Como elegir un banco: 3 consejos imprescindibles y otros tips

como elegir un bancoLos bancos son servicios indispensables a día de hoy, que proporcionan una gran variedad de productos financieros. Si quieres saber como elegir un banco adecuado a tus necesidades, tendrás que tomar en cuenta esas tres recomendaciones. Tener tus objetivos muy claros, trabajar con varias entidades y comparar los servicios son consejos básicos. Pero hay más. No te pierdas el resto del artículo.

#1 Elegir un banco empieza por definir objetivos

Todos necesitamos un banco, pero todos tenemos necesidades diferentes

  • Los niños suelen tener cuentas de ahorro.
  • Los jóvenes estudiantes a menudo no tienen ingresos aun, pero tienen gastos y necesitan sus propias cuentas bancarias con sus tarjetas bancarias asociadas.
  • Los trabajadores al principio buscan un banco para domiciliar su nómina y sus principales recibos, pero pronto se interesan por las hipotecas. Otras personas quieren soluciones de ahorro, con depósitos o inversiones en bolsa. Unos quieren un plan de pensiones, otros préstamos personales.
  • Los autónomos y las empresas requieren soluciones para financiar el circulante o la compra de inmovilizado.
  • Los pensionistas en general están interesados en inversiones más conservadoras para sacar una rentabilidad a su patrimonio, pero sin arriesgar. Les gusta tener una oficina física para resolver problemas.

¿Cuáles son tus objetivos a corto y medio plazo?

La vida está llena de cambios. Tu situación personal y profesional ha ido cambiando y lo seguirá haciendo. Y lo mismo pasa con tus objetivos y tus prioridades. Si quieres saber como elegir un banco, el primer paso es saber qué servicio(s) necesitas.

Tómate un tiempo para pensar en tus objetivos a corto y medio plazo, y como el banco encaja en esa estrategia. ¿Quieres ahorrar? ¿Invertir? ¿Comprar una casa? Puedes tener múltiples objetivos, evidentemente. Pero es importante que los tengas muy claro antes de buscar una entidad.

#2 ¿Elegir UN banco o elegir VARIOS bancos?

No tienes porque elegir un banco. Olvídate de eso. Lo lógico y recomendable es trabajar con varias entidades. Y hay dos buenos motivos para ello.

Cada entidad tiene sus ventajas e inconvenientes

El banco que te va a ofrecer la hipoteca más competitiva no tiene porque ser el que tiene los mejores depósitos. El que te cobra menos comisiones en tus operaciones de bolsa no tiene que ser el que tiene la mayor red de oficinas.

Por eso tienes que elegir una entidad para cada servicio que puedas necesitar.

¿Quieres poder tener una gran red de cajeros y oficinas porque te gusta sacar dinero en efectivo y tener un trato personalizado con un gestor? Entonces posiblemente te interese elegir uno de los grandes bancos tradicionales.

¿Has contratado una hipoteca con un banco y te exigían domiciliar la nómina? Muy bien, pero eso no implica que tengas que contratar su servicio de inversiones.

Si quieres operar en bolsa, te interesa pagar un mínimo de comisiones en transacciones, y ninguna comisión de custodia. Lo puedes conseguir con una entidad especializada. Pero esa entidad no tiene por qué ofrecerte un servicio de tarjeta bancaria o depósitos competitivos.

Usando 2, 3 o incluso 4 entidades diferentes, aprovechas las mejores tarifas y ventajas de cada una. Puedes ahorrar muchísimo dinero al año.

Diversificación de riesgos

Trabajar con varias entidades te permite evitar poner todos los huevos en la misma cesta. De acuerdo, normalmente los bancos están cubiertos por el fondo de garantía de depósitos del país que toque, al menos en el caso de las entidades europeas. Pero esa garantía tiene un máximo por persona y banco.

Además, hasta ahora, no dejaron quebrar entidades, fueron rescatadas. Pero nunca se sabe lo que pueda pasar en el futuro. En caso de quiebra, ¿Cuánto tardaría el Fondo de Garantía en devolver el dinero a los perjudicados?

#3 Compara entre entidades

Para elegir un banco, usa los comparadores

¿Quieres saber qué entidad ofrece la mejor hipoteca? Usa un comparador. ¿Te preguntas donde puedes sacar la mejor rentabilidad para un depósito a plazo? Usa un comparador. ¿No te apetece pagar comisiones en bolsa? Ya sabes, usa un comparador.

Claro que puedes ponerte a comparar por tu cuenta visitando las páginas web de las diferentes entidades. Pero como son muchas, y algunas de ellas igual no las conoces todavía, será mejor que uses alguna herramienta automatizada. Ya lo haces para tus vuelos o tu seguro de coche. ¿Por qué no hacerlo para elegir un banco?

Hay un mundo fuera de España

No tienes porque limitarte a trabajar con bancos españoles. Dentro de la Zona Euro hay muchas entidades con precios competitivos, especialmente para productos como depósitos o servicios de bróker en bolsa. Por supuesto, tienes que informarte sobre la entidad, pero que sepas que tienes alternativas a los bancos de toda la vida.

Como elegir un banco: los criterios de selección

Oficinas y cajeros

Es un factor menos relevante que antes, sobre todo porque hasta las entidades más grandes están reduciendo cada vez más sus redes, y porque los modos de pago han cambiado. Pero, si quieres poder tener una atención física y sacar dinero en metálico, tendrás que ver qué ofrecen las diferentes entidades que te interesan.

Precios de los servicios

En los créditos y préstamos, sean hipotecas u otros, el criterio principal suele ser el tipo de interés, y más concretamente la TAE (tasa anual equivalente). Hay diferencias enormes entre las entidades, especialmente en los préstamos personales, como comenté en un artículo anterior. Para la rentabilidad de los depósitos la lógica es la misma, aunque por supuesto, al revés: te interesa la TAE más alta.

Para el resto de servicios, lo importante son las comisiones. ¿Te cobran mantenimiento? ¿Te cobran por tener una tarjeta bancaria? ¿Te cobran custodia de las acciones que tienes? ¿Cuánto te cobran por las transacciones en bolsa? Según tus necesidades, tienes que mirar muy en detalle esas cosas.

Por ejemplo, si tu bróker te cobra un mínimo de 10€ en cada operación de bolsa, cada vez que compres o vendas por un valor de 1.000€ estarás perdiendo un 1% de la rentabilidad de tu inversión. Y si te cobra comisiones de custodia, peor aún.

Elegir un banco solvente

La anterior crisis bancaria tuvo un efecto positivo. Ahora las entidades financieras están mucho más vigiladas, y tienen que garantizar unos ratios de solvencia muy estrictos. Por lo tanto, normalmente, si eliges una entidad de un país de la Unión Europea, no deberías tomar demasiados riesgos. Sin embargo, siempre es recomendable informarse bien sobre la solvencia del banco que vas a elegir, especialmente si piensas confiarle parte de tu patrimonio.

Además, no todos los servicios que puedes contratar están cubiertos por el FGD, algunos productos que no están protegidos son los fondos de inversión, los planes de pensiones o las hipotecas y préstamos.

 

Lo ves, con esos consejos ya sabes como elegir un banco, o más bien las diferentes entidades con las que vas a trabajar según tus objetivos fijados. Y seguro que encontrarás más opciones si usas comparadores.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)