avaricia-frases

El más rico de todos los hombres es el ahorrativo; el más pobre, el avaro.

Esta cita de Nicolas de Chamfort, famoso moralista francés del siglo XVIII resume perfectamente el concepto del ahorro, a la vez que menciona el concepto de la avaricia, muchas veces asociado al ahorrador. Me ha parecido que merecía la pena profundizar un poco sobre esta reflexión.

Sin duda muchos los lectores del blog estarán familiarizados con esta acusación. Es frecuente que cuando uno hable de las medidas de ahorro que emplea en su vida cotidiana reciba los adjetivos de tacaño, avaro, e incluso que le auguren llegar a ser “el más rico del cementerio”. Por desgracia todavía muchas personas no entienden la gran diferencia entre tener unas finanzas personales responsables y la avaricia.

Preocuparse por el gasto para poder tener una reserva para emergencia, ahorrar para la vejez y no recurrir a la trampa del crédito no es ser tacaño, sino tener sentido común. Sin embargo hay en España en la conciencia colectiva una idea nefasta e insidiosa, que asocia el gasto a la imagen. Muchos quieren parecer ricos y para ello es necesario gastar como si lo fueran, incluso si este gasto les lleva a endeudarse. La contrapartida de este pensamiento es ver a aquel que no gasta como un pobre, y si se sabe que esta persona tiene ingresos suficientes, se la ve como una tacaña.

Un gasto responsable se adapta a los ingresos. Y es válido en ambos sentidos. Esto significa que una persona con ingresos altos no puede estar pensando en cada momento en técnicas de ahorro que le permitirán gastar unos pocos euros menos al año. En este caso, si que podríamos estar hablando de avaricia o de tacañería. Es un caso poco frecuente pero ocurre. El consumo responsable no nos debe llevar a preocuparnos tanto por el dinero que perdamos de vista las cosas importantes como disfrutar de la vida.

Sería muy triste de pasar de la pobreza económica del derrochador a la pobreza moral del avaro. Cuando Chamfort dice que el más rico es el ahorrativo, es porque esta persona consigue a la vez la comodidad económica y el disfrute de la vida.

 

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)