Como preparar tus finanzas personales para la jubilación

preparar la jubilaciónDejar de trabajar y jubilarse es un momento muy importante en la vida de cualquier persona. Es una época de transición, y que requiere haber tenido una buena planificación para tener los ingresos suficientes para el resto de tu vida. Vamos a ver como puedes preparar tus finanzas personales para tu futura jubilación, y así poder seguir disfrutando plenamente de lo que te gusta sin tener preocupaciones de dinero.

Principales herramientas para preparar tu jubilación

En este artículo te voy a dar informaciones sobre la pensión pública, la opción de contratar un plan de pensiones, el ahorro, la inversión, o el control de gastos y deudas. Pero no solo eso, también hablaremos de salud, vivienda, e incluso de la opción de seguir trabajando. Todo eso te lo detallo a continuación.

Comprueba con qué pensión pública podrás contar

Si estás pensando en preparar tu jubilación, lo primero que deberías hacer es tener una estimación del ingreso mensual al que tendrás derecho por parte del sistema público de pensiones. Está claro que la normativa va evolucionando, y que, si te faltan muchos años para jubilarte, quizás la estimación no sea muy precisa. De todos modos, la web de la Seguridad Social tiene un simulador, y no viene mal que le eches un vistazo.

En cualquier caso, viendo los desequilibrios estructurales del sistema público de pensiones, me parece importante que no consideres esos ingresos futuros como totalmente seguros.

  • Si te faltan pocos años para jubilarte, es probable que tu pensión pública no se vea muy afectada a corto y medio plazo, aunque más adelante podría haber recortes, si la situación se vuelve insostenible.
  • Si dispones de mucho tiempo, es importante que consideres la posibilidad de tener ingresos adicionales para completar tu pensión pública. Si al final el sistema no sufre recortes, vivirás con más desahogo. Y si al final tu jubilación estatal se ve reducida, te verás menos afectado que otros.

Ahorra e invierte para preparar tu jubilación

Si quieres poder contar con ingresos extras en el futuro, vas a necesitar ahorrar parte de tus ingresos actuales, e invertirlos para sacarles una rentabilidad. Lo puedes hacer de múltiples maneras.

  • Contratar un plan de pensiones tiene varias ventajas fiscales. Con los últimos cambios legislativos es especialmente interesante si la empresa en la que trabajas hace aportaciones. Ahorrarás más gracias a las deducciones en el IRPF, e invertirás porque la entidad gestora le sacará rentabilidad, con un perfil de riesgo bajo.
  • Por supuesto, puedes optar por generar otras rentas, como por ejemplo invirtiendo en bolsa para recibir dividendos, o comprando inmuebles para ponerlos en alquiler.

Idealmente, es buena idea diversificar tu patrimonio. Puedes, por ejemplo, invertir parte de tu ahorro en un plan de pensiones hasta el importe de deducción, y luego optar por otras opciones de inversión con el dinero que te sobra. Lo importante es que analices las ventajas fiscales de cada posibilidad, y los riesgos asociados, antes de tomar una decisión informada.

Salda tus deudas

Se podría argumentar que ese punto debería ir antes de la sección sobre el ahorro y la inversión, porque generalmente, compensa saldar deudas lo más rápido posible, antes de ponerte a invertir. Pero también depende del tipo de deuda que tengas.

Lo que deberías saldar lo antes posible son préstamos al consumo, deudas de tarjetas y otros instrumentos de créditos a corto plazo con tipos de interés elevados. Una hipoteca es otra cosa, y es compatible con tener una estrategia de ahorro e inversión, sobre todo si la tienes a un tipo fijo muy bajo.

¿Cómo hacer si no consigues ahorrar para preparar tu jubilación?

Estoy seguro de que muchas personas ven esos consejos y piensan: “Si pudiese, ahorraría, pero no puedo hacerlo”. La inmensa mayoría de la gente tiene capacidad económica, es decir ingresos suficientes, para ahorrar, pero muchos no lo logran, simplemente porque gastan demasiado.

¿Y cómo se evita gastar demasiado? Haciendo un presupuesto y aplicando unos trucos de ahorro. Si repasas en detalle todo lo que te gastas cada mes, apuntando cada uno de tus desembolsos, te aseguro que encontrarás muchos sitios donde optimizar tu presupuesto. Y, si eres de los que se gastan todo lo que tienen en la cuenta, puedes optar por el truco de la transferencia automática, que te “obliga” a ahorrar cada mes.

Preparar tus finanzas para la jubilación también implica cuidar tu salud

En España contamos con un sistema sanitario público que se financia con los impuestos de todos, pero que el acceso a la salud sea gratuito es algo relativo. Con la edad, aumentan los riesgos de sufrir enfermedades, y de tener costes asociados que no estén cubiertos. Por ejemplo, tener que adaptar tu casa o contratar a alguien para ayudarte, o acceder a una residencia. Hay subvenciones y ayudas, pero no siempre lo van a cubrir todo, o al menos no para el tipo de servicio que quisieras tener.

Una de las mejores formas de evitar y retrasar los gastos asociados con la deterioración de la salud es cuidarte desde ya. La prevención es la mejor manera de llegar en forma a tu jubilación. Cuidar tu alimentación y tu peso, hacer deporte, no consumir tabaco y alcohol, y otras recomendaciones básicas tienen mucho que ver con tu salud futura.

¿Cambiar de vivienda antes de jubilarte?

Muchas personas viven en pisos o casas grandes porque tuvieron una familia y necesitaban ese espacio. Cuando pasan los años, vivir en un lugar grande supone más molestias y gastos que ventajas. Una casa grande suele implicar barreras arquitectónicas como escaleras, y un mayor gasto energético, entre otras cosas.

Para preparar tu jubilación, puedes valorar la opción de vender tu residencia principal y comprar un apartamento más pequeño y práctico, situado cerca de muchos servicios de proximidad. Así tienes una doble ventaja. Por un lado, puedes reinvertir la diferencia entre la venta de la casa grande y la compra del apartamento, y tener más ingresos para tu jubilación. Por el otro, vives en un lugar mucho más práctico, también pensando en las limitaciones de movimiento que puedas tener en el futuro.

Preparar la jubilación con un seguro de vida

Ya que estamos hablando del futuro, tienes que saber que contratar un seguro de vida no sirve únicamente para proteger a tus seres querido. Hay algunas condiciones en las que puedes rescatar el dinero en vida. Por lo tanto, sería otra opción de ahorro, pero como es un producto un poco peculiar lo he puesto en una sección aparte.

¿Seguir trabajando después de jubilarte?

A muchas personas la jubilación les cuesta mucho, porque sienten que sin una actividad diaria ya no tienen mucho propósito. Ese vacío se puede colmar de muchas maneras, por ejemplo, involucrándose en asociaciones y actividades varias. Pero también existe la opción de seguir trabajando. La normativa actual permite compatibilizar un trabajo con una pensión pública, con algunas condiciones. Y, por supuesto, seguir trabajando implica tener mayores ingresos para tus finanzas personales.

¿A qué edad podrás jubilarte?

Aquí realmente todo depende de tus finanzas personales y de los ingresos pasivos que hayas conseguido generar. Si empiezas temprano a ahorrar e invertir, no es descabellado que te puedas jubilar antes de los 50 años. Pero, si cuentas única o principalmente con la pensión pública, tendrás que esperarte a llegar a los 67 años, si la edad de jubilación no vuelve a atrasarse en el futuro.

 

Espero que con esos consejos puedas empezar a planificar tu futuro, y preparar tus finanzas personales para la jubilación. No dudes en comentar si tienes un consejo que crees que merecería ser añadido a la lista.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)