Truco de ahorro en la compra de carne

carne más barataHoy te presento un pequeño consejo para comprar la carne más barata en el supermercado. Sin duda muchos compradores experimentados ya conocen este truco de ahorro. Aun así, lo publico para todos aquellos que no creen que se puedan conseguir grandes ahorros en el supermercado. Se trata del artículo nº15 de nuestra lista de consejos sobre como ahorrar dinero y mejorar tus finanzas personales.

Cuando más estudias un tema, más te fijas en los detalles

Seguro que muchos de los lectores ya lo han experimentado. En la vida cuando uno te interesas por un tema de repente te das cuenta de que es mucho más presente que lo que habías imaginado:

  • Si estás estudiando el práctico del carné de conducir, verás pasar muchos coches de autoescuelas.
  • Si tu mujer está embarazada, te fijarás en todas las demás mujeres con barriguita.

Nuestra mente es así. Se vuelve más receptiva a ciertos detalles cuando nos vemos inmersos en un tema.

¿Pero qué tiene que ver eso con la compra de carne barata?

Vale, voy al grano.

En mi caso, al redactar este blog, estoy descubriendo que las diferencias de precios en la vida diaria son mucho más grandes que lo que imaginaba. Y eso ocurre pese al haber estado siempre preocupado por hacer un consumo responsable.

Es así como un día me dí cuenta de las grandes diferencias de precios entre los diferentes tipos de carnes. Son realmente enormes.

Carnes más baratas, cortes más económicos

Hace algún tiempo, cuando escribí el post sobre como ahorrar en la compra, insistí sobre un consejo: comprar proteínas más baratas. Pero la recomendación va mucho más allá que el tipo de carne. Claro que el pollo y el pavo son carnes más baratas que el cerdo. Y obvio que el cerdo a su vez cuesta menos que la ternera. Pero no basta.

El corte que elijas tiene mucho impacto en el precio.

Revisa siempre el precio por kilo

Mirar el precio unitario es uno de los consejos de ahorro más importantes cuando vas a hacer la compra, pero en el caso de las carnes es fundamental. Te voy a dar un ejemplo con la carne más barata: el pollo.

  • Si te compras el pollo entero, el kilo te va a costar algo más de 2€ (alrededor de 2,2€ aproximadamente a fecha de última actualización de este artículo).
  • Ahora, si miras una bandeja de contramuslos sin deshuesar, el precio sube a unos 3,6€ el kilo.
  • ¿Quieres pechuga? Te costará 6,12€ el kilo sin cortar y 7,15€ / kilo si la quieres en filetes.

¿Lo ves? Solo con el pollo, puedes multiplicar el precio por 3,5 simplemente por elegir un corte más práctico y más sabroso.

  • Unos filetes de lomo de cerdo pueden costar unos 6,5€ por kilo. Es decir más barato que el filete de pechuga de pollo pero mucho más caro que si te compras el pollo entero.
  • Si prefieres probar la chuletas de cordero, tendrás que estar dispuesto a pagar unos 9,5€ el kilo.
  • La ternera y el buey son mucho más caros, con precios que van desde los 14€ (entrecot) hasta los 30€ el kilo (solomillo).

¿Cuanto puedes ahorrar comprando la carne más barata?

Vamos a poner un caso muy conservador. Imaginemos una familia con 3 personas que son amantes de la ternera y la comen más de una vez a la semana.

  • Esa familia sustituye una ración de 150 gramos de ternera por persona a la semana por una de pollo de 150 gramos.
  • Se gastaba en ternera 6,3€ a la semana (450 gramos de carne que cuesta 14€ el kilo)
  • Se gasta ahora 2,75€ a la semana (450 gramos de pechuga que cuesta 6,12€ el kilo)
  • Ahorro semanal: 3,55€. Ahorro anual: 185€.

Y eso es solo para 3 personas en una de las comidas semanales y sin irse al extremo de comprar el pollo entero, que es aun más barato.

Si te preguntas como puedes preparar un pollo para chuparse los dedos, aquí tienes una receta de pollo al horno que he visto en directoalpaladar.com.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)