¿Es mejor invertir en ladrillo o invertir en bolsa?

invertir en ladrillo o en bolsaSi quieres sacar una rentabilidad a tus ahorros, probablemente te estés preguntando si es mejor entrar en el mercado inmobiliario o comprar acciones. Esa duda entre invertir en ladrillo o en bolsa es bastante habitual, sobre todo si tienes algo de capital. Cómo puedes imaginar, no hay una respuesta fija. Depende de la situación de ambos mercados, de tus prioridades, y de otros aspectos como la fiscalidad.

Ladrillo vs bolsa: principales diferencias

Antes de entrar en analizar las especificidades de la inversión en bolsa o en ladrillo, empecemos por destacar las principales diferencias generales.

La liquidez del mercado

Si compras acciones en la bolsa, las puedes vender muy rápidamente, solo dependes del horario del mercado de valores, que suele estar abierto de lunes a viernes. Cuando vendes un bien inmobiliario, hay plazos. Incluso si rebajas el precio para darle salida a la casa más rápido, tendrás que esperar unas semanas para ver el dinero. Y, en el caso habitual, varios meses.

Cantidad mínima de inversión

Generalmente, no podrás invertir en ladrillo si no dispones de una cantidad de al menos varias decenas de miles de euros. En bolsa puedes operar con pequeñas cantidades. Pero, si lo haces, las comisiones fijas que pagarás mermarán tu rentabilidad.

Estabilidad del mercado

Un elemento relacionado con la falta de liquidez del mercado inmobiliario es que sus variaciones son mucho menos bruscas, en general, que las de la bolsa. Cuando operas con valores, es bastante habitual que en unas semanas sus cotizaciones hayan variado un 20 o 30%. Eso raramente pasa con el ladrillo. Hay subidas y bajadas también, pero son más lentas en concretarse.

Principales beneficios y riesgos de invertir en bolsa

Ventajas de invertir en bolsa a largo plazo

  • Si eliges bien las empresas, puedes sacar una rentabilidad muy grande. Por ejemplo, aquellas personas que hace 10 años compraron acciones de Amazon porque creían en su modelo de negocio han sacado una rentabilidad enorme.
  • Puedes elegir empresas de cualquier sector, en cualquier país del mundo, y cobrar sus dividendos o esperar a que se revaloricen.
  • No hace falta disponer de mucho capital para empezar a invertir, y puedes ir haciendo aportaciones periódicas a tu cartera.
  • Puedes repartir el riesgo entre muchas empresas de diferentes sectores y países.

Principales riesgos de invertir en bolsa

  • Aunque te hayas informado muy bien sobre una empresa, no puedes saber que vaya a pasar en el futuro. La economía moderna cambia muy rápidamente. Algunas de tus participaciones podrían perder mucho valor.
  • Además, la bolsa tiene ciclos. Hoy en día muchos observadores consideran que hay una burbuja, y podría haber una corrección que dure muchos años. Tienes que asumir que tus participaciones podrían valer mucho menos durante un largo periodo de tiempo.
  • También hay riesgos específicos, como el tipo de cambio (si compras acciones que no cotizan en euros), el riesgo país, etc.

Principales pros y contras de invertir en ladrillo

Beneficios de la inversión inmobiliaria

  • Es un sector más estable, cuyas evoluciones se pueden anticipar con más tiempo.
  • Tienes un mayor control y conocimiento sobre lo que compras, porque antes de invertir, visitas varias veces el bien, estudias el barrio, los vecinos, etc.
  • A día de hoy hay muchos incentivos fiscales para alquilar. Lo detallaré más adelante.

Inconvenientes de invertir en ladrillo

  • Cuando tu estrategia es comprar una casa para alquilarla, tienes el riesgo de tener un inquilino moroso y no tener ingresos durante meses. Incluso te pueden dañar la vivienda. Tampoco tienes ingresos entre dos inquilinos.
  • El riesgo está concentrado en un solo activo.
  • Dependes de los vecinos, y de la evolución del barrio. Eventos externos pueden restar (o sumar) valor a la vivienda.
  • La inversión mínima es importante, y hay muchos impuestos (sobre todo el ITP).
  • Tienes gastos importantes (comunidad, arreglos, reponer electrodomésticos).

Comparativa entre invertir en ladrillo e invertir en bolsa

Veamos algunos aspectos concretos para comparar cuál de esas dos inversiones te gusta más.

¿Qué estrategia es la más rentable?

Depende mucho de la situación actual del mercado. Si hay una burbuja inmobiliaria y la bolsa está en mínimos, está bastante claro que podrás encontrar mejores opciones de inversión en el mercado de valores. Y viceversa.

Sin embargo, en ambos casos, lo que importa es el análisis del bien que vayas a comprar. Incluso en una burbuja bursátil como la actual hay valores que están a buen precio para una compra a largo plazo. Lo mismo ocurre con el mercado inmobiliario, aunque los chollos son más difíciles de encontrar cuando los precios medios son altos.

Estrategia de inversión en bolsa: crecimiento y dividendos

Tienes dos formas de ganar dinero en bolsa.

La primera es consiguiendo dividendos por las participaciones que tienes en las empresas. Suele ser mi estrategia favorita, y está en el centro de la inversión en valor.

La segunda es mediante la revalorización de la cotización de tus participaciones a lo largo del tiempo. Algunas empresas no distribuyen dividendos durante años, porque reinvierten en su crecimiento, si compras sus acciones, tu forma de ganar dinero es que crezca la cotización. Pero también fluctúan los precios, y si compras una buena empresa cuando está barata, cuando haya pasado mucho tiempo probablemente valdrá mucho más.

La inversión en ladrillo a largo plazo se basa en el alquiler

En teoría, también podrías comprar una vivienda muy barata para luego poder venderla mucho más cara en el futuro. Pero el mercado inmobiliario fluctúa menos que la bolsa. Tiene sus burbujas y sus caídas, pero sobre periodos bastante largos. A muy largo plazo, la revalorización del precio de venta de las viviendas se suele asemejar al IPC.

Por lo tanto, el corazón de una estrategia de inversión en ladrillo es el alquiler. Por eso es tan importante analizar el coste de la compra del bien, más impuestos, gastos y reforma, y compararlo con el precio de alquiler medio a largo plazo, restando los gastos de la vivienda. Solo así se puede determinar si la rentabilidad es aceptable.

Fiscalidad de ingresos por alquiler vs dividendos de acciones

Los dividendos y las plusvalías sobre acciones pagan un IRPF de un 19% hasta 6.000€, del 21% entre 6.000 y 44.000€ y del 23% por encima. Se pueden compensar minusvalías.

Las rentas del alquiler cotizan con los mismos tramos que los rendimientos del trabajo: es decir entre un 19% y un 45%. Pero hay dos elementos a tomar muy en cuenta. Primero, lo que cuenta es el ingreso neto, es decir el alquiler menos los gastos asociados (comunidad, mantenimiento…). Y, por otra parte, hay una deducción del 60% si la casa es la vivienda habitual del inquilino.

Gracias a esa deducción, sale más barato fiscalmente tener una vivienda en alquiler que cobrar dividendos.

Invertir en bolsa vs comprar un bien y ponerlo en alquiler, según tu capital

Si dispones de poco para invertir

Está claro que no puedes comprar un bien inmobiliario, así que te quedaría invertir en bolsa. Si encuentras unas empresas que te parecen interesantes, puede ser una buena opción. Eso sí, te recomiendo que sigas ahorrando y aumentando tus ingresos, porque con poco capital, no vas a poder sacar mucha rentabilidad.

Con un capital mediano

Si crees que no puedes optar a invertir en ladrillo si no dispones de mucho capital, te equivocas. Con cantidades relativamente pequeñas, por ejemplo 20.000 o 30.000€, puedes comprar una plaza de garaje. Todo depende, como siempre de si el precio del alquiler permite sacar una rentabilidad interesante. Con cantidades mayores ya podrías comprar un piso en una zona barata.

Si inviertes en bolsa, tendrás que constituirte una cartera variada, y estudiar cada empresa en detalle. Tu objetivo es conseguir un grupo de inversiones variadas, con un punto común: una buena rentabilidad a largo plazo.

Si dispones de mucho capital para invertir

No es mala idea repartir tu patrimonio entre las dos estrategias. Puedes tener un piso en alquiler y una cartera de acciones. Así, podrás intentar sacar provecho de ambos mercados, y repartirás mejor tus riesgos.

 

Espero que con estos datos te quede más claro si te conviene mejor invertir en ladrillo o en bolsa. No olvides que cada persona asume riesgos de una forma diferente.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)