principales webs del sector, y aunque ya pasaron unos años, puede que te interese leerlo.
  • A veces, por varios motivos no se decide tan fácilmente el medio de transporte a elegir y cuál es el más adecuado para ese trayecto, por eso recomiendo optar por usar comparadores como GoEuro, el cual te busca opciones de tren y autobuses además de las de avión.  Para distancias medianas, el autobús o el tren pueden llegar a ser bastante más económicos que el avión, sin contar que son alternativas más cómodas, y que suelen ir del centro de una ciudad al centro de la otra.
  • Otra opción barata para viajar en distancias medianas es optar por compartir coche, con plataformas como Blablacar o Amovens.
  • Para los hoteles, o más bien para el alojamiento en general, tienes varias opciones. Primero puedes ir a comparadores como Trivago (que tiene la ventaja de comparar los resultados de otros comparadores y sacar el mejor precio resultante) o Booking (que tiene un sistema de valoración interesante para elegir el mejor sitio), dentro de muchos otros. También tienes la opción de escoger un apartamento turístico a través de Wimdu, o alquilar algo a un particular usando Airbnb. Lo más barato, sin duda, si te gusta conocer a nuevas personas, es una experiencia con Couchsurfing (el alojamiento es totalmente gratuito).

hotel

Otros trucos para viajar barato

  • En muchos aeropuertos, existe una alternativa más barata para desplazarte hacia la ciudad. Para recaudar el dinero de los turistas estas alternativas no se suelen publicitar, pero existen. Suele ser una línea de autobús con una parada un poco escondida, es algo que te comenté en un artículo anterior. Basta con que investigues un poco antes de viajar para descubrirla, y ahorrarte mucho dinero.
  • En muchas ciudades hay ahora unas visitas guiadas gratuitas. Bueno, en realidad lo normal es que le des una propina al guía si te ha gustado su trabajo, y como sus ingresos dependen de la buena voluntad de los clientes, normalmente el guía es bastante bueno. Pero aunque des algo, es una forma muy barata de conocer la ciudad, mejor que comprarte una guía muy cara.
  • Puedes ahorrar bastante en comida. Es normal que aproveches las vacaciones para darte unos caprichos como comer en un buen restaurante y descubrir la gastronomía local. Pero si tu estancia se alarga el presupuesto en alimentación se puede disparar. Puedes perfectamente optar por ir a comprar comida en supermercados. Además, cuando vayas a viajar, es mejor que prepares tu propio bocadillo, porque en el avión, el aeropuerto, el tren o la estación te van a cobrar mucho dinero.
  • El último truco no está basado en una certeza científica, es solamente algo que me ha parecido experimentar cuando reservaba vuelos. Tengo la impresión que a las 12 de la noche se liberan reservas dentro de los sistemas informáticos, y que por lo tanto, hacer una búsqueda a las 12 y algo puede ser más provechosa que durante el día. Si algún lector entendido me lo puede confirmar, se lo agradecería.
Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)