Cremas para la cara: antiedad, antiarrugas y otros timos

cremas-para-la-cara

Unos de los productos más anunciados en televisión son las famosas cremas para la cara. Hace décadas que unos spots pseudo científicos nos promocionan los beneficios de tal extracto natural, de tal otra molécula, y diversas argucias para intentar convertir en información contrastada lo que suele ser como mínimo, una tremenda exageración de los beneficios del producto.

El anuncio típico

 

Las propagandas sobre cremas para la cara se parecen muchísimo a los reportajes interminables de la tele tienda, salvo por su duración y el glamour. El mensaje viene a ser siempre idéntico: todos los demás hasta ahora no tenían un producto verdaderamente eficaz, pero nosotros gracias a la planta X o al profesor Y hemos hecho el gran descubrimiento, y te lo vamos a demostrar con un bonito gráfico en 3D.

Lo más gracioso, es que la crítica a los productos anteriores incluye implícitamente los antecesores de la misma marca.

 

Antiedad y antiarrugas

 

No niego que el ponerse una crema para la cara pueda mejorar el aspecto de la piel y hacernos parecer más jóvenes. Pero está claro que los efectos de las cremas son insignificantes frente a otros factores.

 

Uno de los elementos más importantes para conservar una piel de aspecto joven es protegerse del sol. Para eso, sí que sirven las cremas, pero las solares, y siempre que el usuario tenga claro que no son una protección al 100%. En realidad, para que la protección sea eficaz, hay que echar una gran cantidad de producto, y aun así, tan solo podremos estar algo más de tiempo al sol que si no tuviéramos ninguna crema. Un truco: coge el factor de protección de tu crema solar y lo divides por 4. Esto te dará cuantas veces más te puedes quedar al sol respecto a una exposición normal.

 

No fumar, no subir y bajar de peso, tener una dieta saludable, también influyen sobre el aspecto de nuestra piel, bastante más que si la cubrimos cada día de esas cremas muy caras.

 

Y si ya tienes arrugas, acéptalas, porque no van a desaparecer, por mucho que las vayas a untar. En este caso la única solución que dé resultados es la cirugía estética, pero al ver el rostro de algunos famosos que han pasado por el quirófano, también es una lotería.

 

Cremas para adelgazar

 

Ya sé que no se trata de cremas para la cara, pero entran en el registro de los productos que no sirven para nada y cuestan mucho dinero. Está claro que la pasividad de los poderes públicos frente a estos anuncios claramente fraudulentos, no ayuda, al igual que lo que ocurre con la astrología. Pero también tenemos sentido común, y debe ser nuestra arma para rechazar estas falsas promesas.

 

Además, para adelgazar el método ya está inventado desde siempre: dieta equilibrada y suficiente ejercicio. El esfuerzo no se puede sustituir por la compra de un producto milagroso, y cuando uno lo piensa, tampoco está tan mal.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)