Muchos pocos hacen un mucho: explicaciones

muchos pocos hacen un muchoA veces para explicar un concepto no hace falta nada más que sacar a colación un buen refrán. En español se suele decir que muchos pocos hacen un mucho. En Francia se diría que los pequeños arroyos hacen los grandes ríos. La idea es la misma, y perfectamente aplicable a tu ahorro: si quieres disponer de más dinero, también lo puedes conseguir ahorrando un poquito en muchos sitios.

Ejemplo con la compra

Muchos pocos hacen un mucho, sobre todo con el paso del tiempo y si ahorras en varias cosas.

Algunos consejos para ahorrar en la compra parecen no valer la pena a primera vista. Por ejemplo, escoger la bandeja de carne o pollo más liviana solo supone una diferencia de unos céntimos en tu compra. Es cierto, pero esa mínima diferencia de peso entre dos cuartos traseros no supone ninguna diferencia apreciable en lo que vayas a comer, mientras ahorras un poquito. Aunque solo dejes de pagar 20 céntimos, si lo multiplicas por 52 semanas al cabo de un año son 10€, y a lo largo de una vida adulta son 500€.

Otro ejemplo: te has dado cuenta que el litro de leche cuesta un céntimo menos en un supermercado de tu barrio que en otro. Puede parecer absurdo ir especialmente al sitio más barato para comprar la leche, pero para una familia que consume 2 litros al día son 14 céntimos a la semana, 7€ al año y 364€ a lo largo de una vida adulta.

Visto así, parece mucha molestia para ahorrar muy poco dinero, incluso al cabo de 50 años. Sin embargo, solo son dos cosas. Con este tipo de pequeños ahorros en una compra semanal es muy factible que te ahorres 5€, es decir 260€ al año y 13.000€ a lo largo de una vida adulta.

Hablo del impacto después de 50 años porque la comida es un gasto obligatorio cada semana, y por lo tanto, el ahorro en este presupuesto tiene un efecto acumulativo notable a largo plazo.

Muchos pocos hacen un mucho: el alquiler

Otro gasto que llega todos los meses y que no se suele reducir es el alquiler. No es muy habitual negociar este tipo de cosas a posteriori, y a muchas personas les da vergüenza sentarse a hablar con el propietario para pedir una rebaja. Sin embargo, aunque solo consigas una bajada de 20€, y suponiendo que te quedes 5 años más de alquiler, te habrás ahorrado 1.200€.

La renovación del seguro

Otro ejemplo de que los muchos pocos hacen un mucho: la renovación del seguro de coche. A estas alturas las personas saben que si llevan muchos años con una compañía merece la pena cambiarse porque pueden conseguir un gran descuento. Pero muchos de los que lo hacen luego se quedan con la nueva aseguradora. Piensan que no les merece la pena volver a cambiar, sobre todo si es por ahorrarse 30 o 50€ al año. Pero si vas a conducir de los 20 hasta los 70, a lo largo de los años podrás haber pagado 2.500€ de más.

Conclusión sobre los muchos pocos que hacen un mucho

Se podría seguir con muchos ejemplos más, pero la verdad es que creo que es una idea sencilla y no hace falta detallar más. Si ahorras un poquito en gastos repetitivos, acabas consiguiendo grandes ahorros, siempre que luego no gastes este dinero aumentando tu presupuesto en ocio y cosas prescindibles.

También es importante recordar que cuando vayas recortando pequeñas cosas, no pierdas demasiado tiempo o gastes en desplazamientos para poder hacerlo, sino no hay ahorro real.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

1 comentario en “Muchos pocos hacen un mucho: explicaciones”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)