Trabajar desde casa

trabajo-desde-casa¿Quién no ha pensado alguna vez en lo bueno que podría ser trabajar desde casa? Adiós a los atascos. Sin el jefe cerca para acosarte. Es la posibilidad de decidir como organizarse, de poder estar pendiente de la familia y de los hijos. Parece una de las mejores formas de equilibrar vida profesional y personal. Repasemos opciones de trabajo en casa, así como las ventajas e inconvenientes que conlleva, sin olvidar algún consejo útil sobre motivación.

 

Opciones de trabajo desde casa

Para trabajar desde casa, hay muchas opciones. No podemos citarlas toda en este artículo pero vamos a dar unos ejemplos que te pueden permitir imaginar muchas más posibilidades.

   Externalizar tu trabajo

Antes de pensar en hacer algo distinto a lo que estás haciendo hasta ahora, quizás lo más adecuado sea intentar valorar si podrías hacer lo mismo desde casa. Claramente unos empleos son más fáciles de llevar que otros. Si eres programador informático, con tener unas reuniones en persona de vez en cuando y resolver el resto por correo electrónico y teléfono debería bastar para seguir haciendo un gran trabajo, desde la distancia.

A veces pensamos que es imposible trasladar un puesto de trabajo a un domicilio particular, por la cantidad de interacciones diarias con otras personas (especialmente reuniones de trabajo). Puede que la externalización no sea posible, pero también es posible que tanta reunión y tantas interacciones no sean necesarias. En muchas empresas se pierde demasiado tiempo con la reunionitis.

Analiza si podrías realmente desempeñar correctamente tu puesto de trabajo permaneciendo en casa. Estudia todas las implicaciones, los problemas y las posibles soluciones, y si los ves factible no lo dudes y coméntalo con tu jefe. Si crees que podrías tener una mejor vida así, tendrás que arriesgarte.

   Montar una tienda online

Si vas a emprender desde casa, probablemente el comercio electrónico sea una buena opción. Es un sector que no ha parado de crecer en los últimos años, tanto cuando la situación económica iba bien como ahora durante la crisis. Tienes muchas posibilidades, tantas como tiendas tradicionales existen en la actualidad, y más. Si tienes un talento manual puedes vender tus propios productos, o sino negociar con fabricantes para crear unos artículos que el mercado pueda necesitar. También puedes especializarte en la distribución de productos muy específicos y difíciles de conseguir de otra forma. Hay opciones para todos los gustos.

Tendrás que pensar en el almacenamiento. Dependiendo el producto que vendas puede suponer un problema logístico (que seguramente sabrás resolver).

   Crear una red de blogs

Ya hemos explicado como se puede ganar dinero con un blog. En esta ocasión también te explicamos que los ingresos que se podían conseguir no eran muy altos, por lo que una posibilidad es que tengas no uno sino varios blogs. De esta manera aumentarás tus posibilidades de conseguir más tráfico y más publicidad, además de beneficiarte de la experiencia, de los contactos comerciales que puedas tener, etc.

   Gestionar tus inversiones

Es una opción para una persona que por un recorrido profesional exitoso o por los beneficios de una herencia temprana dispone de los ahorros suficientes para poder dedicarse en exclusiva a vivir de los intereses de sus inversiones. Algunas personas se especializan en activos inmobiliarios (comprar para alquilar). Otras se hacen expertas en los mercados financieros. Otras prefieren participar en el capital de negocios prometedores.

Tienes varias formas de conseguir el mismo nivel de ingreso invirtiendo. Si tienes un perfil prudente, necesitarás bastante capital. Si te va el riesgo, podrás obtener intereses importantes con menos inversión inicial, pero con la posibilidad de perder mucho si te va mal.

   Trabajar por teléfono

Ganar Dinero Por TeléfonoAunque hoy en día solemos relacionar automáticamente el trabajo a distancia con el uso de Internet, la verdad es que el concepto de trabajar desde casa es anterior al auge de la Red. Hace unas semanas comentamos como se podía ganar dinero con una línea de teléfono de tarificación especial (tipo 800), pero hay muchas más formas de crear un empleo en casa gracias al teléfono. Quizás una de las mejores opciones sea la de trabajar como asistente virtual, o secretaria a domicilio. Por ejemplo, se podría gestionar la agenda y las citas de media docena de médicos.

   Hacer pequeños trabajos por Internet

Volviendo a Internet, no tendría mucho sentido hacer un artículo sobre el trabajo a domicilio y no mencionar todos esos pequeños trabajos que se pueden hacer desde la pantalla de su ordenador. Hablo de cosas como rellenar encuestas, hacer clic en enlaces, leer correos electrónicos, y demás actividades parecidas. En general, no creo que cualquiera de ellas, incluso combinadas, permitan realmente asegurar un sueldo mensual. Son tareas de muy poco valor añadido y con un precio unitario muy bajo, que incluso con muchas horas de dedicación no llegan a constituir unos ingresos suficientes.

Sin embargo, nunca se sabe, puede que haya oportunidades. Hay que ser bastante desconfiado en general, pero si una propuesta usa los talentos y la experiencia que tenemos, sería un error no dejar la posibilidad de valorar seriamente una propuesta que nos permita trabajar en casa.

Ventajas e inconvenientes de trabajar desde casa

El empleo a domicilio es un sueño para muchos, y tiene muchas ventajas, pero tampoco es la respuesta absoluta al dilema vida personal / vida profesional. Veamos las ventajas y los inconvenientes.

   Los puntos a favor

El tiempo. Sin duda no tener que desplazarse hacia el trabajo es un gran ahorro de tiempo. No hay posibilidad de atascos. Lo más peligroso es quedarse dormido.

El ahorro. Como ya dijimos antes, no hace falta transporte, y además se puede comer en casa, lo que sale más barato que cualquier restaurante.

La disponibilidad. Para personas que tienen hijos, pueden estar disponibles en cualquier momento si hace falta. Basta con interrumpir el trabajo para solucionar cualquier emergencia.

La libertad. Hasta cierto punto, trabajar desde casa deja un gran margen de maniobra. No hay colegas espiando lo que uno hace ni jefe al acecho. Se puede organizar el trabajo como uno mejor quiera, siempre que se cumplan los objetivos y algunas obligaciones (como videoconferencias, por ejemplo).

   Pero también hay inconvenientes

Puede desaparecer el límite entre trabajo y vida personal. Cuando tienes un empleo de oficina, sabes que el tiempo que estás allí es para trabajar y cuando estás en casa es para disfrutar de tu vida personal. Si tu lugar de trabajo es el mismo que tu domicilio, entonces es fácil que se vayan mezclando ambos universos, y que ya no seas capaz de desconectar.

La organización. Cuando no tienes horarios, ni personas para revisar lo que estás haciendo, eres el único que define la organización. Esto te puede llevar a dejar demasiado lugar a tu vida personal, o al contrario. Puede hacer que pierdas eficacia, bien por un exceso de perfeccionismo, bien porque te dejas un poco llevar en algunos aspectos.

 

Como mantener la motivación cuando se trabaja desde casa

Para finalizar el artículo, me ha parecido que merecía la pena hablar específicamente de la motivación de las personas que trabajan solas. Motivarse para trabajar siempre es difícil, pero cuando tienes un jefe cerca que te pide resultados cada día tiene más posibilidades de encontrar la motivación necesaria para cumplir con tus tareas.

Si estás solo, todo depende de ti. A continuación unos tips del artículo “Como Motivarse” del blog Crear mi Empresa.

Recomienda provocar encuentros con otros profesionales para poder compartir sobre temas profesionales y no quedarse siempre solo.

Alternar tareas de trabajo y momentos de relajación. Es imposible mantener la motivación si se trabaja todo el tiempo con la misma intensidad. Hacer pausas, realizar tareas más sencillas o simplemente irse a correr media hora son formas de romper la monotonía del trabajo.

Separar los espacios. Para no mezclar vida privada y profesional, quizás la solución sea dedicar una habitación al trabajo (despacho) y acudir a este sitio con la misma regularidad que se acude a una oficina.

Celebrar los éxitos. Si no hay colegas ni jefe para estar encima, tampoco hay nadie para darnos la palmadita en caso de haber conseguido algo. Es muy importante para la motivación celebrar los logros.

Mantenerse actualizado. La formación es esencial para poder trabajar de forma diferente y seguir motivado, creciendo como profesional.

 

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)