Cuanto se paga de luz en España comparado con Francia

enchufesSe sabe que por lo general en España la factura de electricidad es importante, para tener una idea de cuánto se paga de luz en este país, hice una comparativa con una factura de Francia. La diferencia es muy notable, y gran parte del exceso de precio que se paga en España ocurre en la parte fija (potencia contratada y otros conceptos). Veamos las explicaciones.

Explicación de la factura de la luz en España

En las facturas de electricidad en nuestro país normalmente se encuentran los siguientes conceptos:

  • Una facturación por potencia contratada. Se trata de la potencia máxima que puede usar una vivienda en un momento dado. El precio es una cantidad por kW puestos a disposición y por días de servicios. Este precio se multiplica entonces por el número de días del periodo de facturación y por la potencia contratada.
  • Una facturación por la energía consumida. Es decir los kWh que se han consumido durante el periodo de referencia. El precio es una cantidad por kWh y se multiplica por el incremento de los kWh que marca el contador durante este periodo.
  • Un impuesto sobre la electricidad, que suma un 5,11% más a los dos conceptos mencionados antes.
  • Un alquiler de contador, que suele ser una cantidad pequeña (entorno a los 80 céntimos anuales).
  • Otros posibles servicios que hayan sido contratados con la compañía (opcionales).
  • El IVA de todos los conceptos anteriores, actualmente un 21%.

¿Cómo es el recibo de la luz en Francia?

Estructuralmente, es algo muy similar, lo que cambia son los precios de cada partida, como veremos después. En Francia la factura incluye:

  • Una cuota mensual que depende de la potencia contratada.
  • Una facturación por la energía consumida.
  • Tres impuestos sobre la electricidad, dos de ellos basados en la energía consumida, y el otro fijo.
  • Otros posibles servicios opcionales.
  • El IVA de los conceptos anteriores, un 5,5% para los conceptos fijos y un 20% para los que dependen del consumo de energía.

Cuanto se paga de luz en España

Basándome en dos facturas recientes de distintas comercializadoras, he llegado a unos importes medios de una factura en España, calculada con una potencia de 5,5kW y un consumo mensual de 150 kWh:

  • Facturación por potencia contratada: 19,14€ por un mes a 5,5kW.
  • Facturación por energía consumida: 19,66€ por 150 kWh.
  • Impuesto de electricidad: 1,98€ (5,11% de los dos conceptos anteriores).
  • Alquiler de contador: 0,83€ por un mes.
  • IVA: 8,74€ (21% de todos los conceptos anteriores).
  • Total de la factura española: 50,35€

La parte variable (que depende exclusivamente del consumo) es aproximadamente el 50% del total en este ejemplo. Se trata de la energía consumida, además del impuesto de electricidad y del IVA sobre esa energía consumida.

En caso de tener una mayor potencia contratada, la parte fija sería mayor. En este ejemplo, por cada kW de potencia adicional, la factura aumenta de 4,42€ al mes (impuestos incluidos). Eso significa que una potencia contratada de 8,8kW implicaría un coste fijo mensual de casi 39€.

Cuanto se paga de luz en Francia

Basándome en una factura reciente, extrapolé los datos usando los precios unitarios y llegué a estas cantidades:

  • Facturación por potencia contratada: 5,19 € por un mes a 5,5kW.
  • Facturación por energía consumida: 13,78€ por 150 kWh.
  • Impuesto de electricidad: 6,26€ (la mayor parte variable es función de la energía consumida, el resto una pequeña cantidad fija).
  • IVA: 4,07€ (5,5% de los conceptos fijos y 20% del consumo e impuestos asociados).
  • Total de la factura francesa: 29,30€

En este caso, la parte variable representa un 76% de la factura, los conceptos fijos solo la cuarta parte. Y allí es donde se nota la mayor diferencia con España.

cuanto se paga de luzEn España la luz es muchísimo más cara

Mientras el consumo es más barato en Francia (coste variable de 22,24€ contra 25€ para España, un 11% menos), la parte fija es todavía mucho más baja en Francia (coste fijo 7,06€ contra 25,35€ en España, un 72% menos).

El resultado es que para este ejemplo de un consumo relativamente pequeño (1800 kWh al año), una familia francesa paga un 42% menos de luz. Dicho de otra forma, el sobrecoste en España es de unos 250€ anuales, cuando el nivel de vida en Francia es significativamente más alto.

Es cierto que en Francia hay mucha energía nuclear, que es bastante económica, y quizás parte de la explicación venga de ahí, con la problemática ambiental que supone. Sin embargo, también está el problema de fondo: ¿qué porcentaje de la factura debería ser variable y qué porcentaje debería ser fijo? En mi modo de ver, la parte variable debería ser más importante, por esos motivos:

  • Los ahorradores pagan menos y los derrochadores pagan más.
  • El ahorro de dinero también viene asociado con un mayor cuidado de los recursos energéticos, con el impacto ambiental que supone.

Si quieres ahorrar en la factura de la luz, lo primero que tienes que hacer es repasar tu factura y comprobar la potencia contratada. En muchas ocasiones es demasiado elevada. Y luego deberías leer esa serie de consejos que escribí hace tiempo para ayudarte a ahorrar en la factura de la luz. Porque mudarse a Francia no es la opción más práctica.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)