Hazlo tú mismo, un gran consejo de ahorro

hazlo tú mismoHay muchas cosas que puedes realizar por tu cuenta para ahorrar. Quizás las facilidades de la vida moderna nos hayan desacostumbrado de usar este recurso económico y práctico, habitual en generaciones más antiguas. A continuación una lista de ejemplos por supuesto no exhaustiva. Hazlo tú mismo, siempre que tenga sentido. Este artículo es el nº50 de nuestra lista de recomendaciones com más de 100 maneras de ahorrar dinero.

Hazlo tú mismo: la comida

Ir al restaurante cuesta más dinero que comprar un plato preparado, que a su vez normalmente es más caro que hacer uno mismo la comida. Hay miles de recetas sencillas, ricas y baratas. Basta con navegar un poco por la Red. Además, si no puedes volver a comer a casa a mediodía entre semana, tampoco es un problema. Suele ser fácil encontrar un microondas en cualquier sitio para calentar algo que ya tengas preparado.

Saca el manitas que llevas dentro para obras menores

Muchas pequeñas reparaciones en casa no necesitan grandes conocimientos en albañilería, fontanería o electricidad. A menudo con un poco de información y sentido común puedes hacer los apaños más sencillos. De nuevo, Internet es una gran fuente para aprender.

Eso sí, tampoco se trata de hacer cualquier cosa. Algunos trabajos son más complejos que otros. Incluso hay que tomar en cuenta los riesgos y la seguridad. Tienes que asegurarte de cumplir ciertas normas para evitar accidentes.

En algunos casos, necesitarás la ayuda de un profesional. No intentes hacer algo si no lo tienes claro. Pero si vas a contratar a un experto, intenta fijarte en lo que hace y pedirle consejo y la próxima vez hazlo tú mismo.

¿Buscas el regalo perfecto? Hazlo tú mismo

¿Te cuesta encontrar un regalo diferente? ¿Por qué no probas a elaborar tu propia creación? Cada uno tenemos talentos especiales. Quizás seas capaz de hacer un vídeo emocionante, o puedas diseñar una prenda de ropa, o incluso crear alguna manualidad bonita. En función de la persona y de sus gustos y por supuesto de tus habilidades, tienes la oportunidad de regalar algo realmente distinto, personalizado y barato. El límite: la imaginación.

Muebles caseros

Lo cierto es que vivimos en una época de muebles relativamente baratos. Todos conocemos cierta cadena sueca. Pero todavía tienes la oportunidad de ahorrar en tu presupuesto de muebles. Puedes crear tus propios diseños con un poco de trabajo y algunas herramientas. Puedes partir del diseño de un producto que te haya gustado. Luego basta que lo vayas copiando y adaptando a tus necesidades.

Haz tus viajes tú mismo

Hace tiempo que gracias a los comparadores de Internet y las compañías de bajo coste puedes montar tu propio viaje sin intermediarios. A pesar de esas posibilidades, todavía hoy muchas personas siguen recurriendo a agencias de viajes. En realidad, con un poco de búsqueda por la Red, te puedes montar por menos dinero la estancia perfecta. Todo eso lo logras comprando por separado el transporte, el alojamiento y las actividades.

La ventaja es que lo tienes todo a tu gusto, y en muchos casos podrás elegir sobre la marcha si adaptas tu calendario o si haces lo que tenías previsto. Tu próximo viaje, hazlo tú mismo, y si no te gusta la experiencia, vuelve a tu agencia de confianza. Pero yo apostaría que te gustará más. Y ahorrarás.

Eso sí, tengo que reconocer que eso requiere disponibilidad para planificar y comparar. Si no tienes mucho tiempo, tiene sentido que sigas optando por ofertas ya preparadas.

Peluquería

No necesitamos remontar mucho para recordar una época durante la cual las madres cortaban el pelo a sus hijos y a sus maridos para ahorrarse la peluquería. Parece que últimamente se ha perdido la costumbre. Sin embargo, con un poco de práctica y una buena máquina, una persona puede cortarse el pelo. Es más fácil para peinados cortos de hombres que para mujeres, pero en cualquier caso, es una inversión rentable inmediatamente.

 

Las posibilidades de ahorro son casi infinitas, así que la próxima vez que tengas que comprar algo, pregúntate si serías capaz y, si puedes, hazlo tú mismo.

¿Qué cosas me he dejado en la lista? No dudes en añadir tus sugerencias en los comentarios.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)