Como elegir un administrador de fincas para tu comunidad de vecinos

como elegir un administrador de fincas¿Tu comunidad nunca ha tenido administrador? ¿Quizás ya lo tiene, pero no estáis contentos con el servicio ofrecido? Si te estás preguntando cómo elegir un administrador de fincas para tu comunidad de vecinos, te voy a explicar las pautas para hacer una buena elección. Hablaremos de tener un administrador interno o externo, de las características personales y profesionales de un buen administrador, y también de otros criterios para comparar ofertas.

¿Elegir un administrador de fincas externo o gestionarlo en la comunidad?

La Ley de Propiedad Horizontal da dos opciones para la administración y la gestión de las cuentas de la comunidad. Por un lado, puede ser administrador cualquier vecino, no tiene porque ser el presidente de la comunidad. Por otra parte, se puede escoger un administrador externo, pero en ese caso, tiene que tener cualificación profesional suficiente y reconocida.

Casos en que puede ser mejor elegir un administrador de fincas interno

Si uno de los vecinos cuenta con los conocimientos y capacidades suficientes para gestionar la comunidad, además del tiempo necesario para las gestiones, puede ser una opción.

También es posible que compense optar por un administrador interno si la comunidad es muy pequeña, con pocas viviendas.

Optar por un profesional externo suele compensar en la mayoría de casos

Contratar los servicios de un profesional externo tiene muchas ventajas:

  • Es una persona imparcial y neutral. Trabaja para la comunidad, sin preferencias para ningún vecino ni las complicaciones de relaciones que puede provocar la convivencia.
  • La ley exige que sea una persona cualificada. No tiene la obligación de ser colegiada, pero hoy en día la mayoría de los administradores de fincas lo son, lo que da una garantía adicional.
  • Descarga a los propietarios de mucho trabajo. Llevar las cuentas de la comunidad, pedir presupuestos, perseguir a los morosos, y otras tareas consumen mucho tiempo.
  • Tiene muchos contactos con proveedores, porque ya trabaja con otras comunidades, por lo que puede conseguir mejores ofertas para los trabajos necesarios.
  • Tienes muchas empresas para elegir. Por ejemplo, si vives en la Costa del Sol y buscas administradores de fincas en Marbella, podrás comparar entre varios profesionales.

Como elegir un administrador de fincas basado en su personalidad

Es un tipo de trabajo en el que la personalidad tiene mucha importancia. Se tocan temas muy delicados (como la morosidad de vecinos), además de que se manejan grandes cantidades de dinero. Por eso es fundamental fijarse en esos cuatro rasgos de personalidad.

  1. La educación. Una comunidad puede tener momentos muy tensos. Pero el administrador, como figura neutral externa tiene que mantener en todo momento un buen trato con todos los vecinos, incluso aquellos que actúan de mala fe. Se puede ser firme y educado.
  2. Capacidad de negociación. En una finca viven personas muy diferentes, y una cualidad clave para un administrador es tener una buena capacidad de negociación, lo que se conoce informalmente como “mano izquierda”. En muchas situaciones, esa capacidad será la que solucione un desacuerdo entre vecinos.
  3. El formalismo. Debes poder contar con tu administrador, y ver que cumple con lo que dice. Si promete cosas durante las reuniones, pero luego no las hace o tarda mucho, no os interesa. Necesitáis a una persona formal y consecuente.
  4. La integridad. Un administrador de fincas gestiona grandes presupuestos y da trabajos a muchos proveedores. Como en cualquier actividad relacionada con las compras, una integridad ejemplar es necesaria.

Características profesionales para elegir al administrador para tu comunidad

  • Mejor si es colegiado. Los requisitos de la colegiación son estrictos y permiten asegurar que el administrador tiene la educación y las competencias para ejercer sus labores y asesorar a las comunidades.
  • Formación continua. Las leyes cambian permanentemente, lo que obliga a los buenos profesionales a actualizar continuamente sus conocimientos. Aunque no lo creas, no es tan complicado comprobar si tu administrador está al día. Con su forma de responder algunas dudas durante las juntas podrás darte cuenta.
  • La experiencia. Una cosa es lo que dice la normativa, y otra es la realidad de la situación. Por ejemplo, en las relaciones con las administraciones hay plazos que pueden tener un impacto muy significativo sobre las decisiones que se tomen. Esos detalles se conocen gracias a la experiencia. Es mucho mejor trabajar con un profesional que ya lleva tiempo en el sector.
  • Dedicación exclusiva. En los últimos años se han multiplicado los casos de empresas que ofrecen la administración de fincas como un servicio más dentro de su cartera. Pero, como vecino, es mejor que optes por un administrador que se dedica en exclusiva a su trabajo. La especialización suele dar mejores resultados, porque da más conocimiento y más eficiencia.

Otros criterios para seleccionar un profesional de la administración de fincas

Además de los aspectos de personalidad y profesionalidad que ya citamos, creo que merece la pena destacar un par de criterios adicionales.

  • ¿Qué tipo de clientes tiene el administrador? Si tu comunidad es relativamente pequeña, y tu administrador trabaja con urbanizaciones grandes, es más probable que la tuya no sea una prioridad. Sin embargo, si trabaja con muchos edificios pequeños, entenderá mejor vuestras problemáticas y os dedicará el mismo tiempo que a sus otros clientes.
  • El precio del servicio. Normalmente, un administrador cobra una cantidad anual por número de vecinos. Y puede haber grandes diferencias de precios entre las empresas. No siempre un precio más caro implicará una mayor dedicación. Sin embargo, un precio muy bajo podría significar que el administrador busca tener mucho volumen de clientes, y por lo tanto tendrá poca dedicación para ti. Tienes que buscar un equilibrio, y, por supuesto, no dudar en comparar. Mejor pagar un poco más en honorarios y tener un profesional que conseguirá grandes ahorros para tu comunidad, que pagar poco y luego arrepentirte.

 

Con esa información, seguro que puedes elegir un buen administrador de fincas para tu comunidad de vecinos.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)