Como ahorrar dinero y energía secando la ropa

ahorrar-con-la-secadoraCada vez es más frecuente ver secadoras en las casas españolas. Como el principio básico de este electrodoméstico es usar el calor para convertir el agua en vapor y así secar la ropa, puedes imaginar que gasta bastante energía. Vamos a ver unos consejos para procurar ahorrar mientras secamos la ropa.

1º- España es un país con muy buen clima, ¡aprovéchalo!

Vale, que no es muy glamoroso colgar la ropa en el tendedero a la vista de todo el barrio. De acuerdo, que es mucho más cómodo meter la ropa mojada en la lavadora y pulsar un botón que pasar un buen rato tendiendo una a una cada pieza con sus respectivas pinzas para que no se las lleve el viento. Pero estamos en España, un país con un clima envidiable, y una media de días de sol impresionante. Por lo tanto, sería una pena no aprovecharlo usando el recurso clásico de tender la ropa y esperar a que se seque naturalmente. Se ahorra mucha energía y no cuesta tanto trabajo.

2º- Colgar bien para ahorrar planchando

Si te tomas la molestia de sacudir un poco la ropa antes de tenderla, y que no las has olvidado previamente durante horas en la lavadora, cuando se seque tendrá muy pocas arrugas, y por lo tanto tendrás que planchar poco, con el consiguiente ahorro de energía (y de dinero).

3º- Mejor una secadora con gas y sino una eléctrica eficiente

Pero a veces no tienes tiempo, o llueve afuera y no tienes más remedio que usar la secadora de casa. En este caso, el IDAE recomienda la compra de una secadora de gas respecto a una eléctrica, ya que son más eficientes desde el punto de vista energético. Sino, ya conoces las etiquetas de eficiencia energética, y deberías buscar la secadora eléctrica que menos gaste.

4º- Buen centrifugado previo

Obviamente, cuando menos mojada este la ropa que quieras secar, menos tardará en secarse. Para conseguirlo es importante que uses el mejor centrifugado previo cuando hagas la lavadora. Todo depende de la clase de ropa que estés lavando (algunas son más delicadas que otras), pero por lo general, cuanta mayor la velocidad de centrifugado mejor.

5º- Cargar correctamente la secadora

Puede que tengas la sensación de que se seque más rápido la ropa cuando pones poca en la secadora, pero en realidad, igual que cuando haces una lavadora, lo recomendable es cargar completamente el aparato. Eso sí, no conviene mezclar tipos de ropas muy diferentes, especialmente la ropa ligera con la pesada.

6º- Haz un buen mantenimiento

De vez en cuando, es importante revisar que no se acumula pelusa en el filtro de la secadora, y limpiarlo si es necesario. Cuando el filtro se obstruye, incluso parcialmente, baja el rendimiento del electrodoméstico, y estás pagando de más en energía. Del mismo modo, tienes que comprobar de vez en cuando que el orificio de ventilación no está obstruido.

7º- No hace falta secar excesivamente

Las máquinas modernas disponen de sensores que permiten parar el secado en diversos grados, siendo los más habituales indicadores como “secado para planchado” o “secado para armario”. En el primer caso, la ropa seguirá siendo un poquito húmeda, pero secará completamente cuando se planche. En el segundo, el grado de humedad es tan bajo que ya se puede guardar sin miedo.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Un pensamiento en “Como ahorrar dinero y energía secando la ropa

  1. Pilar

    Un apunte. Si pones el centrifugado a bajas revoluciones la ropa se arrugará menos, tardará más en secarse al aire pero no hace falta planchar.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)