¿Cuánto vas a invertir este año?

El 2018 está a punto de empezar, y creo que merece la pena seguir insistiendo sobre uno de los puntos que destaqué cuando hablé de los buenos propósitos para el nuevo año: la necesidad de ir invirtiendo. Vamos a ver cómo te puedes poner un objetivo de inversión, y cumplirlo.

Analiza tu presupuesto

Cada persona, cada familia, tiene un presupuesto. Por un lado los ingresos: normalmente un salario, una pensión, o los beneficios de un negocio. Por el otro los gastos: alojamiento, alimentación, transporte, ocio, etc. En la mayoría de los casos, tanto los ingresos como los gastos son bastante previsibles. La excepción viene de las personas con un negocio o contratos temporales, que pueden tener fluctuaciones muy notables de sus entradas de dinero, pero aun así es posible hacer estimaciones.

Si conoces tus ingresos y tus gastos, deberías ser capaz de determinar tu capacidad de ahorro, sea mensual, trimestral, semestral o anual. Si no ahorras, debes ajustar tus gastos, pero eso es el tema de otros muchos artículos en este blog.

¿Cuánto invertir?

Una vez que ya sabes cuánto eres capaz de ahorrar, deberás determinar que proporción de esos ahorros vas a invertir. En realidad, dado que existen opciones de inversión donde tu dinero tiene una disponibilidad inmediata (aunque la rentabilidad suele ser baja), deberías invertirlo todo. Con invertir me refiero a sacarle una rentabilidad, sean unos pocos intereses de una cuenta remunerada, o sean otras soluciones.

Es decir, que como mínimo deberías abrirte una cuenta remunerada y traspasar allí los ahorros que vayas generando. No digo que los dejes allí ni que pongas todo tu dinero en el mismo sitio (recuerda siempre diversificar el riesgo, aunque sea teniendo tu dinero en dos bancos totalmente diferentes). Lo que digo es que si dejas ahorros en una cuenta sin intereses, estás perdiendo dinero respecto a la inflación.

En otras palabras, a la pregunta cuánto invertir, la respuesta es todo lo que ahorres. Empieza por el 10% de tus ingresos, y luego ve subiendo si puedes.

¿Dónde invertir?

Ya te lo he dicho, las cuentas remuneradas de disponibilidad inmediata dan muy poco dinero, y más en esos tiempos de tipos bajos. Si te vas a un depósito, conseguirás algo un poco mejor, pero lo más probable ahora es que el interés no sea superior a la inflación. Por lo que lo suyo es que vayas buscando otros sitios para invertir al menos una parte de tus ahorros.

Recuerda que lo más importante es que entiendas muy bien la inversión. Si compras una vivienda, o una plaza de parking, debes estar muy al tanto de los precios de mercado de venta y de alquiler, y de los impuestos y gastos asociados. Si quieres invertir en bolsa, debes tener al menos un conocimiento básico de cómo funcionan esos mercados y un conocimiento importante de la situación económica de las empresas en las cuales vas a invertir.

Recuerda que no hay gangas. Que si la rentabilidad es muy alta, probablemente también lo sea el riesgo. Y no olvides que las rentabilidades pasadas no predicen el futuro. Muchas de las cosas que han subido mucho acaban cayendo mucho. El último ejemplo de burbuja parece ser Bitcoin, ya veremos lo que ocurre con las criptomonedas en 2018.

Y reparte el riesgo. Si no pones todos los huevos en la misma cesta tendrás la oportunidad de equivocarte sin perderlo todo.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)