deduccion-irpf-hipoteca

No a las deducciones fiscales a la compra de vivienda

Soy consciente de que un título así podría parecer muy chocante a muchos lectores. Sin embargo si se teman la molestia de leer el artículo, verán como las deducciones fiscales a la compra de vivienda en el mejor de los casos no sirven para nada, en el peor, son dañinas.

Las deducciones no cumplen con su propósito

La idea teórica detrás de estas ayudas es permitir a las personas poder tener acceso a una vivienda a un precio asequible. Por lo tanto se diseño un sistema que permite deducirse parte de las letras (interés y principal) de la declaración de la renta (IRPF).

Pero, al ser un sistema generalizado a todos los ciudadanos (hasta el año pasado) o a un gran mayoría de ellos (los españoles con menos de 24.000€ de ingresos anuales), el efecto real que producen es encarecer el precio de la vivienda, ya que tanto los vendedores como los compradores cuentan con la deducción en el cálculo del precio.
De esta forma, la deducción fiscal ha sido uno de los factores más importantes en la creación de la burbuja inmobiliaria.

En un mercado con mucha demanda, los precios tienden a subir hasta un techo: lo que pueden pagar los compradores. La deducción fiscal ha contribuido a elevar este techo (igual que los tipos de interés bajos o la permisividad de los bancos para otorgar larguísimos plazos de hipoteca).

En realidad, en lugar de abaratar el coste de la vivienda para el comprador, la encarece.

 

El Estado deja de ingresar un dinero necesario para otros fines

El dinero de la deducción fiscal deja de ser ingresado por el Estado para ir a parar al bolsillo del vendedor (promotores y particulares), quiénes encima en muchos casos no declaran el verdadero valor de venta, y por consiguiente no pagan los impuestos correspondientes (pero este es otro problema).

Este dinero que deja de recaudar el Estado y que no ayuda a abaratar las casas, no lo puede usar para temas importantes como invertir en Educación, en Investigación, en Sanidad o en otros gastos sociales.

 

Se favorece demasiado la compra respecto al alquiler

Pese a que existan ayudas para el alquiler (en mi opinión igual de dañinas porque también acaban encareciendo el precio), no son tan favorables fiscalmente, lo que refuerza en la opinión colectiva la idea (errónea) de que siempre es mejor vivir de propietario que de alquiler.

El derecho de los ciudadanos a una vivienda digna no significa el derecho a ser propietarios. Cada uno tiene que optar por la opción que mejor se adapte a sus gustos y a sus posibilidades y el Estado no tiene porque favorecer una opción u otra. De hecho, en otra ocasión quizás hablemos de lo absurdo e injusto que es el sistema de las VPO en propiedad.

No se es más feliz ni más rico por ser propietario. Depende de muchos factores, y tener una propiedad tiene aspectos negativos para el crecimiento personal, como el de atar más a las personas a un lugar concreto cuando quizás sus oportunidades se encuentren en otro sitio.

 

¿Qué se debería hacer?

La decisión del Gobierno de suprimir la deducción fiscal fue acertada, pero muy incompleta ya que en realidad muchos españoles siguen teniendo derecho a ella por tener ingresos menores a 24.000€. Además, muchas CCAA compensaron esta decisión creando una deducción autonómica que dejaba sin efecto la medida del Gobierno.

Se debería suprimir totalmente la posibilidad de deducir la compra de vivienda principal. Es una decisión muy impopular, precisamente porque las personas en general no se dan cuenta que esta deducción les perjudica más que les ayuda. Pero es una decisión que limitaría los riesgos de una nueva burbuja en el futuro y permitiría destinar el dinero a asuntos más estratégicos.

De mantener una deducción, en mi opinión sería más inteligente dar la posibilidad de deducirse parte de los intereses, siempre que la hipoteca sea de tipo fijo. De esta manera, las nuevas hipotecas constituidas se harían sobre bases mucho más estables, y disminuiría el impacto de la variación del Euribor sobre el consumo de las familias.

 

Como de costumbre, dejamos a nuestros lectores que expresen sus opiniones sobre el artículo o que compartan sus propuestas a través de la sección de comentarios.

 

¿Conoces el simulador de hipoteca del blog?

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

6 pensamientos en “No a las deducciones fiscales a la compra de vivienda

  1. Angel

    No es para ofender, pero, tu no tienes hipoteca ¿Verdad?
    Porque vale lo de la burbuja, lo de la manga ancha de los bancos en el pasado y lo de los promotores H…P…. Pero a día de hoy quien compro una vivienda la compro con una ilusión y un esfuerzo que si ahora quitáramos la deducción con carácter retroactivo estaríamos arruinando a muchas familias. Que sin trabajo o con el sueldo rebajado se quedan el la calle.
    ASÍ QUE NO DES IDEAS A LOS POLÍTICOS, QUE ELLOS NO TIENEN PROBLEMAS PARA LLEGAR A FIN DE MES.

    Responder
    1. Ideas y Ahorro Autor

      En ningún caso he mencionado quitar la deducción de forma retroactiva. Sería totalmente injusto y dramático para los compradores que decidieron adquirir vivienda contando con esta deducción. Y por muy atrevidos que sean con el dinero de los ciudadanos, por suerte creo que ningún político se atrevería a cometer semejante locura.

      Gracias por el comentario, porque me permite aclarar que quitar las deducciones fiscales para la compra de vivienda solo se puede hacer para nuevas compras.

      Responder
  2. angel 2

    La idea con la que me quedo después de leer este artículo es que la deducción es mala porque, en conjunto con otros factores, encarece el precio de la vivienda…. no? si es así, la verdad es que no estoy de acuerdo. ¿es una causa? es posible pero no seguro; y más que esto, que el peso que pudiera tener sobre el encarecimiento de las casas es mínimo si lo comparamos con otros factores (unos los has mencionado, otros no). Puestos a reformar la ley, sería mucho mas interesante, desde mi punto de vista, modificar la ley hipotecaria, exigir una mayor claridad a las entidades financieras (explicar claramente riesgos de contratar una hipoteca), y por supuesto regular y controlar mucho mas y mejor el mercado del real state. Se compra un precio, se declara otro, tanto en A, tanto en B, adelantos, reservas, adjudicaciones….. creo sinceramente que el quitar esa deducción no sólo no se reflejaría en una bajada de los precios, sino que sería muy problemático para los que quieran adquirirla en un futuro…..

    Responder
    1. Ideas y Ahorro Autor

      Cuando dice que muchas personas no podrían comprar, se equivoca. Precisamente, la ley de la oferta y la demanda haría que los precios bajasen para adecuarse a la capacidad adquisitiva de las personas.

      La burbuja que hemos conocido ha sido provocada por un cumulo de factores: tipos de interés bajos, facilidades exageradas para hipotecarse (nunca se deberían haber dado hipotecas a 30 o 40 años, ni por más del 80% del precio de compra) y deducciones fiscales.

      Todos estos elementos permiten pagar más, y al final es lo que pasa, los precios aumentan hasta llegar a los límites: se consume la deducción fiscal, se consume el crédito (no se puede dar hipoteca a más de 40 años), y los tipos de interés no pueden bajar más. Llegado al máximo posible, nos damos cuenta de que los precios eran inflados, y viene la caída.

      Sin deducciones fiscales las casas serían sencillamente más baratas.

      Responder
  3. Jordi

    Hola,

    Primero enhorabona por este interesante blog,

    Respecto a este tema creo que mientras los gobiernos no puedan controlar el precio de la vivienda (aunque esto estaría fuera de la ley de libre mercado…)daa un poco igual que se retiren estas deducciones ya que como estamos viendo si el precio de la vivienda baja como en estos últimos años los bancos se aseguran igualmente sus ganancias a través del diferencial en las hipotecas para que al ciudadano le continúe costando pagar su cuota(y no quiero pensar que pasara con las nuevas hipotecas cuando se recupere la econimia y los tipos suban)estaremos mas o menos como hasta ahora….

    Saludos

    Responder
    1. Ideas y Ahorro Autor

      No estoy de acuerdo. No da igual. Las deducciones permiten a la gente comprar más caro, lo que lleva a una sobrevaloración de precios. Si se quita la deducción, los precios bajan matematicamente. Si además hubiese un mayor control sobre las hipotecas (no poder endeudarse por más del 80% del precio de venta), también se limitarían los precios, porque se reduciría la demanda. Y con precios más bajos, hace falta menos hipoteca, a menos plazo. Por mucho que suba el diferencial, el comprador gana. Y no olvidemos que cuanto más bajos estén los precios, más personas pueden ahorrar para comprar sin endeudarse.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)