Mis opiniones sobre Simyo: precios y plan amigos

simyo opinionesComo sabrán los lectores más habituales del blog, me gusta compartir mi experiencia de consumo con los principales servicios que uso a diario. El artículo que publiqué la semana pasada me hizo caer en cuenta que nunca había hablado de mi proveedor de telefonía móvil, y eso que llevo años con ellos. Así que hoy tocar darte mis opiniones sobre Simyo, una compañía barata que empezó como alternativa a las grandes pero acabó comprada por Orange.

Regalo de bienvenida por venir recomendado

Al igual que muchos de los proveedores con los que trabajo, Simyo tiene un programa de “invita a un amigo”. Cuando escribo esas líneas, te puedes llevar entre 5€ y 10€ de saldo y 3GB de datos, solo por indicar mi número de teléfono cuando te registres.

Así que, si te interesa, no lo dudes e indica el siguiente número:

El saldo que consigas lo puedes usar después, bien como descuento en tu factura o como recarga si tienes prepago. Y los datos te los puedes gastar, evidentemente.

No es que te vayas a cambiar a Simyo solo por esa oferta, pero si después de leer mis opiniones te parece un servicio interesante, sería una pena no aprovecharlo.

¿Por qué elegí Simyo al principio?

Si miras los otros servicios que tengo contratado, notarás una tendencia. Suelo trabajar con empresas alternativas. En parte para no ir siempre con las mismas empresas de siempre, y también porque las compañías alternativas suelen tener precios más interesantes. Por eso uso Holaluz como comercializadora eléctrica, o PTV Telecom para la fibra que tengo en casa.

Cuando elegí Simyo, era una filial de la telefónica holandesa KPN, que operaba en España como OMV, es decir operador móvil virtual. Usaba la red de Orange. Se lanzó a principios de 2008, y se benefició bastante de la crisis con su posicionamiento de tarifas baratas. A finales de 2012, cuando ya contaba con casi 400.000 clientes, fue comprada por Orange.

Elegí Simyo porque no era uno de los tres grandes operadores y, sobre todo, porque ofrecía tarifas muy atractivas y sin permanencia. Cuando Orange compró la marca, me preocupaba que dejase de ser un servicio competitivo, pero no ocurrió. Simyo siguió siendo un operador virtual con precios interesantes, y no me cambié.

Mis opiniones sobre las tarifas de Simyo

Creo que ofrecen tarifas muy competitivas. Obviamente hay otros operadores baratos en el mercado, pero me parece que Simyo es una buena opción.

Por ejemplo, en el momento de la redacción de este artículo, tenían las siguientes tarifas:

  • 100 minutos y 5 GB de datos por 7 euros al mes.
  • Llamadas ilimitadas y 7 GB de datos por 12 euros mensuales.
  • Varias otras opciones, hasta una de llamadas ilimitadas y 40 GB de datos por 29 euros mensuales.

40 GB dan para mucho. Por ponerte una referencia, una hora de Netflix consume aproximadamente 1GB. Es decir que, con este tipo de contrato, podrías ver un capitulo o una película al día en Netflix sin tener fibra.

Mis opiniones sobre los servicios de Simyo

Quiero destacar que hablo de mi experiencia persona, y que, por lo tanto, puede que otros usuarios tengan una visión diferente. Ahora mismo tienen más de un millón de clientes, y me imagino que algunos no estarán satisfechos. Yo llevo muchos años con ellos, desde antes de la compra por Orange, por lo que puedes imaginar que, respecto a Simyo, mis opiniones son positivas.

Destacaría lo siguiente:

  • Me gustan las tarifas, como dije antes, me parecen competitivas.
  • La posibilidad de hacer todos los cambios online, de cambiarte de tarifa y de configurar el servicio a la carta añadiendo o quitando servicios también me parece un acierto.
  • Lo que no uses de los bonos de datos se acumula durante 3 meses. En mi caso, significa que nunca me he quedado corto.
  • No me han llamado casi nunca de otras empresas de telefonía u otros vendedores telefónicos.
  • No hay permanencia.
  • No recuerdo haber tenido problemas de cobertura. Seguramente me habrá pasado ocasionalmente en todos esos años, pero nada significativo, sino me acordaría.
  • Cuando viajo a otros países, suelen mandar SMS con los precios del roaming y los teléfonos de los consulados españoles.
  • Me gusta el nombre, y las referencias frikis como el planeta Simyo.

Mi peor experiencia se convirtió en buena

Hace un par de años viajé a un país fuera de Europa. Al llegar allí, tuve el reflejo de encender el móvil, y de echar un vistazo a los mensajes de Whatsapp. A los pocos minutos, me llegó un aviso de haber llegado al consumo máximo y se me cortó el roaming.

Cuando comprobé lo que había pasado, me di cuenta que, para esos escasos minutos me habían cobrado 50 euros. Y eso que no me habían mandado ningún SMS avisando de las tarifas aplicables. Estaba bastante enfadado, como puedes imaginar.

Al volver a España, reclamé el importe. Enseguida me dijeron que me lo abonarían en la siguiente factura, pero que tuviera más cuidado la siguiente vez. La verdad es que no me pusieron ninguna pega y me devolvieron el dinero con abonos en las facturas posteriores.

Sabiendo como algunas compañías grandes tardan mucho en resolver este tipo de incidencias, mi indignación inicial se cambió en satisfacción por la resolución rápida del problema.

Conclusión de mis opiniones sobre Simyo

Basada en mi experiencia personal, mi opinión sobre Simyo es muy positiva. Aspectos como la calidad de la cobertura, precios baratos, rapidez en la solución de incidentes y otros que ya he citado son los que justifican mi sensación general.

Si quieres probar, recuerda que puedes beneficiarte del regalo de saldo y gigas, que nunca viene mal.

 

Y esas han sido mis opiniones sobre Simyo. Obviamente no pretendo que todo el mundo esté de acuerdo. Simplemente te conté mi experiencia con un servicio que llevo usando desde hace años.

Comparte tu experiencia en los comentarios. Pero recuerda que modero los mensajes.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)