Como ahorrar y desendeudarse: consejos prácticos

salir-de-deudasHemos comentado en otro artículo que los créditos son los enemigos del ahorro, pero como muchos posibles lectores ya están endeudados, vamos a proponerles unos consejos para aprender como ahorrar y desendeudarse. Se trata del artículo 37 de nuestros consejos de ahorro.

1º- Tomar conciencia de que solo se puede gastar menos de lo que se ingresa

Sin duda es una obviedad, pero otra cosa es cumplirlo. La razón por la que uno se endeuda suele ser precisamente porque está gastando más de sus ingresos le permiten. El primer paso para quitarse las deudas es entender que la única forma de conseguirlo es generando un excedente de dinero mensual que permita devolver los créditos.

2º- Identificar cuales son los gastos indispensables y los que no

El ser humano es un animal de costumbres, y cuando estamos acostumbrados a ciertos gastos, nos parecen tan normales que nos parecería un sacrificio exagerado prescindir de ellos. Pero muchas veces no lo son. La lista de las cosas imprescindibles es muy corta: un lugar para vivir (con sus servicios básicos de luz y agua), comida, ropa, productos para el aseo personal y de la casa y un medio de transporte. Practicamente todo el resto se puede recortar, y buena parte de las cosas imprescindibles se pueden obtener a mejor precio. Por ejemplo, en la situación actual es posible negociar una bajada de alquiler con el casero. También se puede reducir la factura de la compra. Por supuesto en temas de ropa no hace falta gastarlo en marcas, y un medio de transporte no significa necesariamente tener coche (si hay un buen sistema de transporte público).

3º- Recortar drásticamente los gastos accesorios

El ocio (viajes, restaurantes, bares), los abonos a gimnasios y otros servicios, el consumo de tabaco o de alcohol son actividades que pueden salir muy caras a final de mes, especialmente el consumo de tabaco. Dejar de fumar, además de ser bueno para la salud, es sobre todo una fuente enorme de ahorro. Fumar dos paquetes al día supone un gasto mensual de 210€, un verdadero lujo.

4º- Crearse una reserva de seguridad

En cuanto la reducción de los gastos permita generar unos excedentes de dinero, es fundamental empezar por constituir una pequeña reserva de seguridad. Esta reserva permitirá solucionar los imprevistos que siempre pueden surgir (avería coche, multa, viaje necesario). Si dedicaramos desde el principio todo el excedente de dinero a reducir la deuda, nos encontraríamos en la situación de tener que volver a endeudarnos en caso de imprevistos, algo absurdo.

5º- Saldar los créditos uno a uno

Con los excedentes de dinero, es conveniente ir pagando las deudas una por una, cancelándolas de forma anticipada. Pese a que haya intereses de cancelación, a medio plazo sale mucho más rentable.

En principio es más eficaz empezar por los créditos con el tipo de interés más alto (aquellos que más perjudican sus ingresos), pero también hay que valorar el importe total. Si el valor del préstamo más caro es muy importante, podría pasar mucho tiempo hasta que se cancele, y eso es poco motivador. En este caso valdría más la pena pagar primero otro crédito de menos valor. Pero en general los créditos más pequeños suelen ser los más caros.

Una vez que se ha pagado un crédito, el excendente disponible para desendeudarse aumenta (los gastos bajan), y se hace más facil pagar el siguiente crédito. Se consigue un efecto bola de nieve: al principio cuesta disminuir la deuda pero poco a poco se hace más rápido y más liviano.

6º- Obtener ingresos adicionales para desendeudarse más rápido

Para accelerar el proceso una buena solución es aumentar los ingresos. Eso se puede hacer consiguiendo una fuente regular de ingresos como trabajar unas horas el fin de semana o por las tardes, en una cadena de comida rápida, haciendo de canguro, dando clases, etc.

La otra opción es vender las cosas que no se usan en casa. Solemos acumular muchos trastos que no vamos a volver a usar nunca más, y por muy poco valor que tengan, siempre nos darán algun ingreso extra, sin contar el ahorro de espacio.

7º- Celebrar los logros obtenidos

Los consejos que hemos indicado suponen muchos sacrificios y el camino puede resultar demasiado duro. Por eso es importante celebrar los éxitos obtenidos. Por ejemplo cuando se salda un crédito, es buena idea organizar algo que salga de la rutina ahorrativa, como ir a un restaurante y disfrutar. Evidentemente, sin abusar en el gasto, pero valorando los logros obtenidos.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)