¿Por qué deberías usar un comparador de tarifas para luz y gas?

comparador de tarifas gas y luzSi hay un consejo de ahorro que he repetido muchas veces en el blog es que comparar es una forma muy efectiva de conseguir mejores precios. Desde ya hace muchos años, puedes encontrar comparadores para prácticamente todos los servicios que puedes imaginar. Hoy te voy a dar los motivos para consultar un comparador de tarifas de luz y gas antes de contratar una nueva compañía, o simplemente para saber si no estás pagando de más con tu proveedor actual.

¿Por qué deberías comparar las tarifas para luz y gas?

Es un presupuesto significativo en tus gastos anuales

No es nada raro para una familia pagar entre 80 y 150 euros mensuales de media entre la factura de la luz y la del gas. Es decir, hablamos de un gasto anual entre los 1.000 y 2.000 euros. Por poco que consigas una rebaja de un 10% respecto a lo que pagas, ya es un buen pico.

Las compañías van cambiando sus tarifas

Como ocurre para otros servicios, como seguros o telefonía, los proveedores te suelen captar primero con una oferta muy competitiva, pero luego aumentan paulatinamente el precio sin que te des cuenta. Si no comparas las tarifas de vez en cuando, no tienes ninguna forma de saber si lo que estás pagando es competitivo. En el sector energético, eso se ve complicado por las subidas y bajadas del precio de la energía en el mercado.

¿Por qué usar un comparador de tarifas de luz y gas?

Es cierto que podrías meterte en las páginas web de las diferentes compañías, y hacer una simulación con tu consumo para saber cuánto pagarías. Pero, teniendo en cuenta que hay muchas comercializadoras, tardarías mucho en tener una buena idea. Por eso, la mejor forma de ahorrar y de saber cuáles son las mejores tarifas de luz y gas es usando un comparador, que hace el trabajo por ti. Te devolverá varias opciones que podrás comparar fácilmente.

Los comparadores están directamente conectados con las páginas de las compañías, por lo que la información que sacas siempre está actualizada. Además, tan solo tienes que entrar tus datos una vez, y luego la automatización del sistema hace todas las consultas.

Busca un comparador que analiza las ofertas conjuntas de luz y gas

Hoy en día, la mejor forma de ahorrar en el recibo de energía con una compañía en concreto es hacer un pack con la luz y el gas en la misma factura. La mayoría de los proveedores suelen ofrecer un descuento adicional a los clientes que eligen agrupar los suministros. Es decir, que además de un buen precio, consigues una rebaja extra.

Por lo tanto, es importante que compruebes que el comparador que vas a usar tiene la funcionalidad de analizar precios para ofertas combinadas de gas y luz. Así podrás aprovechar los mejores precios para tu suministro energético.

¿Cuándo es buen momento para usar un comparador de tarifas de gas y luz?

Realmente, cualquier momento del año es bueno para cambiarte a una alternativa más económica y empezar a ahorrar, pero hay épocas especialmente interesantes para meterte en un comparador.

Ahora estamos al inicio de la temporada de frío, lo que significa que tu consumo de gas y luz va a aumentar de forma significativa. Si te cambias ahora, conseguirás la mayor parte del ahorro anual, con permiso del uso del aire acondicionado en verano.

Un buen momento para usar un comparador es cuando llevas al menos un año con la compañía actual. Ese plazo suele ser cuando se acaban algunas ofertas de bienvenida, y cuando los proveedores suben un poco el precio. Si llevas varios años, no lo dudes y métete ya en un comparador de tarifas de gas y luz, porque es muy probable que estés pagando de más.

Consejos de ahorro de energía que deberías hacer igualmente

Está muy bien pagar menos por tu consumo, pero también es muy importante reducir la energía que gastas mes a mes. Ya he escrito varios artículos sobre como ahorrar energía en casa, por lo que no voy a entrar mucho en detalle, pero te diré al menos dos cosas.

Ahora que todavía no hace mucho frío, piensa en cambiar ventanas viejas si tienes algunas en casa. Lo notarás un montón en tu consumo cuando bajen las temperaturas. Es una inversión a largo plazo, pero verás resultados inmediatos.

Échale un vistazo a las recomendaciones que hace el IDAE, un portal oficial que te puede enseñar muchos trucos y buenas prácticas para un uso de energía más sostenible. Entre las más importantes, citaría cambiar los bombillos por unos de bajo consumo, mantener una temperatura adecuada en casa (26 grados en verano, 20 grados en invierno) y no quedarte más tiempo de lo necesario en la ducha.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)