Los beneficios y los ahorros de optar por el gas natural

Estoy seguro de que muchas personas se preguntan a menudo sobre qué fuente de energía deberían escoger para sus casas. En particular, hoy en día todavía hay muchos hogares que usan bombonas de butano para la cocina y el agua caliente, mientras otros muchos apuestan por la electricidad para todo. Vamos a ver los principales beneficios del gas natural, y como te puede ayudar a ahorrar en casa.

El gas natural y el ahorro

Sin duda es uno de los aspectos que más se mira en casa, y desde luego el gas natural tiene un precio por kWh muy atractivo respecto a otras opciones. La referencia que voy a poner es relativa, ya que los precios de la energía puede variar notablemente según diversos factores, pero más o menos hay que tener en cuenta que el kWh de gas natural cuesta unos 0,055€ (impuestos incluidos) mientras el kWh de butano cuesta unos 0,09€ (bombona con precio regulado) y el kWh de luz eléctrica cuesta 0,15€. Eso sí, se trata del precio del consumo, y en el caso del gas natural y de la electricidad hay costes fijos mensuales que la bombona no tiene.

Con esos datos, queda claro que el gas natural es la opción más económica para familias con un consumo energético significativo, cuando se usa para calefacción, agua caliente y cocina. Además, si estás pendiente de ofertas, la instalación no cuesta nada. Por ejemplo, puedes contratarlo gratis en esta web, lo que representará un ahorro muy significativo, y además es muy fácil ya que lo puedes hacer por Internet desde la comodidad de tu casa.

Una opción práctica y cómoda

Contratar el gas natural es una opción muy cómoda en varios aspectos:

  • Si alguna vez has tenido bombonas de butano para calentar el agua en tu casa, sabrás lo desagradable que es que se acabe el gas cuando estás en mitad de una ducha en pleno invierno cuando todavía te queda quitarte el jabón y el champú. Incluso con un calentador eléctrico te puedes quedar sin agua caliente, si la persona que se ducho justo antes tardó un poco más de lo habitual. Con el gas natural disfrutas de un consumo continuo, sin interrupciones molestas.
  • Hoy en día, en ciudades grandes y medianas, los edificios tienen el suministro de gas natural instalado. Revísalo, pero es más que probable que la acometida de gas llegue hasta tu vivienda, y solo tengas que darlo de alta.
  • Otro problema del butano es que para no quedarte sin suministro, tienes que almacenar bombonas de repuesto en casa, y tener sitio para la bombona del calentador y la que usas en la cocina. Al final tienes 4 cacharros de gran tamaño que te quitan un espacio importante. Si pasas al gas natural, recuperas sitio en la cocina y puedes decorar tu balcón con plantas en vez de bombonas naranjas.
  • El gas natural tiene otra ventaja, y es que si lo usas para calentar tu casa, dispones de un sistema muy uniforme, con un calor agradable y con inercia térmica. No reseca el ambiente como hacen los calefactores eléctricos y mantiene el calor más tiempo, ya que los radiadores tardan en enfriarse.

Eficiencia y medioambiente

Por si no los sabías, el gas natural es la energía fósil menos contaminante y también la que tiene el mayor rendimiento energético. En efecto, se trata de un combustible con un alto poder calorífico. Si en estos momentos tienes una caldera de gasoil o bombonas de butano, pasar al gas natural supondría no solo un ahorro, sino también un gesto para el medioambiente.

Una opción segura

Las ventajas de contratar un servicio de gas natural también se traducen en términos de seguridad. Si tienes bombonas de butano en tu casa, tienes que hacer una revisión periódica de la instalación y los cambios de tubos pertinentes para evitar fugas y accidentes. Como solo depende de ti, existe el riesgo de que se te pase y no hagas el mantenimiento adecuado. Con una instalación de gas natural, la compañía vendrá a hacer las revisiones periódicas para asegurar que el suministro se da con todas las garantías. Otro elemento a tener en cuenta es que el gas natural es un producto más ligero que el aire, por lo tanto las posibles fugas o emisiones se disipan rápidamente en la atmósfera, siempre que se hayan seguido las instrucciones necesarias respecto a aberturas de ventilación.

 

¿Lo ves? El gas natural tiene muchas ventajas, así que deberías informarte y valorar la posibilidad de cambiar tu fuente de energía en casa.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)