¿Seguir en tu trabajo o montar tu propio negocio?

Si buscas la independencia financiera, una de las cosas más importantes es que consigas unos ingresos suficientes para poder ahorrar e invertir. De allí que te puedas plantear en un momento dado si merece la pena seguir en tu trabajo, buscar otro o montar un negocio. No hay un solo camino, pero te puede interesar leer esas reflexiones para que elijas lo mejor para ti.

Esta vez solo hablo de los ingresos económicos del trabajo

Hace unos años, en un artículo que llamé “¿Qué hacer cuando no sabes lo que quieres hacer?”, te hablé de mi teoría de los tres elementos importantes para elegir un trabajo. Pero el objetivo del post que estás leyendo ahora solo se va a limitar a tomar en cuenta el factor dinero, ya que es el más importante para conseguir tu independencia financiera. Con eso no minimizo la importancia de los otros tres elementos, solo que no son relevantes para esta temática en concreto.

Necesitas unos ingresos suficientes

Todo el mundo tiene la capacidad de ahorrar algo para invertir, pero también hay que ser honesto: si tu sueldo es poco más que el salario mínimo, no tienes mucho margen de maniobra para ahorrar, y se te complica el objetivo de la independencia financiera. Por lo tanto, si cobras poco, tienes que encontrar alternativas:

  • Puede que a la larga puedas conseguir un mejor puesto de trabajo en la empresa en la que estás, y cobrar un sueldo bastante más interesante, especialmente si hay un convenio que te asegura ciertos aumentos y primas por antigüedad. Pero también hay muchas empresas donde realmente no hay promoción interna, y ofrecen los puestos de responsabilidad a candidatos contratados externamente. Tienes que tener muy claras tus posibilidades, y si no ves que hay futuro a medio plazo, piensa en un cambio.
  • Otra posibilidad, es que por falta de estudios o de cualificación, no tengas muchas opciones de conseguir un mejor sueldo, incluso cambiando de empresa. En este caso, tienes varias posibilidades, entre las cuales destacaría dos: la formación y emprender. Si estudias algo que tiene demanda, y nunca es tarde para hacerlo, puedes mejorar tus opciones de conseguir un trabajo con un sueldo más alto.
  • Y llegamos a la opción de montar tu propio negocio. Es sin duda una alternativa interesante, aunque más arriesgada. Digamos que sigue la lógica financiera de correlación entre rendimiento y riesgo. Si montas tu propia empresa, puede pasar que pierdas tu inversión y no consigas buenos ingresos. Pero también puede ocurrir que te vaya muy bien y consigas unos ingresos muy superiores a la media. Eso es, de hecho, la mayor ventaja de emprender. Si sale bien, cobrarás mucho más que cualquier sueldo que hayas podido soñar como empleado.

¿Qué hacer si tienes un buen sueldo?

Hablaba antes de riesgo, y lo cierto es que cuanto menos estés cobrando como empleado, menos arriesgada para ti es la opción de montar tu propio negocio. Pero si tienes un buen sueldo, es lógico que tengas mayores dudas para emprender. Tener casi garantizado un ingreso cada mes, poder planear exactamente cuánto gastas y cuando dedicas al ahorro y a la inversión, es un motivo importante para seguir en el mismo sitio.

Es cierto que un negocio que vaya muy bien te puede hacer ganar mucho más que un sueldo alto de empleado. Pero creo que en este caso, la motivación vendría de cosas diferentes al dinero, como por ejemplo poder hacer lo que te apasiona, organizarte, y no tener un jefe detrás de ti.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)