Invertir en oro y plata: balance cuatro años después

invertir oroEl oro y la plata son dos valores refugios tradicionales, cuyas cotizaciones se suelen disparar cuando el resto de la economía tiene dificultades. Hace algo más de cuatro años, cuando ambos metales se estaban apreciando muchísimo en el mercado, publiqué en este blog un artículo explicando que probablemente ya no era un buen momento para comprarlos. Veamos lo que ha pasado. ¿Será invertir en metales una buena opción para ganar dinero?

La situación en septiembre de 2011

En aquel entonces, escribí el artículo porque veía como cada vez más personas pensaban que era buena idea invertir en oro, o en plata, al mismo tiempo que florecían las tiendas de compro oro. Se parecía mucho a una burbuja especulativa, cuyo inicio coincidió con el pinchazo inmobiliario en España (o más exactamente con el inicio de la crisis financiera global).

En septiembre de 2011 el oro cotizaba alrededor de 1600 dólares por onza, mientras la plata se vendía por unos 31 dólares la onza. Para ponerse un poco en perspectiva, ambos metales cotizaban por 400$ y 8$ en 2005, lo que significa que sus valores habían crecido enormemente en pocos años, tras una larga temporada de estancamiento (incluso bajada).

invertir en plata¿Cómo estamos ahora?

En el momento de escribir este artículo, el oro cotizaba alrededor de los 1.100 dólares por onza (-30% desde septiembre 2011) mientras la plata cotizaba alrededor de los 14 dólares por onza (-55% desde septiembre 2011). En otras palabras, ambas cotizaciones se han desplomado, aunque en el caso de la plata la caída ha sido mucho más acentuada que para el oro.

evolucion oro

evolucion plata

¿Y el futuro?

La evolución de esas cotizaciones depende en gran parte de cómo se va a comportar la economía mundial en los próximos meses y años. Si Europa sale definitivamente de la recesión larga que ha atravesado en los últimos años y las otras economías importantes (Estados Unidos y China) siguen en una buena tendencia, el oro y la plata podrían seguir bajando. En caso de nueva recesión, podrían volver a ser valores refugios.

De todos modos no me atrevo a hacer predicciones. Hace cuatro años estaba bastante claro que los precios eran muy altos, y por lo tanto que comprar llevaba consigo una fuerte probabilidad de bajada. Hoy el precio del oro sigue siendo relativamente alto si lo comparamos con la cotización histórica, y la plata parece ajustarse más a valores históricos. Sin embargo, las cotizaciones históricas no condicionan las futuras. Solamente cuentan la oferta y la demanda.

En caso de querer invertir en plata y oro, lo único que puedo recomendar es informarse mucho y no invertir todos los ahorros en esos metales, sino tener una estrategia para repartir los riesgos de inversión.  A partir de allí cada uno decide si es una opción interesante o no lo es.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)