Vender diamantes, oro y joyas para conseguir dinero o salir de deudas

vender diamantes joyas oroSi necesitas dinero, en lugar de pedir un crédito rápido que puede complicar mucho más tu situación financiera, una buena opción es vender cosas que no usas. Por este motivo, muchas personas optan por vender oro, joyas o diamantes para conseguir dinero. Puede ser porque tienes una emergencia o simplemente porque no das uso a la joyería, y en lugar de tener un objeto de valor cogiendo polvo, decides venderlo para aprovechar mejor el dinero. Te cuento como sacar el mejor partido a tus objetos valiosos.

Antes de vender diamantes, joyas u oro, obtén una tasación

Si te estás planteando vender objetos valiosos, la primera recomendación que quiero hacerte es que no tengas prisa. Empieza por pedir una tasación de lo que quieres vender. Por ejemplo, si quieres tasar diamantes, busca una empresa y pídele su valoración. Lo puedes hacer fácilmente online mandando una foto de tus joyas o el certificado del que dispongas.

Y no dudes en pedir varias opiniones. Ya sabes que en el blog suelo recomendar pedir tres presupuestos cuando piensas hacer una compra grande. En caso de vender algo, pasa lo mismo. De esa manera, no solamente aumentas tus opciones de conseguir un mejor precio de venta, sino que tienes más tranquilidad sobre la oferta que te hagan. Si tres empresas te ofrecen lo mismo, ya no tendrás tantas dudas sobre si podrías conseguir algo más.

Ya que estamos hablando de tasación, tienes que tener en cuenta que, a veces, una joya no vale tanto como te imaginabas, especialmente cuando no la compraste tú. Más de una vez, la joya de familia que creías de gran valor resulta ser una imitación. Este tipo de situaciones son más frecuentes de lo que crees.

¿A quién vender las joyas, diamantes u oro que tengas?

Depende del tipo de joya.

En la mayoría de los casos, lo que tiene valor no es el producto de joyería en sí, sino la suma de sus materias primas. Por eso, normalmente el oro o los diamantes se venden por peso, en tiendas especializadas conocidas como “compro oro”, o en casas de empeños o similares.

Pero, si por algún motivo la joya que quieres vender tiene un valor mayor, por su diseño, por su historia, su antigüedad o porque tiene una piedra preciosa muy especial, entonces no tendría sentido venderla por peso. Lo recomendable, dado el caso, es consultar con joyerías o incluso con anticuarios, que podrían dar su opinión experta, y quizás pagar un precio mucho más interesante.

Ahora, cuando hablo de antigüedad no me refiero a las joyas que se compró la abuela en su juventud, sino a creaciones que se pasaron durante generaciones de madre a hija (o padre a hijo) y que ahora serían piezas de coleccionista.

¿Cuánto dinero puedes esperar al vender diamantes, oro y joyas?

Lo que tienes que tener muy claro es que hay mucha diferencia entre el precio de compra en una joyería y el valor de segunda mano.

Déjame que te cuente una historia. Hace unos años, en Estados Unidos, un hombre a punto de casarse se encontró con qué su novia se lo había pensado y ya no quería boda. Fue a devolver el anillo de compromiso, y se dio cuenta de que ninguna joyería se lo recompraba por más de la mitad de lo que le había costado. En reacción, creó una web de venta de joyas entre particulares que solo funciona en EE UU (aquí tienes un artículo que te cuenta su historia).

Las joyas son como cualquier otro producto. Valen menos de segunda mano que cuando están nuevas. Así que no pienses que te están intentando engañar con la tasación. Además, como ya hemos comentado, lo normal es que se vendan por sus materiales, motivo de más para que te paguen menos de lo que te costó.

Todo eso para decir que, si te ofrecen la mitad de lo que te costaron las joyas, es perfectamente normal.

¿Por qué vender tus cosas de valor?

Si se trata de algo que no usas para nada, ni tiene valor sentimental para ti, vender las joyas o los diamantes que tengas en casa es simplemente una oportunidad para ser práctico. El dinero lo puedes ahorrar, invertir, o usar para lo que quieras.

En caso de una emergencia financiera, vender objetos de valor es mejor para tu economía personal que contratar deudas. Ya sabes lo que he explicado más de una vez sobre el riesgo asociado con los créditos personales, que son caros además de peligrosos.

De hecho, si ya tienes deudas y estás pagando mucho por ellas, vender algo de valor puede ser una forma de aliviar tu situación, y dejar de pagar intereses muy altos.

Si lo que quieres es vender una joya para comprar otra, es una opción, pero también deberías valorar la posibilidad de transformar la joya actual. Pide un presupuesto, y verás si te compensa más vender y comprar, o pagar un joyero para que te haga una nueva creación a partir de la que ya tienes.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)