¿Cuánto falta para que explote la burbuja del Bitcoin?

criptomoneda bitcoinHace unos años, expliqué en este blog porque Bitcoin no podía ser una alternativa real a las monedas actuales. Lo voy a recordar brevemente en este post, que escribo como advertencia para las personas que quieran comprar esa criptomoneda como inversión. Está subiendo otra vez como la espuma, y ha superado los 10.000 dólares en los últimos días, pero tiene mucha pinta de ser una burbuja. Eso sí, difícil saber cuánto más puede subir antes de bajar.

El fallo de diseño

Como expliqué en mi artículo anterior, una de las ideas de Bitcoin es limitar el número de unidades en circulación mediante un algoritmo. Es decir que nunca habrá más monedas que un número definido desde el inicio. Eso, en teoría era para evitar que se pudiese manipular el valor de la moneda emitiendo más, como hacen los bancos centrales con el dólar o el euro.

Ahora bien, ¿qué pasa si un recurso es limitado y cada vez más personas quieren adquirirlo? Su precio sube. Suponiendo que el planeta entero, o una fracción notable de la población quisieran comprar bitcoins, su valor no pararía de subir. Pero, entonces, si tienes bitcoins y ves que no paran de subir, ¿te los vas a gastar para comprar cosas? La respuesta es no. No te compensa. Tendrías que esperar a que se estabilice el precio expresado en otras divisas para comprar.

Y es exactamente lo que está ocurriendo ahora. Cada vez más gente compra bitcoins y el precio no para de sobrepasar niveles que parecían inalcanzables. Escribí mi primer artículo sobre la criptomoneda hace algo más de 4 años, y desde junio de 2013 el precio se ha multiplicado por 100. Es decir que quien haya comprado por 10.000€ de bitcoins hace 4 años sería hoy en día millonario, virtualmente.

burbuja bitcoin¿Quién realmente usa bitcoins para comprar?

Cuando escuchas noticias sobre la criptomoneda, normalmente llegan dos afirmaciones: que ha llegado a un nuevo récord histórico de cotización frente al dólar, y que cada vez hay más sitios que te permiten comprar usando Bitcoin. Pero, en realidad, el uso de esa moneda en la economía real es muy marginal. Son pocas las empresas que aceptan cobrar en bitcoins, pero menos aún son los clientes que quieren usar esa moneda para pagar.

Y aquí volvemos al fallo de diseño. ¿Te imaginas el lío de gestionar unas ventas en una divisa que varía tanto de un día a otro, de un mes a otro? ¿Cómo fijas los precios de tus productos en bitcoins? Para no perder, lo lógico es fijar un precio en función de la cotización en dólares del momento, y en el momento del pago revertir este dinero en dólares, para eliminar el riesgo de cambio. Pero para eso es mejor que te compren en dólares, no en bitcoins.

Es una burbuja, pero es muy difícil saber cuándo explotará

Bitcoin es una moneda que la gente compra como un valor de inversión. Pero, a diferencia del oro, o de las acciones de una empresa, no tiene un valor mínimo, no se basa en un bien tangible. Podría perfectamente no valer nada si la gente deja de confiar en esa moneda o aparece una alternativa más atractiva.

El hecho de que no se use para comprar cosas es un indicador importante de que es una burbuja. Recuerda mucho el tema de los sistemas piramidales, aquellos en los cuales se gana dinero metiendo a nuevas personas en la rueda, pero donde no se venden realmente productos.

Con Bitcoin llegará un momento en el qué nadie más entre en el sistema y la cotización empiece a bajar. Entonces, muy probablemente, aquellos que tengan una plusvalía latente importante decidirán vender para ya no ser ricos virtualmente sino realmente. Convertirán sus bitcoins a dólares o euros y comprarán algún activo tangible como bienes inmobiliarios. Eso provocará una bajada más importante de la cotización, que llevará a más ventas, hasta que se queden atrapados los últimos en entrar, con pérdidas muy significativas.

En todas las burbujas, primero invierten expertos y profesionales, y al final del todo, gente que no tiene ni idea. Cuando la gente “normal” está comprando y te comenta que es una súper inversión porque no para de subir, los expertos ya vendieron.

Los gemelos Winklevoss, a quienes supuestamente Mark Zuckerberg “robó” la idea de Facebook (tuvo que pagarles varias decenas de millones de dólares como compensación), invirtieron en bitcoin en 2013, y con la cotización actual de la criptomoneda, algunos expertos estiman el valor de su inversión a 1.000 millones de dólares. Quizás entonces pueda ser un buen indicar ver qué hacen. Si empiezan a vender, será un aviso para navegantes. Aunque es difícil que se sepa, dadas la opacidad y la privacidad en las transacciones.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)