Consejos para ahorrar energía con la plancha

ahorrar energía con la planchaUna plancha puede llegar a tener una potencia de 1.500 vatios, y por lo tanto es uno de los electrodomésticos que más energía gastan por minuto de uso. Por eso viene bien recordar unos consejos de sentido común para ahorrar en la factura de la luz haciendo un uso más optimizado de este aparato tan necesario. Hoy vamos a ver como ahorrar energía con la plancha, aprovechando trucos y consejos.

¿Por qué intentar ahorrar energía con la plancha?

Lo contaba en la introducción. Una plancha con una potencia de 1.500 vatios gasta tanto como una calefacción eléctrica a plena potencia. Si suponemos un uso de dos horas a la semana, el coste en la factura eléctrica puede ser de unos 25€ al año. No es una cantidad enorme, pero se puede reducir con algunos trucos. Además, un mal uso de la plancha puede hacer que se gaste mucho más que esa cantidad.

1º- Compra ropa que necesite poco planchado

Como a menudo, el ahorro empieza mucho antes de llegar a usar el electrodoméstico. En efecto, si compras ropa que necesita poco o nada de planchado, no solo ahorras energía. También te liberarás tiempo. Hay que reconocer que no se trata de una actividad muy apasionante.

En lugar de camisas de lino y otros textiles tan fáciles de arrugar y tan difíciles de planchar, más vale optar por tejidos más prácticos. De hecho, hace años que están en el mercado camisas que no necesitan planchado. Puede que siempre requieran un retoque, pero son mucho más fáciles de alisar que las convencionales.

2º- Si estiras la ropa al tenderla puedes ahorrar energía con la plancha

Justo después de lavar la ropa, me imagino que la vas a tender. Al menos es lo que se hace en la mayoría de las casas, ya que el clima de este país lo favorece. En ese momento, merece la pena hacer un pequeño esfuerzo para estirar la ropa y que tenga las menos arrugas posibles al secar. No creo que sea ningún secreto el truco de sacudir la ropa un par de veces antes de tenderla. Es un gesto simple pero bastante eficaz. Y Facilita mucho el planchado.

3º- Junta una cantidad de ropa para planchar

Puede ser muy pesado tener que planchar todas las camisas de una vez, pero hacerlo te permite ahorrar bastante energía y tiempo. En efecto, cada vez que enciendes la plancha, esa demora en calentarse. Toda esa energía se pierde. Si procuras planchar mucha ropa a la vez, a la larga gastas menos que si la enciendes solo para unas pocas cosas.

4º- No dejes la plancha encendida cuando no las usas

Otro consejo muy obvio, pero no por eso menos necesario. A veces somos demasiado perezosos y preferimos dejar la plancha encendida un buen rato, porque sabemos que la vamos a volver a necesitar más tarde. Pero todo este tiempo el aparato gasta mucha energía. Recuerda, es uno de los que más gastan por minuto. Si quieres ahorrar con la plancha, dejarla encendida solo cuando la usas es lo lógico.

5º- Analizar la opción del centro de planchado compacto

Según el IDAE, un centro de planchado compacto puede llegar a ahorrar un 46% de energía respecto a una plancha clásica. Solo por este motivo merece la pena analizar si compensa comprar este tipo de aparato (normalmente un poquito más caro), para luego ahorrar en consumo. Puede ser especialmente interesante para aquellas personas que hagan un uso masivo de la plancha.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)