Usa un banco sin comisiones para sacar mejor partido a tu dinero

banco sin comisionesQuizás el primer paso para una persona que quiera ahorrar es asegurarse de que no le cobren comisiones. Al menos, no por el simple hecho de tener el dinero en el banco y una tarjeta de débito. Desde hace varios años es relativamente fácil encontrar un banco sin comisiones en España. O, al menos uno que cobre bastante menos que la banca tradicional. Es nuestro séptimo artículo de nuestra serie de consejos para ahorrar dinero.

¿Por qué tener un banco sin comisiones?

El dinero que ahorras debería darte una rentabilidad superior a la inflación, ya que si no lo hace, estás perdiendo poder adquisitivo. Pero no deja de ser una perdida relativa, que depende del uso al que destines tu dinero.

Sin embargo, las comisiones que  cobran algunos bancos solo por tener el dinero en una cuenta son una pérdida directa. Y en muchos casos es bastante significativa. Solo por tener una cuenta y una tarjeta, algunas entidades llegan a cobrar casi 100 euros al año, hábilmente repartidos en pequeños importes mensuales para que no te des cuenta.

Un banco online sin comisiones

Es difícil que a esas alturas alguien que viva en España no conozca al menos un banco en línea, empezando con una famosa entidad holandesa de color naranja. Esos bancos empezaron dando servicio solo a distancia, por teléfono e Internet, pero ahora mismo algunos de ellos disponen de una red propia de oficinas o de cajeros para realizar operaciones.

La preocupación de no tener un interlocutor físico a quien dirigirse ya no es un argumento para no trabajar con estas entidades, que además de no cobrar comisiones de mantenimiento suelen ofrecer productos de mayor rentabilidad que la banca tradicional.

  • ING Direct tiene oficinas por toda España.
  • Openbank se apoya en la red del Santander.
  • EVO tiene sus propias oficinas.

Otros bancos no tienen oficinas, pero aún así merece la pena que valores sus servicios. Puedo citar N26 o Selfbank, por ejemplo.

Las condiciones pueden cambiar, y tienes que revisarlas, pero normalmente, esos bancos no te cobran por tener cuenta ni por tener una tarjeta de débito. Tampoco por transferencias SEPE, así que puedes mover tu dinero como te da la cada entre esos y tus otras entidades.

Negocia con tu banco tradicional

No tengas miedo a cambiar de banco

Si dispones de una cantidad relevante de ahorros, puedes intentar negociar directamente con tu banco para que no te cobren ninguna comisión. No olvides que todo se negocia. Si no te hacen caso, puedes amenazar con irte a otra entidad con tu dinero.

Si todavía no reaccionan, lo mejor es que te vayas. Es algo parecido a la educación de los niños: las amenazas deben cumplirse sino no tendrán nunca efecto.

Además, si decides irte, tendrá dos ventajas:

  • Conseguirás mejores condiciones en otra entidad.
  • Demostrarás a tu gestor personal que no escuchar a su cliente tiene consecuencias. Puede que no te beneficie directamente. Pero con el tiempo, si los usuarios son más exigentes y consecuentes, los bancos les escucharán más.

La negociación no es para siempre

Si quieres operar con un banco sin comisiones, el problema de la negociación individual es que no se suele respetar por mucho tiempo. Si tu banco no te cobraba comisión por retirar en otros cajeros de la misma red y empieza a hacerlo, es probable que quejándose obtengas que sigan sin cobrarte. Pero probablemente 12 meses más tarde se repita la historia. Es un proceso que desgasta y toma tiempo, por lo que en mi opinión es más sencillo que te vayas directamente a un banco que no cobra comisiones por sistema.

Es algo muy similar a lo que ocurre con las compañías telefónicas. Mejor irte a una que siempre tiene precios baratos que a una que te ofrece un descuento durante un año. Al menos si no quieres tener que pelear cada año.

 

Las condiciones de los bancos van cambiando continuamente. Para encontrar el banco sin comisiones que más corresponde a tus necesidades, te recomiendo que te informes en las páginas respectivas de las entidades.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)