El análisis técnico no funciona, te explico el motivo

el análisis técnico no funcionaSi quieres operar en bolsa, en algún momento u otro te vas a encontrar con el concepto de análisis técnico. Según sus defensores, es una herramienta que permite entender tendencias de mercados y valores para aumentar tus probabilidades de éxito en tus inversiones. Con un discurso que suena muy matemático y científico, puede sonar convincente. Pero el análisis técnico no funciona, y te voy a explicar las razones.

¿En qué consiste el análisis técnico?

El objetivo

Vayamos a lo esencial. El objetivo del análisis técnico es estudiar los datos históricos de un valor o de un índice para encontrar tendencias que ayuden a predecir el futuro.

¿Cómo funciona el análisis técnico?

En la práctica, se basa en un estudio estadístico del comportamiento de los mercados para determinar patrones. La idea es que, si conoces esos patrones, entonces quizás puedas anticipar con cierta probabilidad el comportamiento futuro de un valor en concreto.

Entonces aparecen conceptos con las resistencias, que serían unos valores teóricos que marcarían mínimos y máximos. Siempre como probabilidad, no como predicción.

Siguiendo esa lógica, si tienes una cartera diversificada, y que para cada uno de los valores que tienes aplicas el análisis técnico, en conjunto debería irte mejor que el mercado. No vas a acertar cada valor. Pero, como supuestamente estadísticamente se siguen unos patrones, para un gran número de inversiones deberías ver resultados.

Es una herramienta para inversión especulativa

En el análisis técnico, da igual el subyacente. Lo que importa es el comportamiento de la cotización del valor o mercado que sea. Se intenta predecir la tendencia a corto plazo. Si piensas que un valor va a bajar, te pones corto. Si anticipas una subida, te pones largo.

¿Por qué no funciona el análisis técnico?

Realmente, el mejor argumento en contra del análisis técnico es el sentido común. A pesar de que se puedan usar modelo y patrones muy refinados y complejos, el concepto siempre se reduce a lo mismo. El objetivo es predecir el futuro con datos de cotizaciones pasadas, y sin tomar en cuenta otros datos. Ni se contempla la situación financiera de la empresa, ni las perspectivas económicas en general.

A corto plazo, los mercados financieros se mueven de una manera muy caótica. Rumores, publicaciones de datos, incertidumbres, influencia de grandes inversores, y mucho más hacen que sea imposible predecir lo que va a pasar. Las explicaciones siempre se dan a posteriori. Hoy el Dow Jones subió porque tal. Ayer bajó porque cual. Pero nadie sabe si bajará o subirá mañana.

En un contexto así, querer ver patrones en el comportamiento del mercado se parece más a la falacia del jugador que a un análisis racional. Es querer poner lógica y orden en algo que no se puede ordenar.

¿Es el análisis técnico una pseudociencia?

Se le parece mucho. De hecho, sus defensores suelen reaccionar de una forma muy similar a quienes defienden la homeopatía o la astrología. A ellos les funciona. Los que no ganan dinero con análisis técnico es porque no lo entienden o no lo han estudiado lo suficiente.

Yo nunca lo he usado. Igual que nunca he ido a una sesión de Reiki, ni a que me echen el Tarot ni he tomado medicamentos homeopáticos. No hace falta estudiar algo a fondo personalmente para saber que no funciona. Se puede usar el sentido común y la ciencia.

El sentido común dice que no tiene sentido pensar que las cotizaciones de un mercado se van a comportar según unos modelos predefinidos. De hecho, si así fuera, todos los analistas técnicos serían ricos.

-No, no todos. Solo se hacen ricos los que lo hacen bien. No hay buenos métodos sino buenos traders.

-Claro, igual que solo los videntes buenos aciertan. Los otros sí que son charlatanes.

Por otro lado, es un tema que se ha estudiado bastante, y como en el tema de la homeopatía, no hay pruebas concluyentes de que funcione.

Por su formato, su lenguaje técnico, y su falta de eficacia demostrada, creo que el análisis técnico entra perfectamente dentro de la categoría de las pseudociencias. Hasta que se demuestre lo contrario.

¿Por qué se habla tanto de análisis técnico?

Imagina que eres un bróker. Vives de cobrar comisiones por cada transacción en los mercados. ¿Qué te interesa más? ¿Te motiva que los inversores compren valores a largo plazo con una estrategia de dividendos? ¿O quieres que compren y vendan frecuentemente, cada día si es posible?

¿Lo has adivinado?

Curiosamente, he visto muchísimos anuncios invitando a operar en bolsa, o en divisas o en criptodivisas, con un curso gratis para novatos. Seguro que los has visto también.

¡Qué generosos! ¡Te dan gratis los métodos para hacerte rico! Me recuerda mucho el concepto del secreto peor guardado, que expliqué hace muchos años en el blog.

Análisis fundamental e inversión a largo plazo

¿Cómo resumir el análisis fundamental? Se trata de invertir (o no) en una empresa, o un mercado, en función de las informaciones que se tienen. Puedes comparar la cotización en bolsa con los resultados de la empresa, si tiene deudas o no, si tiene buenas perspectivas para el futuro, etc.

A corto plazo, las fluctuaciones del mercado son importantes.

A largo plazo, si diversificaste tu cartera entre varias inversiones y cada una se hizo en función de criterios de valor, es mucho más probable que te vaya bien. Una empresa sólida puede quebrar. Una empresa prometedora puede resultar un fiasco. Pero si tienes una cartera balanceada de buenos valores, en su conjunto es más factible que las cosas vayan bien.

El sentido común dice que las empresas con buenos resultados, pocas deudas y buenas perspectivas de crecimiento son buenas inversiones si las puedes comprar a un precio interesante, aprovechando alguna fluctuación. Las crisis bursátiles suelen ser buenos momentos para comprar empresas sólidas con un buen descuento.

¿Hay evidencia de que funcione? Solo unos cuantos multimillonarios y millones de pequeños inversores que han completado sus ingresos con dividendos.

Haz lo que quieras

Aquí no doy consejos ni lecciones. Simplemente comparto mi opinión. Que te sirva de información. Después, haces lo que quieres, como no podría ser de otra forma.

 

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)