10 motivos para no ver televisión

motivos-para-no-ver-television

En España, el ciudadano medio ve 4 horas y media de televisión al día, y a pesar del crecimiento de Internet, estamos en niveles record de consumo televisivo. Pero tanta televisión no es buena, como detallamos a continuación, con nuestros 10 motivos para apagar el televisor.

 

1º- La televisión incita al consumo

Tenemos que empezar este artículo con una obviedad que merece la pena recordar. La televisión comercial es un medio de comunicación que existe únicamente para vender productos a los televidentes. Los programas solo están para poder emitir anuncios de publicidad.

De hecho, la televisión es un gran ejemplo de la frase: “si no pagas nada por un servicio, es que eres tú el producto” (algo válido también para Google o Facebook).

Los anuncios de publicidad son herramientas muy elaboradas de manipulación de las emociones, basados en estudios de comportamiento y en sociología. Nos incitan a comprar de una forma que a menudo ni nos enteramos, pero que es muy eficiente. Si no lo fuera, ya hubiesen desaparecido todos los canales privados.

 

2º- La televisión incita al crédito fácil

En este blog, repetimos a menudo que el crédito es el peor enemigo de la libertad financiera, especialmente los créditos al consumo. Comprar hoy algo con el dinero que no sabemos si vamos a tener mañana es una temeridad, además de ser algo extraordinariamente caro (por los fuertes tipos de interés aplicados).

Pues bien, muchos de los anuncios emitidos por televisión y especialmente en horarios de trabajo (es decir cuando solo los pueden ver personas que no tienen ingresos) son de crédito fácil y demás engaños financieros.

 

3º- Las televisión difunde obvias mentiras

¿Cómo confiar en un medio que presenta sin ningún filtro científico productos que no sirven para nada como un antimosquitos de ultrasonidos o servicios de astrología? Está claro que falla el sistema de control de la programación de televisión si tales prácticas son impunes y autorizadas.

 

4º- La información emitida raramente es veraz y siempre es manipulada

Al menos, con las mentiras anteriores, una gran parte de la audiencia es capaz de valorar que se tratan de anuncios y que por lo tanto hace falta visión crítica, por lo que muchas personas no caen en tan obvias trampas.

En el caso de los informativos, o de los programas de tertulia política o económica es mucho más grave. Uno señores con aspectos muy respetables nos presentan informaciones parciales y manipuladas, escondiendo los verdaderos problemas y haciendo razonamientos simplistas sobre problemáticas mucho más complejas.

Para darse cuenta es más complicado, porque el adorno es muy sofisticado, pero cuando se produce un desfase manifiesto en la realidad y el discurso (como ahora con la crisis económica), por suerte parte del público se despierta.

Le pido al lector, que seguramente sea experto en algún tema en concreto, que esté pendiente de los informativos cuando se hable precisamente de este tema que conoce en detalle. Verá como la información que se exponga será muy parcial, demasiado resumida o incluso totalmente incorrecta. Pues eso pasa con todo, y especialmente con la economía. Sino, ¿Por qué nadie habla del esquema Ponzi de las pensiones? Por citar uno de los temas que hemos tratado en el blog.

 

5º- La televisión crea interés sobre asuntos nimios (para mayor manipulación)

España es un país con mucha afición por el fútbol. Pero ¿qué tiene que ver este deporte con la emisión de cientos de horas de programas dedicados a aspectos realmente insignificantes como lo que dijo tal entrenador o tal jugador y demás sandeces? Quitando la emisión de los partidos, el fútbol se trata exactamente igual que los cotilleos de los programas del corazón y asimilados, el segundo eje de desarrollo de los programas de la televisión comercial.

Entre las dos cosas, suman la mayoría de la programación televisivas emisiones sin ningún valor añadido, que no solo no hace al público ni más culto ni más inteligente, sino que son capaces de atraer con sus simplezas a personas brillantes y anular en ellas durante este tiempo cualquier capacidad de razonamiento.

Ya fuera de las horas de programación, nos dedicamos a difundir estas polémicas diseñadas, a comentarlas entre amigos y quitamos tiempo a las cosas que realmente podrían importar.

 

6º- La televisión quita mucho tiempo

Volviendo a lo que decíamos en el primer párrafo. Cuatro horas y media al día es lo que una persona dedica a la televisión. Es una cifra aterradora. Está claro que el tiempo pasa muy deprisa frente a la “caja tonta”, pero cuatro horas y media es mucho. Yo recomiendo a cada uno que mida durante una semana su consumo televisivo y luego piense en todas las veces que dice: “no tengo tiempo para eso”.

Imaginemos solo un instante (soñar es gratis) que cada español dedicará solo 30 minutos de su tiempo diario en preocuparse por hacer algo por sus finanzas personales (un día revisar su contrato de teléfono, otro día repasar sus gastos, etc.) Puedo afirmar que si fuera el caso la situación económica de muchas familias sería muy distinta hoy, y por lo tanto la del país.

No quiero echar la culpa a la televisión, sino a la elección de pasar tanto tiempo viéndola en lugar de ocuparse de temas más importantes o más productivos.

 

7º- Ver tanta televisión amplifica comportamientos sedentarios

No creo que haya mucha gente que vea televisión desde su bicicleta estática mientras hacen deporte. Lo normal es estar sentado en el sofá y no moverse casi nada. Además, y respondiendo a los estímulos emitidos, es habitual sentir antojos de comida, con el agravante de que comer delante de la televisión (o del ordenador) es algo muy poco recomendable porque nuestra atención no se dirige a la comida sino al programa, y comemos mal y demasiado.

Por lo tanto, no ver televisión da mucho tiempo para hacer actividad física (aunque sea solo dar un paseo de media hora por el barrio por la noche), y estar en mejor forma.

 

8º- El televisor gasta luz

Puede que sea un gasto pequeño, pero tener encendido el televisor durante horas cada día acaba repercutiendo en la factura de la luz. Apagar totalmente el monitor permitirá ahorrar unos céntimos cada mes, siempre que no se dedique el mismo tiempo a otra actividad que consuma tanta o más electricidad (como navegar por Internet en un PC por ejemplo).

 

9º- Ver televisión es malo para la salud

La consecuencia del punto que mencionamos antes sobre el sedentarismo es que ver mucha televisión acaba siendo muy dañino para la salud. De hecho, según recientes estudios, a partir de dos horas al día aumentan una serie de riesgos, como padecer diabetes, problemas cardiovasculares y muerte prematura. El tema de la vista se queda como algo muy secundario frente a estos peligros.

 

10º- Internet es mucho mejor

Se pueden aplicar a Internet los problemas que hemos mencionados sobre sedentarismo, perdida de tiempo, gasto energético, etc. Sin embargo, la red tiene muchas ventajas respecto a la televisión, y por lo tanto es un motivo más para dejar de verla.

Internet es un medio donde controlas lo que quieres ver, leer y escuchar. Puedes hacerte tu propia opinión buscando fuentes fiables. Pongamos un ejemplo. En televisión escucharás una noticia del tipo “las ventas de coches han bajado un 50% respecto a máximos”, dato que sin puesta en perspectiva no tiene ningún sentido. Si investigas por la Red podrás encontrar un gráfico con la evolución de las ventas desde los noventa, y ver como realmente la aberración fue el nivel de ventas de hace unos años, cuando el crédito fácil permitía a todos comprar coches nuevos a plazos irresponsables.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

  • No se encontró ningún artículo relacionado

1 pensamiento en “10 motivos para no ver televisión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)