Los beneficios de ahorrar son muchos más que los económicos

beneficios de ahorrarCuando hablamos de las ventajas del ahorro, sin duda la principal cosa que nos viene a la mente es poder constituir un patrimonio. Sin embargo, los beneficios de ahorrar van mucho más allá que hacer crecer el importe de tu cuenta bancaria. Una buena gestión de las finanzas personales aporta beneficios psicológicos, e incluso de salud física. No, no estoy exagerando. Déjame que te lo cuente.

#1 Primero de los beneficios de ahorrar: aumentar el patrimonio

Ahorrar es muy sencillo. Simplemente tienes que gastar menos de lo que ingresas. O ganar más de lo que gastas, si lo prefieres. Si lo haces, evidentemente tu patrimonio crecerá mes a mes, y podrás utilizar el dinero para invertir, aumentando todavía más tu patrimonio.

Desendeudarte es una de las ventajas de ahorrar

Considero que reducir la deuda es aumentar el patrimonio, porque, si lo piensas, la deuda no es nada más que un patrimonio negativo. De acuerdo, técnicamente se llama un pasivo, por oposición al activo.

Endeudarse puede ser necesario en algunos casos, como cuando montas una empresa o compras una casa. Pero, en muchos casos las personas se endeudan para consumir productos lejos de ser imprescindibles. El resultado es que los intereses van mermando su capacidad adquisitiva.

Si aprendes a ahorrar, puedes liberarte de la mayoría de las deudas y aumentar tu ingreso real, ya que eliminas el gasto representado por los intereses. Es un círculo virtuoso.

Ahorrar te permite invertir

Si de verdad quieres aumentar tu patrimonio, tienes que invertir a largo plazo. Cuanto antes empieces, más rentabilidad sacarás. Incluso con una rentabilidad pequeña, los intereses agregados juegan a tu favor. Sobre largos plazos de tiempo, el patrimonio crece de forma exponencial.

Si lo que quieres es comprar una casa, el ahorro te permite conseguir la entrada para la hipoteca que vayas a necesitar. O incluso pagar a tocateja, si vives en una ciudad con precios económicos.

Dispones de dinero para emergencias

Cuando coges la costumbre de guardar parte del dinero que ingresas, uno de los beneficios de ahorrar es que puedes tener una hucha para emergencias. De hecho, siempre se recomienda tener una parte del patrimonio disponible en algún tipo producto financiero que se pueda desbloquear fácilmente sin perder mucha rentabilidad. Puede ser una cuenta a la vista con intereses, o un depósito a plazo.

¿Hay que reparar el coche? ¿La comunidad tiene una derrama? ¿Un familiar necesita dinero urgente? Ningún problema, para eso está el fondo de emergencia.

Puedes preparar tu jubilación

La situación de las pensiones es una de las grandes incógnitas de nuestros tiempos. Es el principal gasto público, y no para de aumentar, debido a una combinación de factores. Cada vez se vive más años, y los nuevos jubilados cobran pensiones mucho más altas que los antiguos.

Es muy difícil que las generaciones que trabajan hoy y se jubilarán dentro de 20 o 30 años puedan contar con una pensión similar a la de los pensionistas que se jubilan hoy.

Por eso, es más que recomendable ahorrar por el futuro, para disponer de algunos ingresos complementarios cuando llegue la jubilación. Quienes puedan sacarse unos 500, 1.000 o 2.000€ extras tendrán una tercera edad mucho más cómoda que aquellos que no hayan ahorrado nada.

#2 Aprendes a priorizar las cosas

Una de las principales ventajas de ahorrar, en mi opinión, es que es un ejercicio que te obliga a definir prioridades. Todos disponemos de un presupuesto limitado, aunque algunos tienen mucho más margen que otros.

Esa limitación implica que no te puedes comprar todo lo que quieres. Cuando quieres tener una buena gestión de tus finanzas personales, en lugar de gastarte el 100% de tus ingresos, gastas el 80 o el 90%. El resto lo ahorras. Eso implica que tienes que decidir en qué te gastas el dinero hoy, qué dejas para el mes que viene, y qué renuncias a comprar.

Cuando lo piensas, la capacidad de tomar decisiones y priorizar es importante en otros muchos aspectos de la vida. El tiempo es un recurso más valioso y escaso que el dinero. Aprender a gestionar mejor tu presupuesto te puede dar una mentalidad que te ayude también a organizar mejor tu tiempo. Después de todo, en ambos casos estableces prioridades.

ordenador playa#3 Otro de los beneficios de ahorrar: te liberas de la obligación de trabajar

Puedes elegir tu camino

No digo que si ahorras vas a dejar de trabajar. Por lo menos no a corto plazo. A largo plazo, sí que es posible vivir de las rentas, especialmente si tienes un nivel de vida sencillo. Pero la idea que quería comentarte es ligeramente diferente.

Si ahorras y tienes algunas reservas financieras, ya no dependes tanto de tu trabajo. Es decir, que puedes tomar la decisión de dimitir, o de tomar una excedencia, sin temer a no poder llegar a fin de mes.

Eso es muy importante, porque te da la posibilidad de tomar el control de tu vida. En lugar de sentirte obligado de ir a trabajar en un sitio que no te gusta, puedes elegir tu forma de ganarte el pan.

Pasamos mucho tiempo trabajando. La mitad del tiempo que estamos despiertos, cinco días a la semana. Y el resto de las horas solemos estar cansados y no las aprovechamos tanto como quisiéramos. Poder trabajar en algo que te gusta es fundamental para tener una vida satisfactoria.

Uno de los grandes beneficios de ahorrar es precisamente que te permite tener margen para reorientar tu carrera hacia una dirección más acorde con tus gustos personales.

Si necesitas menos, eres más libre

Además, si te acostumbras a ahorrar, significa que puedes vivir con menos dinero que lo que estás ganando. Eso tiene varias implicaciones:

  • Podrías optar por un trabajo a tiempo parcial y disponer de más tiempo para ti y para tu familia.
  • Podrías valorar montar tu propio negocio. Teniendo en cuenta que los primeros meses suelen tener pocos ingresos.
  • Puedes optar a un trabajo que pague menos, pero te guste más.

#4 Reduces tu nivel de estrés

Los hogares españoles ahorran poco

Parece que gastar todo lo que se tiene es la práctica habitual en muchos hogares en España.

Se puede argumentar que los sueldos son bajos en nuestro país, y que por lo tanto es más difícil ahorrar aquí que en economías vecinas como Francia o Alemania. Y en parte es cierto. Los datos del BDE muestran una correlación entre nivel de ingresos y porcentaje de ahorro. Cuanta más alta la renta bruta de los hogares, más porcentaje se dedica al ahorro.

Pero, cuando miramos más en detalle la situación española, se aprecia como la tasa de ahorro en España está muy relacionada con la situación económica.

  • En 2007, cayó al 5,9%, cuando había estado por encima del 10% entre 1999 y 2004. Probablemente se debió a la burbuja inmobiliaria. La gente se endeudaba al máximo para comprar casa y dedicaba dinero al ahorro.
  • Entre 2008 y 2011 se recuperó. De 2009 a 2011 se mantuvo por encima del 10%. La gente estaba preocupada por la crisis y ahorraba más.
  • Desde 2013 ha ido cayendo, y especialmente con más fuerza en 2017. En 2018 bajó del 5%. Curiosamente, la recuperación económica empezó en 2013/2014, y los precios inmobiliarios aceleraron su subida a partir de 2016.

Da la sensación de que las personas ahorran solamente cuando hay una crisis, y cuando la economía va bien, deciden gastar prácticamente todo lo que ingresan, principalmente en el mercado inmobiliario.

Vivir al día es malo para el estrés

¿Por qué te hablo de la tasa de ahorro en una sección sobre el estrés? Porque ahorrar poco, es decir vivir al día, tiene un impacto muy notable sobre el estrés. Y por desgracia es la situación para muchas familias españolas.

Si no sabes si vas a poder llegar a fin de mes, si peleas para pagar el saldo de las tarjetas de crédito, la hipoteca y todos los gastos, es muy probable que tengas una ansiedad latente.

Además, si tu trabajo no te gusta y hay mal ambiente, sientes que no puedes dejarlo porque necesitas esos ingresos, y eso también aumenta tu estrés.

Uno de los beneficios de ahorrar es que genera tranquilidad

Si dispones de una reserva de dinero, ya no te vas a alarmar por si llegas a fin de mes. Sabes que tienes margen. Sigues teniendo una preocupación por el dinero si sucede algún evento negativo, pero lo ves como una amenaza menos inmediata y pasado el mal momento recuperas la tranquilidad.

Además, como ya he comentado antes, una de las ventajas del ahorro es que puedes elegir trabajar en algo que te gusta más, y por lo tanto tienes menos probabilidades de sufrir estrés laboral.

La consecuencia es que el ahorro te tiene que ayudar a vivir más relajado.

#5 Mejoras tu salud física

¿No es un poco exagerado citar la salud física como uno de los beneficios del ahorro? Quizás sí, pero sin embargo hay argumentos para afirmarlo. No estoy diciendo que todas las personas que ahorran tienen una mejor salud física que las que no. Simplemente es un factor positivo.

Un fumador puede estar más sano que un no fumador. Sin embargo, en su conjunto, los fumadores tienen mayores riesgos de salud que los que no fuman. Pues eso es lo mismo, pero en lugar de un riesgo, es un beneficio.

Los dos elementos que me llevan a afirmar eso son los siguientes:

  • El estrés está relacionado con muchas enfermedades. Si el ahorro ayuda a tener menos estrés, tiene que tener un impacto positivo sobre la salud.
  • Si ahorrando consigues disponer de más tiempo para ti mismo, porque no dependes tanto del trabajo, entonces puedes dedicar parte de este tiempo al deporte y otras actividades sanas.

¿Hay alguna desventaja?

Cuando se trata una temática, lo normal es valorar los pros y contras. Yo, la verdad es que no veo prácticamente ningún aspecto negativo al hecho de adquirir la costumbre de ahorrar.

Quizás el único riesgo que se podría citar es la gente que se pasa con el ahorro. En lugar de adoptar un estilo de vida con un consumo responsable y unas finanzas personales sanas cruzan una línea. Se convierten en tacaños, o avaros. Y está claro que la obsesión por el dinero puede tener efectos bastante negativos, incluso para el estrés y la salud.

Sobre este tema te recomiendo la lectura de este post sobre la diferencia entre ahorrador y avaro, que publiqué hace ya algún tiempo.

¿Resumimos los beneficios de ahorrar?

Ahorrar te permite

  1. Constituirte un patrimonio y disponer de dinero para emergencias y para la jubilación.
  2. Aprender a priorizar tus decisiones en la vida.
  3. Elegir una carrera profesional que te haga más feliz.
  4. Vivir con menos estrés.
  5. Cuidar tu salud.

Y solamente tienes que evitar caer en la tacañería. ¿Fácil, verdad?

 

¿Qué opinas? ¿Pienso que exagero con esas ventajas? ¿Me he quedado corto y piensas que tendría que haber citado más puntos a favor? No te cortes y dame tu opinión en la sección de comentarios.

 

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)