Opciones para Invertir en Suiza

invertir en suizaLa Confederación Helvética, más conocida como Suiza, es un país muy peculiar, conocido por su estabilidad económica, su neutralidad política, su naturaleza y sus grandes empresas. Si quieres diversificar tus activos, o si lo que buscas es emprender o expandir tu empresa, quizás te estés planteando invertir en Suiza. Vamos a analizar algunas de tus mejores opciones, tanto en el mercado financiero como desde el punto de vista empresarial.

Algunos motivos para invertir en Suiza

Es un país con una situación económica excelente

Pese a ser un país pequeño y poco poblado (8,5 millones de habitantes), Suiza es la economía número 20 en el mundo en términos de PIB. Es el país donde los sueldos son los más altos en el mundo, el cuarto PIB per cápita del planeta, y tiene un bajo índice de corrupción.

Se trata de un país con una deuda muy inferior a la que tienen sus vecinos europeos, tan solo ligeramente superior al 42% del PIB.

Cuenta con empresas multinacionales muy importantes, grandes bancos y una inversión considerable en investigación y desarrollo.

Tradición de estabilidad democrática y neutralidad política

Suiza es muy conocida por su neutralidad política, que la mantuvo al margen de las dos guerras mundiales. Es además un país con una democracia directa, donde las leyes se votan en referéndum por parte de los ciudadanos.

La situación política y social es muy estable, un factor muy favorable para los negocios.

Invertir en Suiza por su posición estratégica y sus alianzas

Aunque la Confederación Helvética no pertenece a la Unión Europea, tiene firmada con ella muchos tratados de libre circulación de bienes y personas. En concreto, Suiza pertenece al espacio Schengen, a diferencia de algunos países miembros de la UE, como Reino Unido (antes del Brexit) o Croacia.

Y es que Suiza ocupa una posición central en Europa. De hecho, está totalmente rodeada por países de la Unión Europea (Alemania, Francia, Italia y Austria). Esa posición es una ventaja estratégica, ya que sitúa el país en el mismo corazón de la economía del continente.

Además, el país tiene firmado numerosos acuerdos bilaterales de libre comercio con las principales potencias económicas del mundo.

#1 Invertir en Suiza mediante la bolsa de valores

Grandes empresas multinacionales

Suiza cuenta con varias empresas multinacionales líderes en sus campos. Como puedes ver son empresas muy conocidas.

  • La mayor empresa de recursos humanos es Suiza. Se llama Adecco, y seguramente ya habías escuchado hablar de ella porque tiene una fuerte presencia en España. En 2018 facturó cerca de 24.000 millones de euros.
  • Pero quizás la que cualquier persona podría citar inmediatamente si se le preguntará mencionar una empresa suiza es el gigante agroalimentario Nestlé. Es la mayor empresa alimentaria del mundo desde 2014, y facturó en 2018 unos 86.000 millones de euros.
  • Por supuesto, el sector bancario tiene también gigantes como Crédit Suisse (21.000 millones de euros de facturación en 2018) y UBS (28.000). Para tener una idea de lo que representan esos importes, se puede decir que son cantidades similares a las del BBVA.
  • Finalmente, es de sobra conocido que Suiza tiene grandes empresas en el sector farmacéutico. Como ejemplo, podemos citar Novartis y Roche, que facturaron en 2018 48.000 millones y 54.000 millones de euros respectivamente.

Comprar acciones en bolsa

Si quieres hacer una inversión en Suiza, una opción interesante es que lo hagas a través de sus empresas. En este punto, quiero recordar que haber listado esos ejemplos no significa que te recomiende comprar acciones de esas empresas en concreto. Solo las cité porque son muy conocidas y muy grandes.

Si te interesa invertir, tienes que hacer un estudio previo de cada valor. Mira la situación financiera de la empresa que te interesa. Analiza sus perspectivas de crecimiento a corto, medio y largo plazo. Toma una decisión informada. Al fin y al cabo, tus inversiones son tus decisiones y tu responsabilidad.

No olvides tomar en cuenta el riesgo de cambio (las variaciones del franco suizo respecto al euro) y la política de retención fiscal en origen.

banco central suizo#2 Montar una empresa en Suiza

¿Cómo montar una empresa en Suiza?

Si tienes una empresa y quieres que se expanda, te puede interesar abrir una entidad en Suiza. Lo puedes hacer de muchas maneras, desde una simple oficina comercial, pasando por una sucursal o la creación de una sociedad limitada (entre otras muchas formas jurídicas).

Desde My Swiss Company, una empresa de representación fiscal y de ayuda a la constitución y administración de empresa en el país, nos avisan de un punto muy importante. Dentro de los pasos obligatorios para crear una empresa en Suiza existe el requisito de tener un representante fiscal que resida en el país. Por lo tanto, cuando contemples la creación de sociedades en Suiza, tienes que tener muy claro que alguien de la empresa tiene que residir allí, o hay que contratar a una empresa de representación.

Sobre los pasos a dar, no me voy a extender mucho, pero que sepas que tienes opciones parecidas al estatuto de autónomo (en Suiza: empresa unipersonal) a la comunidad de bienes (en Suiza: sociedad colectiva) o la sociedad limitada (en Suiza: GmbH). La constitución de una sociedad requiere unas semanas y un capital mínimo de 20.000 francos suizos.

Un contexto muy favorable a las empresas

¿Por qué crear una empresa allí? Simplemente porque el país reúne muchas de las condiciones favorables a los negocios. Además de la estabilidad ya mencionada antes, el país cuenta con una fiscalidad baja. El mercado laboral es a la vez flexible y favorable a los empleados. Recordemos que Suiza es el país donde el sueldo medio es el más alto del mundo.

La mano de obra es altamente cualificada, gracias a un sistema educativo de muy buena calidad y al hecho de que el país atrae talento de muchos países.

Y, como mencionábamos antes, el país se sitúa estratégicamente en el centro de Europa, un aspecto muy práctico para las empresas que operan en los grandes mercados cercanos (Alemania, Francia e Italia, sobre todo).

#3 Deuda soberana y divisa

¿Invertir en deuda soberana suiza?

Una de las formas más segura habitualmente de invertir en una economía consolidada como la suiza es comprar deuda pública. Como ya explicamos al principio del artículo, Suiza es un país poco endeudado, con una economía estable, lo que convierte, en teoría, la compra de deuda soberana en un riesgo bajo.

El problema es que como muchos inversores piensan que los bonos suizos son muy seguros, la rentabilidad es negativa. Tanto los bonos a 10 años como los de 30 años de duración tienen un interés negativo en este momento (desde mitad de año 2019 en el caso del bono a 30 años).

Falta por ver si la situación se mantiene, pero, para un inversor que busca rentabilidad, de momento el bono suizo no es una opción interesante.

¿Comprar francos suizos?

Otra opción para invertir en la economía suiza es mediante su divisa, el franco. Si lo comparamos con el euro, hemos pasado de una situación en 2009 con un euro que valía más de 1,5 francos a tener casi una paridad últimamente (1,06 cuando escribo este artículo).

Sin embargo, cualquier inversor informado sabe que las rentabilidades pasadas no garantizan las futuras. Y el mercado de divisas tiene muchos riesgos y grandes variaciones, así que hay que operar con mucho cuidado. Aun así, comprar francos suizos puede ser una opción para quienes quieran apostar por la economía helvética y asumir esos riesgos (bajo su propia responsabilidad).

 

Como puedes apreciar, tienes muchas opciones para invertir en Suiza. No he mencionado otras, como el mercado inmobiliario, pero también es algo que puedes estudiar caso por caso.

¿Me he olvidado alguna opción? Puedes compartir tus ideas en la sección de comentarios.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

  • No se encontró ningún artículo relacionado

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)