10 recomendaciones para viajar más barato

trucos-viajar-mas-baratoHoy presentamos una lista de diez consejos para gastar menos en vacaciones y poder disfrutar más al viajar. Estas recomendaciones permiten conseguir más barato muchos de los servicios más habituales en los viajes, como el transporte y el alojamiento. este artículo es el número 31 de nuestra serie de sobre como ahorrar dinero.

 

1º- Anticiparse

Cuanto antes prepare sus vacaciones, más opciones tendrá. Podrá elegir el destino, y los distintos modos de transporte serán mucho más baratos que a última hora. Aunque es cierto que a veces existen ofertas de vuelos de última hora a precios muy interesantes, es difícil que vayan a coincidir con sus preferencias.

Póngase una fecha límite para tener organizadas las vacaciones y cúmplala. La otra ventaja de la anticipación es que conocerá su presupuesto y podrá organizarse (salvo los vuelos, muchos servicios se pueden reservar sin pagar el 100% por adelantado).

2º- Ser flexible

Si le gusta la aventura, la otra opción es confiar en la suerte y esperar a las ofertas de última hora. Puede ser algo interesante, sobre todo cuando no viaja en las fechas de gran afluencia. Pero supone estar dispuesto a salir el día siguiente para algún país lejano, por eso mejor tener preparado el pasaporte.

3º- Comprar por Internet

Internet es la mejor herramienta para preparar un viaje. Permite comparar fácilmente los precios y los servicios ofrecidos. Tanto si nos gusta más un paquete turístico con todo incluido como si preferimos organizarnos comprando por separado el vuelo, el hotel y los transportes.

Para los vuelos y los hoteles existen páginas comparativas que permiten elegir las opciones más baratas, aunque como ya lo habíamos avisado, hay que tener cuidado con las comisiones que cobran esas páginas, que muchas veces no se anuncian hasta el final de la compra. Y para vuelos no olvidemos las compañías de bajo coste.

También es posible comprar en línea los transportes más locales, como billetes de tren o de autobuses.

4º- Informarse en detalle sobre el destino

Una guía turística puede ser una inversión muy rentable, ya que permitirá identificar muy rápidamente un alojamiento con buena relación calidad / precio. En Internet también hay guías, pero la mayoría de ellas se basan sobre opiniones de usuarios que pueden no ser reales. Además, en muchos casos, los sitios más baratos no tienen página web para reserva online, con que será más indicado llamar por teléfono o apuntar los datos para cuando estemos en el lugar (si nos atrevemos a viajar sin reserva).

También es importante estudiar la oferta de ocio del sitio donde vayamos a ir, porque si seleccionamos antes las opciones más interesantes (que no siempre serán las más baratas), podremos disfrutar más de las vacaciones, optimizando nuestro presupuesto. Un vez en el lugar, sería una lástima perder el tiempo comparando o perder el dinero optando por lo primero que se nos ofrezca.

5º- Compartir coche

Ya lo habíamos detallado en otro artículo. Compartir coche es una muy buena opción para abaratar el viaje. Como las páginas especializadas en el tema permiten a las personas que han usado el servicio opinar sobre conductores y pasajeros, hay más garantía de lo que uno podría pensar en primer lugar.

Como conductor permite reducir el gasto contando con el dinero de uno o varios pasajeros adicionales. Como pasajero permite viajar directo de un punto a otro por un precio inferior al de un bus de línea.

6º- Compartir alojamiento (couchsurfing)

De la misma forma que algunas personas comparten coche, otras ofrecen una habitación de su casa, a veces de forma totalmente gratuita, a cambio de poder también alojarse gratis en otra oportunidad en alguna casa de los inscritos a la red. La página más conocida se llama couchsurfing.com.

7º- Intercambiar casas

Es una forma más antigua pero igual de eficiente para ahorrarse mucho dinero. Si vive en una ciudad de la costa y tiene ganas de conocer otro lugar del país o de Europa, puede intentar el intercambio de casas, con páginas como homeforhome.com.

8º- Viajar ligero

Un viajero que quiere ahorrar viaja ligero. Se evita de esta forma numerosos inconvenientes: mayor consumo de carburante con el coche, exceso de equipaje en el avión, mayor probabilidad de pérdida de maleta, compra de souvenirs inútiles, incomodidad para viajar en transporte público, cobro por maleta en algunos taxis, y muchos más.

9º- Usar el transporte público

El transporte público siempre es mucho más barato que las opciones privadas. Por mucho que las ciudades pongan precios más caros a los trayectos hacia los aeropuertos, esos siguen siendo bastante más económicos que el taxi, salvo que viajemos en grupos de 4 personas.

Por poner un ejemplo: en Madrid si vamos al aeropuerto en metro, pagaremos 3,5€ desde el centro. En taxi serían mínimo unos 25€. Es así en muchas otras ciudades. Con el dinero ahorrado se puede hacer mucho más en vacaciones. Si sigo con el ejemplo de Madrid, si viajan dos personas, en una ida y vuelta se ahorran 43€, con eso alcanzaría para una cena agradable o una noche de hotel adicional.

10º- Optar por los programas de puntos (millas)

La mejor forma de usar las tarjetas de millas de las compañías aéreas es primero pedirlas siempre que se vaya a usar una aerolínea que no este en un programa de punto que ya tenemos. Luego tenemos que elegir el vuelo más barato, sea la compañía que sea (no dejarnos influir por la posibilidad de acumular puntos, salvo que haya una oferta muy interesante que sea asimilable a un descuento en vuelos futuros).

De vez en cuando revisamos el saldo de puntos. Si viajamos a menudo, nos encontraremos con la sorpresa de poder viajar casi gratis en algún momento. Solo tendremos que pagar las tasas de aeropuerto.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)