Simular y comparar hipotecas para encontrar el banco con las mejores condiciones

comparar hipotecasConseguir una vivienda en propiedad es sin duda uno de los pasos más importantes en la vida de las personas. Sin embargo, si no dispones de las herramientas adecuadas, comprar una casa puede ser un proceso largo y hasta complicado. Para simplificarlo, es recomendable simular y comparar hipotecas, usando un comparador. En unos minutos, tendrás el cálculo del importe total del préstamo hipotecario y de la cuota mensual que deberás abonar. Así que no lo dudes y simula tu hipoteca antes de contratar el préstamo.

¿Qué es un simulador de hipotecas?

Como su nombre indica, se trata de una herramienta que te permite simular las condiciones de una hipoteca. Por lo tanto, es muy útil cuando quieres echar las cuentas para la compra de una vivienda que te interesa.

En concreto, te permite hacer una simulación de la cuota mensual de tu préstamo hipotecario, así como del importe que te prestará el banco. Algunos simuladores más avanzados incluso te permiten comparar las condiciones de las hipotecas entre diversas entidades, para que puedas elegir la que mejor se adapta a tus circunstancias.

Para usar el simulador, solo hace falta que indiques unas pocas variables, como puede ser el tiempo de amortización o el valor de la vivienda que estás pensando comprar.

Tienes muchos simuladores de hipotecas a tu disposición. Pero algunos, como el de Rastreator, tienen la ventaja de también ofrecerte la opción de comparar las condiciones entre entidades, además de ofrecerte una herramienta de cálculo completa y rápida.

¿Cómo calcular tu hipoteca con un simulador?

Una de las ventajas de usar un simulador de hipotecas es que tienes múltiples formas de ingresar los datos para conseguir la información que necesitas.

A primera vista, la forma más lógica de usar este tipo de herramientas es partiendo del precio de la vivienda, para ver con diferentes plazos de amortización la cuota que te quedaría. Pero, en realidad, muchas personas hacen el razonamiento al revés. Parten de una cuota de hipoteca y de un tiempo de amortización para saber con qué cantidad podrían contar para comprar. Cuando lo piensas, es lógico. Antes de ponerte a mirar viviendas para comprar o incluso comparar hipotecas, deberías tener una idea aproximada de la cantidad que podrás pedir.

Y el simulador te lo pone fácil, una vez hayas indicado una cuota y un plazo, te calculará el importe del préstamo hipotecario de manera automática. Y, por supuesto, también tienes la opción de calcular cuál será el coste de la hipoteca, en caso de que añadas otros valores diferentes como el precio de la vivienda o el préstamo que necesitas obtener.

Principales ventajas de las herramientas para simular y comparar hipotecas

Sin duda alguna, la principal ventaja de los simuladores de hipotecas es que te permiten conocer el importe total que deberás pagar de forma rápida, cómoda y sencilla. Esto es posible porque la herramienta es capaz de calcular el coste que supone el préstamo hipotecario, permitiéndote así seleccionar las condiciones más adecuadas en función de tus necesidades.

Por otro lado, aquellos simuladores que tienen la opción de comparar hipotecas te dan información acerca del préstamo que ofrecen los diferentes bancos. Y tan solo tendrás que indicar la cuota mensual y el tiempo de amortización deseado.

Datos que necesitas para calcular tu hipoteca

Si quieres sacar todo el partido a un simulador de hipotecas, será mejor que aportes toda la información que puedas tener sobre la vivienda y el préstamo hipotecario que quieres solicitar. En concreto, necesitarás los siguientes datos:

  • Valor de la vivienda.
  • Importe total del préstamo que necesitas.
  • Plazo de amortización de la hipoteca.

Con esos pocos datos, el simulador podrá calcular el coste aproximado, así como el coste mensual, además de otros gastos como las comisiones y otros productos adicionales.

Generalmente, en España la amortización de las hipotecas se calcula mediante el sistema francés. Eso significa que el préstamo tiene unas cuotas fijas, que incluyen tanto intereses como la amortización del préstamo. Al principio del crédito la parte de intereses es mayor que al final, y con la amortización sucede lo contrario.

Hablo de cuotas fijas, pero en el caso de tener un interés variable, las cuotas se vuelven a calcular anualmente para reflejar las variaciones del tipo de interés. Con una hipoteca fija, las cuotas son idénticas durante toda la duración del préstamo.

Cláusulas que debes tener en cuenta al comparar hipotecas

Puesto que algunos simuladores te devuelven las condiciones particulares de las diversas entidades bancarias en materia de hipotecas, tendrás que prestar atención a algunas cláusulas y condiciones del préstamo.

  • Cláusula suelo: indica los tipos de interés mínimos para aquellos casos en los que variables como el Euribor se encuentren por debajo del límite fijado en el contrato. Es una cláusula perfectamente legal, siempre que esté explicada con total transparencia por parte del banco.
  • Cláusula techo: establece el tipo de interés máximo en caso de que el Euribor aumente de forma excesiva. El objetivo es proteger al hipotecado de una variación excesiva de los tipos de interés.

Obviamente, esas dos cláusulas solo afectan a aquellas hipotecas basadas en un tipo de interés variable.

 

Otros aspectos que deberías tomar en cuenta es la TAE del crédito. Es el coste real de la hipoteca, que toma en cuenta no solo los intereses, sino también gastos y comisiones. También te interesa informarte sobre las condiciones para cancelar la hipoteca antes de tiempo, o incluso para hacer una novación u otros tipos de operaciones similares.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)