Como ahorrar dinero con un sueldo bajo: 3 simples pasos para lograrlo

como ahorrar dinero con un sueldo bajoCuando hablo de ahorrar una parte del salario, suelo escuchar un argumento que a primera vista parece difícil de rebatir. Me explican que cuando los ingresos son muy modestos simplemente no es factible gastar menos de lo que se cobra. Pero, en realidad, es muy posible ahorrar dinero con un sueldo bajo, y te voy a explicar como se logra, en tres simples pasos. Eso sí, probablemente vas a tener que cambiar tu forma de pensar respecto al ahorro. ¡Vamos allá!

Aclaración sobre el planteamiento del artículo

Es evidente que en teoría es más fácil ahorrar si tienes unos ingresos altos. Sin embargo, aunque tengas un sueldo bajo, también puedes ahorrar cada mes.

En este post, me voy a referir a las situaciones de personas que tienen un salario modesto, por ejemplo, porque cobran el SMI o porque trabajan a tiempo parcial. Por lo tanto, me refiero a personas que tienen unos ingresos de unos 700 a 1200€ mensuales (en 12 pagas). Por debajo de esas cantidades, está claro que el problema principal es conseguir más ingresos, y no únicamente reducir gastos.

En otras palabras, el artículo va dedicado a los mileuristas, y especialmente aquellas personas que consideran que es imposible ahorrar con este tipo de remuneración. Discrepo. En mi experiencia personal, he tenido que vivir con ingresos bajos por largas temporadas, y por lo general, siempre he podido ahorrar.

Así que lee este artículo hasta el final, y descubre como vas a poder ahorrar para tus proyectos y para tu futuro, aunque cuentes con un sueldo bajo.

Ahorrar dinero con un sueldo bajo. Paso 1: el presupuesto

Cuando cobras una nómina alta, te podrías permitir gestionar tus finanzas personales de cabeza, aunque yo lo desaconsejo porque no es una forma muy óptima de controlar el dinero.

Si tienes un sueldo bajo, no tienes ese lujo. Tienes que hacer un presupuesto, porque cada euro cuenta.

Sé que muchas de las personas que leen este artículo están convencidas de qué no hace falta, que ellas saben muy bien lo que gastan. Pero si fuera el caso, no estarías aquí mirando como ahorrar dinero con un sueldo bajo…

Hazme caso, necesitas hacer un presupuesto.

Le dediqué un artículo detallado al presupuesto familiar, así que solo voy a destacar lo más importante, y te invito a leer el otro post par más información.

¿Con qué dinero cuentas cada mes?

Apunta exactamente cuando cobras en tu nómina después de impuestos. Esa es la cantidad con la que puedes contar para tus gastos mensuales. Eso sí, es posible que tengas otros ingresos durante el año, y también merece la pena apuntarlos.

  • Si cobras en más de 12 pagas, tendrás lo que llaman “pagas extras”. En realidad, solamente es que tu sueldo anual se distribuye de otra forma, pero es bueno saber que puedes contar con ellas.
  • Ya hemos determinado que tienes un sueldo bajo, y por eso buscas como ahorrar, pero eso implica que probablemente la declaración de la renta te toque a devolver. Por cierto, mira siempre como te quedaría el resultado de la renta, aunque no tengas obligación de presentarla, porque es muy probable que puedas recuperar dinero.

De momento, no vamos a considerar esos ingresos extras dentro de tu presupuesto mensual. La idea es ser capaz de ahorrar con tu nómina mensual. Lo que venga de más, lo podrás ahorrar o emplear para algún proyecto personal. Pero mejor no contar con ese dinero.

¿Cuáles son tus gastos imprescindibles?

En un primer análisis de tus gastos, te vas a encontrar con la categoría de los pagos inevitables. Me refiero al alquiler o la hipoteca, las facturas de agua y luz, los seguros y otros recibos similares.

Si esos gastos en sí son inevitables, es posible que puedas reducir sus importes, aplicando algunos de los consejos para ahorrar dinero que he listado en el blog. Pero, de momento, limítate a apuntarlos con precisión.

No lo hagas de memoria. Revisa los gastos reales. Si la cantidad varía de un mes a otro, como el recibo de electricidad, haz una media sobre un periodo de tiempo razonable (al menos 3 meses).

No te olvides de los gastos anuales, como por ejemplo las primas de seguros. Pon una media mensual.

Revisa tus gastos variables

Me refiero a otros desembolsos importantes, como la comida o el carburante para tu coche. No pongas una estimación. Recopila tickets y facturas de los últimos meses y haz un cálculo preciso por cada partida.

En el blog encontrarás posts explicando como ahorrar en la compra mensual o ahorrar combustible, entre otros muchos artículos. Puede ser un buen momento para leerlos.

No te olvides de los gastos excepcionales

Reparar el coche, cambiar una ventana rota, o cualquier otra situación de emergencia similar nos obliga cada año a gastar dinero en partidas excepcionales. No siempre es posible hacer una previsión, pero si miras a lo que tuviste que gastar en esas situaciones en años pasados podrás estimar cuanto dedicar mes a mes en tu presupuesto.

Y si ya sabes que vas a tener que incurrir en un gasto excepcional, inclúyelo.

¿Qué hay del ocio cuando buscas como ahorrar con un sueldo bajo?

¿Quién ha dicho que cobrar poco implicaba vivir como un ermitaño y renunciar a vacaciones? La vida no es solo trabajar y dormir. Es lógico que en tu previsión de gastos tengas una partida para el ocio. Me refiero a restaurantes, bares, cines, conciertos, escapadas, vacaciones y similares.

Calcula cuanto gasto representaría al mes y ponlo en tu presupuesto.

¿Cuál es el resultado?

Tienes tres posibilidades

  • Si tus gastos son netamente inferiores a tus ingresos, tienes una buena capacidad de ahorro. No significa que no puedas ahorrar más, pero al menos tienes una situación financiera sana, y ya demuestras como se puede ahorrar con un sueldo bajo.
  • Cuando tus ingresos y gastos son similares, vives al día, y eso puede suponer un problema si viene un imprevisto mayor a los que has estimado. Es recomendable que hagas un mayor esfuerzo para reducir gastos, incluso si cuentas con los ingresos extras que mencionamos inicialmente.
  • Si tus gastos superan tus ingresos, tienes un problema. El riesgo que empieces a tirar de créditos personales y línea de crédito en la tarjeta es muy alto, y eso solo empeorará tus finanzas personales. Tienes que ponerte muy en serio con la reducción de gastos.

Ahorrar dinero con un sueldo bajo. Paso 2: la mentalidad ahorradora

Eres responsable de tus actos

Es muy fácil, cuando uno cobra un sueldo bajo, caer en cierto fatalismo, incluso en el victimismo. La culpa es de la empresa que paga muy mal, del gobierno que no ayuda a la gente con salarios más modestos, del propietario que pide un alquiler muy alto, etc…

Entiéndeme bien. No niego que todos esos elementos puedan explicar parcialmente tu situación. El problema es cuando se adopta una actitud pasiva por culpa de esas explicaciones.

Por muchos factores externos que haya, al final la única opción que tienes es tomar acción con los elementos que tienes en tu control. Y los tienes. Hay muchos trucos y soluciones de ahorro para reducir tus gastos y mejorar tu situación económica.

Todo parte de una cosa: que tomes conciencia de lo que puedes hacer, y asumas la responsabilidad de tus actos.

Fíjate un objetivo concreto

Está muy bien hablar de como ahorrar dinero con un sueldo bajo, pero no deja de ser una meta muy indefinida. Es mucho mejor que te pongas un objetivo concreto.

Puede ser una cantidad mensual. Por ejemplo, puedes empezar con el propósito de ahorrar 50€ al mes. Eso te permite poder seguir tus progresos y corregir tus elecciones de gastos si no lo estás cumpliendo.

También es buena idea tener un objetivo para el uso del dinero. En una primera fase, quizás quieras constituir una reserva para emergencias. Pero luego puedes plantearte invertir, o ahorrar para un viaje especial, todo depende de lo que quieras hacer.

Ahorrar con un sueldo bajo significa vivir con un nivel de vida ajustado

Quizás tendría que haber empezado por allí. Uno de los grandes frenos al ahorro cuando tienes un sueldo bajo es no aceptar que no te puedes permitir algunas cosas.

¿Tiene sentido comprarte el último iPhone si eres mileurista? Ya lo sé, es un pedazo de teléfono, pero realmente, dedicar un mes de sueldo a un smartphone no parece lo más adecuado.

Lo mismo pasa con el tipo de ocio que tienes, la ropa que compras, y muchas más cosas. Tienes que comprar con menos frecuencia y cosas más baratas. Sé que estoy siendo aguafiestas, pero es que tu nivel de vida tiene que ir relacionado con tu sueldo. Si no, no vas a poder ahorrar.

Recorta los gastos que no son imprescindibles

Tener una mentalidad ahorradora es también fijarte en los gastos que no son imprescindibles para tu bienestar. Los hay de muchas clases.

  • El tabaco es un caso clásico. Si todavía fumas, considera dejarlo. Y no lo digo por tu salud, que debería ser la primera motivación, sino porque si te gastas 10 euros a la semana en tabaco son más de 500 euros al año.
  • En el mismo orden de idea están los cubatas. Tomarte un par de gin-tonics cada fin de semana te puede costar unos 600 euros anuales, sin contar el impacto a largo plazo sobre tu salud.
  • También dentro de los gastos inútiles y que te impiden ahorrar cuando tienes un sueldo bajo están cosas como las loterías, apuestas, quinielas y similares, o las compras frecuentes de dulces, bollerías y similares.

Si repasas tus gastos con un pensamiento ahorrativo, te darás cuenta que hay muchas cosas que no te aportan realmente, pero sí te cuestan dinero. Recórtalas.

Revisa cada gasto periódicamente

Está muy bien hacer un ejercicio de análisis una vez, pero es mucho mejor si acostumbras tu mente a analizar tu forma de gastar el dinero. No se trata de privarte, sino de hacer una compra consciente y racional. Incluso si en algún momento te permites un capricho, sabrás que lo es, sabrás cuanto te ha costado, y sabrás que no volverás a tener otro capricho antes de que pase un tiempo razonable.

Si quieres entender mejor tus patrones de consumo, te recomiendo que periódicamente revises tus gastos. Te ayudará a mantener unas finanzas personales saneadas.

Como ahorrar dinero con un sueldo bajo. Paso 3: aumenta tu patrimonio

Con los consejos anteriores, deberías ser capaz de ahorrar dinero mes a mes, incluso con un salario bajo. Pero, ¿cómo hacerlo? ¿Dónde meter el dinero? No te preocupes, te lo explico en esa sección.

El mejor método para asegurar tu ahorro es la transferencia automática

Ya lo expliqué en un artículo anterior donde te contaba todas las ventajas de establecer una transferencia periódica para poner a salvo ese dinero que estás ahorrando con tu esfuerzo.

El principal beneficio es que, si programas el giro un par de días después de la fecha en la que sueles cobrar la nómina, ya no tienes la tentación de gastar el dinero. Además, es muy fácil. Cualquier banco online te permite registrar transferencias automáticas.

¿Dónde meter el dinero ahorrado?

No te voy a hablar de productos financieros complejos. Ni siquiera de bolsa o de fondos de inversión. Eso ya lo podrás analizar cuando cuentes con un patrimonio mayor. En una primera fase, yo te recomiendo lo siguiente.

  1. Establece tu reserva de seguridad. Debería sumar entre uno y tres meses de sueldo. Ese fondo es solo para imprevistos grandes. Si no, no lo puedes tocar. Y si tienes alguna emergencia, después tienes que dedicar tu ahorro a volver a llenarlo. Para esa reserva puedes usar una cuenta remunerada. Te dará muy poco dinero, pero será mejor que nada.

Cuando ya tienes para emergencias, puedes empezar a acumular dinero para otros propósitos.

  1. Si lo que quieres es pagar un viaje, ábrete una hucha virtual o una cuenta y ve colocando el dinero poco a poco.
  2. Para ahorrar para el futuro, puedes empezar a meter el dinero en un producto de riesgo bajo y rentabilidad decente, como un depósito. Merece la pena que eches un vistazo a un comparador como Raisin para ver las opciones más interesantes.
  3. Ya cuando tengas un saldo más notable (superior a los 6 meses de sueldo), podrás empezar a usar el exceso para invertir en soluciones más rentables, pero también más arriesgadas, como la bolsa. La idea es siempre conservar una cantidad ahorrada con riesgo bajo, por si acaso.

Si te cuesta ahorrar con un sueldo bajo, busca nuevos ingresos

No quería mencionar esa posibilidad hasta el final del artículo, porque el propósito del post es de explicar como puedes ahorrar dinero a pesar de tener un sueldo bajo. Pero sería un poco absurdo no contemplar la posibilidad de aumentar tus ingresos.

Para eso, te tengo tres recomendaciones.

  1. Reflexiona sobre tu carrera profesional actual. Quizás haya llegado el momento de buscar un trabajo mejor pagado, o al menos de pedir un aumento a tu jefe. Y no me pongas la excusa de la crisis. Este país siempre sale de una crisis para ponerse en otra. Hay momentos con más o menos oportunidades, pero siempre las hay.
  2. Revisa la guía sobre como conseguir dinero que he ido alargando año tras año. Muchas veces se trata de ingresos complementarios, incluso de dinero que solo puedes conseguir una vez, pero aún así, es probable que te permita ahorrar más.
  3. Explora tus ambiciones y se consciente de tu zona de confort. Si quieres mejorar en algo, tienes que tomar acción. Normalmente, si quieres conseguir más ingresos, vas a tener que arriesgarte. Tiene que ser un riesgo calculado, tomado tras un análisis de tu situación. De hecho, puedes perfectamente decidir no actuar. Pero hazlo tras analizar toda la información, basándote en hechos, y no en miedos.

 

Espero que con este extenso artículo sepas como ahorrar dinero con un sueldo bajo. Te animo a descubrir más contenidos del blog. Es mucho más fácil gestionar tus finanzas personales con mis trucos y consejos.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)