¿Hace cuánto que no actualizas el diseño de tu currículum?

El currículum sigue siendo un elemento muy importante en la búsqueda de empleo, aunque su formato ha ido cambiando mucho en las últimas décadas. Cuando ya llevas unos años trabajando, es posible que no hayas prestado mucha atención al formato y al diseño, y quizás estés usando un documento muy anticuado. Vamos a ver algunos consejos para tener un currículum más moderno.

Ya no hay un currículum, sino múltiples

Hoy en día, cuando buscas trabajo tienes muchos caminos. Puede ser que te apuntes a portales de empleos, puede que respondas directamente a las ofertas de trabajo publicadas en las páginas web de las empresas, o incluso es posible que vayas repartiendo manualmente tu hoja de vida, o mandándola por correo electrónico. Cada portal de empleo tiene su propio formato, que tienes que rellenar, aunque a menudo te dejan que cargues también tu currículum de toda la vida.

Pero más allá de eso, si recuerdas los consejos que te di hace mucho tiempo sobre como redactar el currículum, ya sabrás que tienes que adaptar el formato en función del puesto de trabajo al que presentas tu candidatura. Eso te permite destacar más algunos aspectos de tu experiencia y formación y aumentar tus posibilidades. Por lo tanto, tú también deberías tener varios formatos.

¿Qué diseño tiene tu currículum?

Antiguamente, el formato clásico era un documento de una o dos páginas dividido en secciones horizontales con los datos del candidato, su formación académica, su experiencia profesional, sus conocimientos de informática e idiomas y algún otro dato de interés. Era un diseño clásico, que funcionaba bien, pero tenía dos inconvenientes:

  • Los profesionales con una experiencia ya de unos cuantos años tienen un currículum un poco largo, y es difícil para el lector hacerse una idea resumida del perfil.
  • El formato por bloques horizontales se ve ya un poco aburrido. No atrae la vista y da pereza tener que leerlo.

¿Te suena? Si piensas que tu documento puede tener esos inconvenientes, es recomendable que le des un repaso. Porque, como entenderás, tu currículum tiene que destacar a primera vista. Si la persona a cargo del proceso de selección lo ve aburrido, o muy largo, es posible que no se moleste en leerlo en detalle y simplemente lo descarte.

¿Qué es lo que funciona ahora?

  • Diseño con espacios y pocas líneas (o ninguna).
  • Múltiples secciones, tanto verticales como horizontales, con apartados destacados y datos fáciles de leer.
  • Incluir una lista de competencias profesionales, así el seleccionador sabe en un vistazo lo que sabes hacer.
  • Incluir un apartado: “sobre mí” con un resumen de tu perfil y de tus objetivos profesionales. Hablamos de algo muy corto pero que da una idea de quién eres y lo que buscas.
  • Buscar fuentes modernas y agradables.
  • Inspirarse en los diseños modernos de páginas web.
  • Para los perfiles de personas experimentadas, poner en la primera página el resumen del currículum con una versión abreviada de la experiencia profesional, además de la formación, los idiomas, las competencias, etc. Y en la segunda página detallar la experiencia. De esa forma, la persona que haga la selección tendrá una visión global, y podrá mirar el detalle en la segunda página.

Merece la pena invertir tiempo en tu currículum

Si vas en serio en tu búsqueda de trabajo, entonces tienes mucho interés en invertir tiempo en mejorar el diseño de tu hoja de vida. Además, lo tienes muy fácil. Hay muchos ejemplos por Internet que te pueden inspirar. Lo importante no es copiar, sino procurar cumplir esos dos objetivos:

  • ¿Se ve fácilmente lo más importante de mi perfil?
  • ¿El formato es agradable para el lector?

Si lo logras, entonces tendrás muchísimas más posibilidades de que tu currículum llame la atención de la empresa que está buscando un perfil como el tuyo. Todavía tendrás que superar las entrevistas, pero habrás hecho un gran paso. La selección del CV es sin duda el mayor filtro que hay en los procesos de selección abiertos a todos.

Eso sin contar que das una imagen profesional cuando repartes un currículum con un buen diseño. La gente va a pensar que eres una persona que cuida los detalles y se toma en serio el proceso de selección, y esos son puntos a favor.

 

¿A qué esperas para darle un repaso a tu currículum?

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)