El Internet más barato con nuestros consejos de ahorro

Internet BaratoHoy vamos a dar unas alternativas para poder conectarse a Internet gratis o por poco dinero, en un artículo que he llamado “el Internet más barato” tanto para describir su contenido como para revindicar mejores precios. Se trata de nuestro consejo de ahorro nº61.

España es uno de los países de la Unión Europea donde los precios de acceso a Internet son más caros, sin contar con la opacidad de algunas publicidades engañosas, que te hablan de precios sin IVA, no te mencionan el coste de la línea, y este tipo de cosas. Ya habíamos mostrado como en Francia, país vecino donde el nivel de vida es bastante más alto que aquí, el acceso a Internet era significativamente más económico.

 

Pero como no puedo solucionar este tema, que sola una competencia real entre operadores o una fijación de precios máximos por parte del Estado podrían solucionar, paso a explicar donde conseguir Internet gratis o como tenerlo mucho más barato.

 

Puntos de acceso gratuitos

 

Quizás estemos demasiado acostumbrados a la comodidad de nuestras casas para renunciar a pagar el impuesto revolucionario que nos cobran las compañías de comunicación y empezar a usar el Internet solo cuando nos es realmente útil y desde puntos de acceso gratuitos.

 

En las bibliotecas públicas suelen haber ordenadores de libre acceso a la red, e incluso en algunos casos una conexión wifi. Pero son muchos más los organismos públicos que han apostado por instalar redes gratuitas. Merece la pena informarse en las páginas de los ayuntamientos o monumentos cercanos, porque puede que se encuentre una red abierta a poca distancia.

 

Luego están todas las compañías privadas que ofrecen el acceso a Internet como complemento a sus servicios, en especial algunos restaurantes, bares o asimilados, tanto independientes como de cadenas. Por ejemplo, una conocida marca de cafés y otra de hamburguesas suelen tener wifi gratis para sus clientes. Pero claro, para eso normalmente hay que consumir.

 

Compartir la conexión wifi

 

Antiguamente, los más listos del edificio no contrataban Internet porque siempre encontraban en la lista de redes alguna que no estuviera protegida por una clave. La mayoría de los habitantes de este país vivimos en ciudades grandes, en edificios con muchos vecinos, y al igual que nos llegan las señales de nuestro alrededor, la nuestra alcanza otros pisos.

 

Lo curioso es que nuestro comportamiento individualista nos hace pensar en proteger nuestro acceso, pero en ningún momento nos planteamos la tremenda sobreoferta de redes inalámbricas. Con solo un poco de organización, podríamos todos tener el Internet más barato, pero nos resistimos a hacerlo.

 

Las posibilidades para compartir son muchas. La más efectiva sería contratar al nivel de la comunidad la conexión más potente del mercado (incluso varias de ellas para edificios grandes) y colocar antenas para que todos los vecinos se pudiesen conectar. Luego se da la contraseña solamente a los que pagan. Está claro que cada uno tendría que seguir pagando una línea fija (si quiere tenerla), pero en conjunto seguro que saldría más barato, y con una conexión muy buena.

 

Pero sin entrar en reuniones interminables entre propietarios, basta con llegar a un acuerdo con el vecino de al lado, y pagar entre los dos. Como el que tiene el contrato con la compañía es quien pone la contraseña, no hay problema. Si el vecino deja de pagar, se cambia la clave y se acabó.

 

Y para los que estén preocupados por conectarse a la misma red que otras personas, y por lo tanto que haya un riesgo para sus datos personales, hay que aclarar que para un buen hacker, las contraseñas de las conexiones inalámbricas son un juego de niños, por lo que tampoco estás a salvo con tu línea individual.

 

Compartir una señal desde un solo ordenador

 

Otra forma de compartir y pagar menos es cuando uno de los ordenadores tiene acceso a una red, mandar la señal por wifi a otros equipos. Por ejemplo, cuando estás en un hotel y has pagado por una conexión y te acompañan más personas, o en el aeropuerto. Los ordenadores que tienen Windows 7 pueden usar una aplicación llamada Connectify.

Personalmente, intenté probarla, y no me funcionó, por problemas de configuración de mi PC, pero según he visto en muchas páginas parece funcionar. Lo que hace el programa es usar la antena wifi del PC como router para otros equipos.

 

Si has pensado en más formas (legales) de tener acceso a Internet gratis o por poco dinero, lo puedes compartir en la sección de comentarios.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

2 pensamientos en “El Internet más barato con nuestros consejos de ahorro

  1. juanan

    Buenas,

    Interesante blog. Hay una alternativa mas, ser tu propio ISP. Buscad por google guifi.net. Es mas costoso de iniciar que lo que aparece en este blog pero podemos tener acceso en casa sin pagar el “impuesto revolucionario” y a una velocidad que normalmente supera con creces a la que podemos acceder con un ISP al uso.

    Un saludo
    J.A.P
    Infomatico de profesion Bofh de vocacion.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)