Si baja la bolsa, deberías alegrarte

baja la bolsaEn las últimas semanas, la bolsa americana, que llevaba tiempo en niveles altísimos, ha empezado a bajar, por varios motivos, entre los cuáles destacan la inflación y las subidas de tipo de interés. Pero, si baja la bolsa, ¿es buena o mala noticia para tus inversiones? Yo creo que es generalmente una muy buena noticia, aunque por supuesto depende del caso de cada uno.

¿Quién pierde cuando baja la bolsa?

Invertir en bolsa no implica una estrategia única, ni siquiera para aquellos que optan por el largo plazo. Dentro de las personas que pusieron parte de su patrimonio en bolsa, hay una categoría concreta que no se alegra nada cuando bajan las cotizaciones. Me refiero a quienes han invertido en índices como el S&P 500.

Cuando compras un índice, tu patrimonio solo se revaloriza si la bolsa en su conjunto sube. A muy largo plazo, el histórico muestra que los índices tienden a revalorizarse, y bastante. Pero pueden estar mucho tiempo bajando o estables (laterales). Se han visto periodos de 15 o 20 años sin recuperar los máximos anteriores, por ejemplo.

Un índice no genera rentas en forma de dividendos. Así que, si baja la bolsa, es muy mala noticia para esos inversores. Y es uno de los principales motivos para no invertir en índices.

¿Quién gana cuando baja la bolsa?

Si inviertes a largo plazo con una estrategia de dividendos o una de inversión en valor, cuando baja la bolsa suele ser muy buena noticia. Simplemente porque, generalmente, una bajada de los mercados suele afectar, en menor o mayor medida, a todos los valores de la bolsa. No todas bajan igual. Las que estaban muy sobrevaloradas tienden a bajar mucho más que aquellas que estaban en precios más razonables. Pero, generalmente, casi todas bajan algo.

Y eso significa que vas a poder comprar buenas empresas a un precio mucho más atractivo. Lo que implica sacar una mayor rentabilidad de la inversión.

Si sigues cobrando los mismos dividendos, pero compras las acciones mucho más barato, como puedes entender te sale más rentable. Si antes te daban un dividendo de 5 euros y cada acción valía 167 euros, tenías una rentabilidad bruta del 3%. Si ahora las acciones valen 100 euros, entonces el rendimiento bruto sube al 5%.

Pero ¿Si baja la bolsa, no se reducen los dividendos?

Las valoraciones de las empresas que cotizan en bolsa están basadas en las expectativas de ingresos futuros.

Bajada por incertidumbre sobre ingresos futuros

Si las expectativas bajan, los inversores tenderán a vender sus participaciones, lo que hará bajar el precio. Y, si las previsiones son correctas y los ingresos bajan, entonces es bastante probable que los dividendos repartidos también bajen.

Pero, y eso es muy importante, no habrán bajado los dividendos porque haya bajado la bolsa. Es al revés. En ese caso, la bolsa baja porque los inversores anticipan una bajada de dividendos.

¿Y eso no es malo para el inversor a largo plazo?

Depende. Si compras las acciones muy baratas y la incertidumbre sobre ingresos futuros es temporal, entonces habrás hecho un buen negocio. Si compras las acciones caras pese a la bajada, no será una inversión interesante. Por eso hay que analizar caso por caso, empresa por empresa.

Bajada por alternativas de inversión

Pero también puede ocurrir que las expectativas de ingresos no cambien mucho, y que los inversores vendan sus participaciones porque hay otras alternativas más interesantes.

En los últimos años, uno de los motivos del crecimiento de la bolsa ha sido el contexto de tipos de interés bajos. Si un depósito a plazo solo me da un 0,2 o un 0,5%, entonces, como inversor, prefiero arriesgar un poco más y comprar unas acciones que me van a pagar un dividendo del 2 o 3%.

¿Qué pasa si, de repente, la rentabilidad de la renta fija aumenta? Imagina que suben los tipos de interés, y que ahora puedes meter dinero en un depósito que te paga un 3% de intereses. Ya no tiene sentido invertir en bolsa y asumir un riesgo mayor para obtener una rentabilidad similar o inferior.

Así, sale mucho dinero de la bolsa, lo que hace bajar las cotizaciones de las empresas, y, al mismo tiempo, aumenta la rentabilidad del dividendo.

Para el inversor a largo plazo que tiene una estrategia de dividendos, es una buena noticia, porque puede comprar más barato. Si elige bien las empresas y opta por compañías que van a seguir creciendo, entonces puede esperar cobrar cada vez más dividendos a largo plazo.

Puede que esa acción que compraste hoy por 100 euros y te da 5 euros de dividendo anual, dentro de diez años te pague 10 euros por acción.

¿Por qué baja la bolsa últimamente?

No es fácil explicar los movimientos de la bolsa, porque influyen muchos factores. Pero, en las últimas semanas y meses, se han combinado dos factores externos que han tenido un efecto notable sobre las cotizaciones.

  1. La invasión de Ucrania por Rusia provocó una gran incertidumbre económica. Cada vez que llega el miedo a los mercados, se producen bajadas. En marzo, el IBEX llegó a bajar casi un 15% respecto al máximo de febrero. Pero desde entonces se ha recuperado.
  2. El anuncio de subidas de tipo de interés en EE. UU. ha provocado una tendencia a la baja de los principales índices de la bolsa de Nueva York. El Dow Jones baja un 10% desde inicio de año, el SP & 500 baja un 14% y el Nasdaq un 24%, todo a fecha de publicación del artículo (junio 2022).

Pero también hay otros factores. Algunas empresas estaban claramente sobrevaloradas en el Nasdaq, y algunos anuncios negativos de Netflix o Facebook han llevado a los inversores a replantearse sus expectativas con muchas tecnológicas.

Si baja la bolsa, tengo una pérdida latente de mis inversiones previas

Uno de los motivos por los cuáles muchos inversores en bolsa a largo plazo tienen dificultades en aceptar que una bajada es buena noticia, es porque se fijan mucho en las pérdidas latentes de su cartera.

Eso afecta especialmente a los inversores que llevan poco tiempo. Incluso si compraste participaciones a un precio razonable, una bajada de la bolsa te va a afectar. Verás como tu cartera muestra una pérdida latente de un 5, 10, 30 o incluso a veces 50%.

Si vendieras tus acciones en ese momento, habrías perdido mucho dinero. Es lógico que psicológicamente te pueda afectar.

Pero, si hiciste las cosas bien, no debería preocuparte.

¿Y qué es hacer las cosas bien?

  • Si compraste tus participaciones a buen precio tras haber estudiado los estados financieros de la empresa, sabes que, a medio y largo plazo, la cotización se recuperará.
  • El hecho de haber diversificado tu cartera, y no tener más de un 4 o 5% en una empresa concreta te permite repartir riesgos.
  • Lo que inviertes para el largo plazo no es algo que necesites ahora mismo. Y si compras para cobrar dividendos, idealmente no venderías nunca las acciones.
  • Lo anterior presupone que dispones de un colchón de ahorros por si necesitas dinero urgente. No te pongas a invertir en bolsa sin tener esa reserva de dinero para emergencias.

De acuerdo, hay casos particulares

Si por algún motivo querías vender toda tu cartera, por ejemplo, para optar a una gran oportunidad de inversión inmobiliaria, la caída de la bolsa te viene muy mal. Tendrás que valorar si te compensa vender o no.

Pero, normalmente, un inversor en dividendos a largo plazo solo se encontrará con situaciones de este tipo, es decir posibles pérdidas de oportunidades. Y, como ya comentamos, si compró a buen precio las acciones, esas situaciones serán temporales. Y seguirá cobrando sus dividendos.

¿A quién le da igual que baje o suba la bolsa?

He comentado el caso de las personas que se ven perjudicadas cuando baja la bolsa, y también de aquellas que se benefician. Pero hay un tercer grupo, aquellos a quienes les da igual.

Me refiero a los especuladores, es decir personas que operan a corto plazo. Ellos procuran anticipar los movimientos del mercado. No les importa si sube o baja, lo único que les importa es acertar con la previsión.

Pero, ya te expliqué en otro post que este tipo de estrategia me parece demasiado arriesgada. No creo en el análisis técnico, y tampoco soy muy fan de la inversión a corto plazo. Prefiero seguir estrategias de inversión en valor, especialmente para empresas que pagan dividendos.

 

¿Te alegras cuando baja la bolsa? ¿O eres de los que se preocupan? Comparte tu opinión en los comentarios.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)