Como reciclar la ropa usada para ahorrar y cuidar el medioambiente

reciclar ropa usada¿Te has cansado de tu ropa? ¿Se ha quedado pequeña? ¿Ha perdido su color original? ¿Está rota? Antes de tirarla, piensa en todas las opciones que tienes para reutilizar tus prendas. Te voy a dar unos trucos para reciclar tu ropa usada. Te ayudará a ahorrar dinero, y será más ecológico. Y si nada de eso te convence, por favor no tires tus prendas a la basura. Seguro que hay un contenedor de recogida muy cerca de tu casa.

¿Qué hacer con tu ropa si está bien pero nunca te la pones?

Seguro que te suena alguna de esas situaciones:

  1. Te compraste una prenda, nunca te acabó de convencer, y ahí la tienes, ocupando espacio en tu armario hasta que decidas ponértela. Y sabes que nunca va a suceder.
  2. Tienes unos vaqueros que te gustaron tanto que te los ponías cada rato, hasta que te hartaste de ellos y ahora no les quieres ver ni en pintura.
  3. Bajaste de peso, o engordaste. Conservas una ropa que ya no te vale, por si acaso. Es que sería una pena volver a comprar teniendo ropa perfectamente buena.

El punto común entre todas esas situaciones es que tienes ropa en buen estado que no te pones nunca. Te está ocupando un espacio importante en el armario.

Menos mal que hay soluciones.

Si te cansaste de tu ropa, la puedes tunear un poco. Cambiarle el cuello a una camisa, ponerle un escudo termoadhesivo a una camiseta, cambiar el color, poner botones diferentes, acortar o alargar son algunas de las muchas opciones para dar un nuevo aspecto a tu ropa.

Si la ropa ya no te queda, o no te gusta, tienes dos opciones muy válidas.

  • La primera es vender tu ropa de segunda mano. También hay tiendas que te la compran para venderla. No pagan mucho, pero te sale mejor que tirarla, y además otra persona se la pondrá así que es una forma de reciclar. Y no olvides que tú también puedes comprar ropa barata en esas tiendas.
  • La segunda es regalar la ropa. Primero puedes probar con familiares y amigos, y después siempre tienes la opción del contenedor de recogida.

¿Qué hacer si la ropa ha perdido su color?

Te encantaba ese polo negro. Te lo ponías mucho porque te veías muy elegante. Pero con el paso del tiempo, ha perdido su color. Ahora tiene unas manchas más claras debidas al secado al sol y al uso intensivo.

Si la parte textil está todavía en buen estado, tienes la opción de teñir la ropa. En el caso del polo negro que mencionaba antes, es muy fácil, porque venden tintes para colores básicos hasta en el supermercado.

De esa manera, en lugar de gastarte 25€ en un nuevo polo, con menos de 2€ tendrás una prenda con un aspecto nuevo.

Eso sí, usar tintes tiene varios inconvenientes:

  • Las marcas industriales no son muy ecológicas, pero hay alternativas. Puedes buscar por Internet como teñir la ropa con un método ecológico.
  • Algunos colores son más difíciles de conseguir.
  • El tinte sirve para prendas de color uniforme, no queda muy bien en textiles con motivos impresos o colores diferentes.

¿Tu ropa se ha quedado pequeña o grande?

A veces, dejamos de ponernos la ropa porque ya no nos queda bien. Sin embargo, antes de donar esas prendas, piensa en si puedes hacer alguna de esas cosas:

  • Cortar las mangas, para convertir el top en una prenda de verano. No bastará con cortar, también tendrás que coser un dobladillo para que el resultado quede bien.
  • Cortar las piernas del pantalón. Con dos tijeretazos y un poco de costura el pantalón se convierte en short.
  • Ampliar la ropa. A veces, las prendas permiten un poco de margen para ampliar su tamaño. Basta con quitar unas costuras y volver a coser con el nuevo tamaño. Y si lo que quieres es reducir, lo tienes todavía más fácil.

¿Tu ropa tiene un desperfecto?

Hay gente que tira una camisa porque se le ha caído un botón. Y otra mucha que tiene esa camisa en el armario y piensa “algún día tengo que arreglar ese botón”. Pero tiene fácil solución.

Te recomiendo que hagas una pequeña inspección de tu ropa. Mira todas las prendas que se pueden arreglar. A algunas les faltará un botón, otras tendrán un pequeño roto o descosido.

Ponlas de lado y haz una lista de lo que vas a necesitar. Compra los botones, el hilo, el parche termoadhesivo y ponte manos a la obra. En poco tiempo ya tendrás ropa lista para ser usada de nuevo.

¿Ves qué sencillo?

Te aseguro que no hace falta mucha habilidad para la mayoría de las reparaciones. Y si lo ves complicado, puedes ir a una de esas tiendas de arreglos que te lo solucionarán por 5€, que seguro que es mucho menos que lo que te iba a costar una prenda nueva.

¿Tu ropa está muy rota?

A veces no hay mucho que hacer, la ropa ya está muy vieja y se rompe sin reparación posible. Pero todavía puede tener un uso. No la tires.

Puedes sacar de la ropa algunos elementos que te podrían servir para reparar otras prendas, como botones o cremalleras. Incluso algunas partes pueden ser útiles para tunear tu ropa. El cuello de una camisa se podría usar en otra, para dar un estilo más alternativo.

Puedes usar sábanas y camisetas viejas como trapos para limpiar tu casa. Por lo general, son tejidos absorbentes que cumplirán con su propósito.

Finalmente, puedes reciclar el tejido con alguna asociación. La ropa vieja se usa para muchas cosas, incluso para hacer paneles de aislamiento.

Recuerda: no tires, dona

Si ninguna de las soluciones que he citado antes te convence, por favor no tires tu ropa. Déjala en el contenedor de recogida que hay en tu barrio. Las asociaciones que gestionan esos contenedores harán un buen uso de ella.

Seleccionan las mejores prendas para venderlas a tiendas de segunda mano. De esa forma, la asociación recibe algo de ingresos y la ropa tiene una segunda vida.

Parte de la ropa se suele vender a mayoristas de prendas usadas, que luego las venden en países del tercer mundo, a un precio muy bajo.

La ropa que es inservible se entrega a la industria del reciclaje, para hacer cosas como los paneles de aislamiento que citaba antes.

¿Lo ves? Tienes muchas opciones para reciclar tu ropa usada. Aprovéchalas para ahorrar y cuidar el medioambiente.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)