Como preparar una entrevista de trabajo por videollamada

entrevista de trabajo por videollamadaIncluso antes de la pandemia, los procesos de selección ya habían evolucionado, y era muy frecuente tener una entrevista de trabajo por teléfono o videollamada. En este artículo, no voy a hablar del contenido de la entrevista en sí, ya que tengo un artículo detallado con 30 respuestas a preguntas habituales. Me voy a centrar en los puntos específicos de una entrevista por Skype, Zoom, Google Hangouts o cualquier otra herramienta de videoconferencia.

Antes de la entrevista de trabajo por videollamada: toma tiempo para prepararlo todo

Anticípate. No te pongas a preparar la videollamada media hora antes de tu entrevista de trabajo. Tienes que asegurarte con tiempo de que todo va bien. Porque intervienen algunos factores técnicos, prácticos y estéticos que tienes que tomar en cuenta.

¿Cómo va la conexión?

Ya sabes que dentro de casa hay zonas con cobertura wifi que otras. Tienes que comprobar que el punto desde donde hayas decidido atender la entrevista tenga una buena conexión. Y, para asegurarte de que así sea, lo mejor es que hagas una conversación de prueba con algún familiar u amigo. Así verás si no tienes ningún problema, ni con la conexión, ni con el programa que vayas a usar. Ten en cuenta que a veces hay actualizaciones o fallos técnicos, y no quieres tener que lidiar con ellos justo en los minutos anteriores a tu entrevista.

A menudo viene bien usar unos auriculares pequeños que vienen con micrófono, así te escuchan mejor, y tú también te enterarás más de lo que te cuenten.

Prepara el escenario de tu entrevista de trabajo por videollamada

Elige el mejor sitio para hacer la entrevista. Lo ideal es que tengas detrás de ti un fondo muy neutro, como una pared o una biblioteca. Por supuesto, todo lo que salga en el plano tiene que estar perfectamente ordenado. Pero, sobre todo, que sea algo muy sencillo, evitando cualquier referencia al hogar. Por ejemplo, no quieres que tu interlocutor pueda ver que estás en tu habitación, en la cocina o en otro sitio fácilmente identificable.

Cámara, luz y plano

Prueba la cámara de tu ordenador. Si la calidad es muy mala, entonces tendrás que conseguir una iluminación muy buena, ya que las cámaras malas trabajan peor en ambientes oscuros. Pero, ten cuidado que la luz te ilumine a ti, y no a la cámara, sino aparecerás a contraluz para tu interlocutor.

También tienes que cuadrar el plano, de tal forma que se te vea bien, más o menos desde cintura hacia arriba.

Prueba a compartir documentos

Otra cosa que no puedes dejar para el último momento es tu aprendizaje de algunas funciones del programa de videollamadas. No suelen ser muy complicados, pero deberías al menos probar una vez como se puede compartir un archivo. De esa forma, si te piden tu currículum en PDF, lo podrás pasar fácilmente, sin que parezca que es la primera vez que usas la videoconferencia.

El día de la entrevista de trabajo por videollamada: últimos ajustes

Prepara todo con tiempo

No debería pasar nada, porque ya ensayaste. Pero, nunca se sabe. Puede haber una actualización de último minuto, algún problema con el router, o cualquier incidencia técnica. Es mejor que instales todo tal como lo tenías previsto con un poquito de tiempo de margen, así podrás corregir si surgiese algo.

Que nadie este usando Internet

Si no vives solo, no quieres que justo en el momento de tu entrevista tengas a una persona viendo Netflix y otra descargando una película en 4K justo cuando te toca la llamada. Avisa a tus compañeros o familiares. Creo que todos podemos vivir sin Internet por una hora.

¡Fuera todo el mundo!

Es mejor evitar tener niños pequeños o mascotas en la casa cuando estás a punto de tener una entrevista. Mejor evitar gritos, llantos o ladridos en mitad de la conversación. Normalmente, dispones de tiempo antes de la cita para organizarte, así que puedes organizarte con tu pareja o tus compañeros de piso para procurar tener un silencio absoluto para la entrevista.

¿Qué ropa ponerte para una entrevista de trabajo por videollamada?

La tentación es muy grande de ponerse solamente la parte de arriba y seguir con el pantalón del pijama y las pantuflas. Sin embargo, nunca sabes que puede ocurrir. Igual en mitad de la entrevista llaman al timbre para entregarte esa cosa de Amazon que estabas esperando y te olvidas de lo que llevas puesto cuando te levantas. Claro que podrías desactivar la cámara antes, pero, ¿y si tienes un descuido?

Lo mejor es que te pongas lo mismo que llevarías puesto en una entrevista clásica. Con un pequeño matiz: evita colores muy vivos, y figuras como cuadritos o rayas, ya que a veces la cámara tiene dificultades para enfocarlos bien, y aparecen desenfocados o parpadeando.

Prepara los documentos

Asegúrate de que sea fácil encontrar en tu ordenador los archivos con tu currículum, tu carta de motivaciones o cualquier otro documento que piensas que podrías llegar a compartir durante la entrevista de trabajo por videoconferencia. Es raro que sea necesario, pero mejor estar preparado.

Ha llegado el momento de la entrevista por videollamada

Discurso profesional desde el primer minuto hasta la despedida final

Ya que estás en casa, puede ser tentador relajarse y querer tener una conversación un poco informal, bien antes de la entrevista, bien una vez que haya concluido. Pero no es recomendable. Si quieres mostrar una imagen profesional, tienes que actuar de forma acorde. Es exactamente igual a si fueras a visitar a tu interlocutor a sus oficinas. La videollamada solo es una herramienta.

Postura recta

Durante una entrevista en vivo te sentarías correctamente en la silla, con la espalda recta y una postura profesional. Para la entrevista por Skype es exactamente lo mismo. Ni se te ocurra atender la llamada desde el sofá.

Mira hacia la cámara

Quieres mirar tu interlocutor a los ojos. El problema es que los programas de videoconferencia te muestran la imagen de la otra persona. Así, instintivamente, tiendes a mirar a los ojos de la imagen, pero no queda bien. Porque, para que tu interlocutor tenga la sensación de qué le miras a los ojos, tienes que estar mirando a la cámara. Evidentemente, de vez en cuando puedes ir mirando la imagen, pero es mejor centrarte en la cámara todo lo que puedas. Quedará más personal y simpático que si miras a la pantalla, y tu mirada parece perdida en el infinito.

 

Con esos consejos, seguro que tu próxima entrevista de trabajo por videollamada será un éxito. ¡Mucha suerte!

 

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)