Consejos para ahorrar para comprar una casa

consejos ahorrar para comprar casaEspaña sigue siendo un país de propietarios. A pesar de que, en los últimos años, el alquiler haya ganado adeptos, alrededor de un 77% de los hogares viven en una casa propia (heredada, comprada o hipotecada).  Y eso es sin contar otro pequeño porcentaje que vive en una casa cedida gratuitamente. Por eso, vamos a ver consejos para ahorrar y comprar una casa, viendo con qué cantidad contar, qué tipo de casa comprar, y por supuesto como ir apartando el dinero suficiente.

¿Cuánto hay que ahorrar para comprar una casa?

El mínimo recomendable: la entrada y los gastos

Olvídate de pedir una hipoteca al 100% más gastos, no suele ser lo más recomendable para tus finanzas. Aunque algunos colectivos, como los funcionarios, todavía pueden aspirar a esas condiciones.

Lo normal es que la entidad financiera no te preste más del 80% del importe de la tasación de la vivienda. Suponiendo que la tasación y el precio de compraventa sean iguales, implica que tienes que aportar un 20% del precio de compra, además de los gastos. Entre impuestos locales, gastos de agencia, notaría y registro, según las situaciones puedes tener que pagar un 10 a 15% adicionales.

Por lo tanto, es razonable ahorrar al menos un 30% del precio estimado de la futura vivienda.

Es mejor tener dinero ahorrado para imprevistos

Pero, con el cálculo anterior, estamos suponiendo que gastes todos tus ahorros en pagar la entrada y los gastos. Esto significa que te quedarías sin nada en caso de malas sorpresas. Imagínate que pierdas el trabajo, o que tengas un gasto imprevisto grande.

En mi opinión, es recomendable tener ahorrado el equivalente a 6 meses de gastos tuyos. Pueden ser menos al principio, por ejemplo 3 meses. Pero luego tienes que ir aumentando la cantidad para prevenir cualquier inconveniente. Eso, evidentemente tiene también un impacto sobre cuanto tienes que pedir de hipoteca y cuanto tienes que ahorrar antes de comprar la casa.

Sería añadir otro 5 a 10% al ahorro, por lo que aportarías al menos un 35% del total, y probablemente un 40%.

También es mejor tener poca deuda

¿Sabes porque los bancos solo prestan el 80% de la tasación? Simplemente se quieren asegurar de que, en el peor de los casos, que sería tener que embargar, no se queden con una vivienda más barata que la deuda pendiente. En la pasada crisis post burbuja, se encontraron con una caída masiva de precios y préstamos por más del 100% de la tasación.

Pero no solo es bueno para el banco. También lo es para ti. Cuanta menos deuda tengas, menos intereses pagas. Y, sobre todo, más margen de maniobra tienes a la hora de volver a vender el bien.

Imagina que el mercado cae un 20% y tienes una hipoteca al 100%. Si llevas poco tiempo pagando, seguramente la deuda pendiente será superior al precio de mercado. Y no podrás vender la vivienda si no tienes ahorros para compensar la diferencia. Puede ser un problema en algunas situaciones.

Por eso, cuanto menor sea la deuda respecto al valor de la vivienda, más tranquilidad tendrás.

¿Tiene sentido ahorrar para comprar la casa a tocateja?

Siguiendo el razonamiento anterior, uno podría pensar que la mejor forma de ahorrar para comprar una vivienda sería hacerlo por el valor total de la compraventa, y así poder evitar la hipoteca en su totalidad. Pero raramente es interesante desde un punto de vista financiero.

Podría tener sentido si se diera la situación de unos tipos de interés elevados, y que, comparativamente, resultase interesante vivir de alquiler más tiempo. Pero, pudiendo conseguir una hipoteca a tipo fijo con un interés bajo, generalmente, compensa más contratar un crédito inmobiliario para pagar parte de la vivienda.

Más adelante, cuando ya seas propietario, te puedes plantear seguir ahorrando y comprar mucho más fácilmente la siguiente vivienda, vendiendo la primera y sumando los ahorros conseguidos durante ese tiempo, para comprar en efectivo.

Escoge una casa adaptada a tus posibilidades

Cuanto más barata sea la vivienda que compres, menos necesitarás ahorrar y menor será el importe y el plazo de la hipoteca. Por eso es tan importante elegir bien tu futura casa.

No tienes porque comprar ya la casa definitiva

La vida es larga. Cuando empiezas a trabajar, sueles tener un sueldo más bajo que lo que cobrarás más adelante en tu vida. Y probablemente vivas solo o con tu pareja, de momento sin hijos. No hace falta que intentes comprarte desde ya la vivienda que te quedarás para siempre. Eso te permitirá optar por casas más pequeñas y más baratas.

Además, tampoco tendrás que hacer una reforma con las mejores calidades, si solamente planeas estar unos cuantos años.

Mientras tanto, sigues ahorrando, y, normalmente, la vivienda se va revalorizando. Eso sí, puede haber caídas que duren varios años. Pero no importa, si cae el mercado cuando vendas, también estarán más baratas las casas que quieras comprar.

Algunos elementos tienen mucho impacto en el precio

A todos nos gustaría vivir en una gran ubicación, en el ático, en una vivienda amplia con una terraza grande y por supuesto ascensor. Pero, cada uno de esos elementos tiene un impacto notable en el precio. Sacrificando uno o varios, puedes conseguir una vivienda mucho más económica.

¿Quieres un ático amplio con terraza, ascensor y garaje? A lo mejor te conviene irte a un pueblo de las afueras, si la ubicación no es tu prioridad absoluta.

¿Quieres vivir en el centro? Quizás te venga mejor optar por un piso más pequeño que no tenga ascensor.

Es cuestión de analizar tus prioridades, y valorar qué elemento puedes sacrificar para hacer una buena compra, dentro de las posibilidades de tu presupuesto. Todos tenemos un dinero limitado, y tenemos que sacar el mejor partido posible.

Y siempre podrás cambiar más adelante, cuando hayas ahorrado más.

Como ahorrar para poder comprar una casa

Escoge un alojamiento provisional barato

La vivienda suele ser el principal gasto de cualquier familia. Si quieres ahorrar para poder comprar tu futura casa, una de tus mejores opciones es optar por un alojamiento provisional económico. Hay para todos los gustos.

  • Puedes seguir viviendo con tus padres. Tiene muchos inconvenientes al nivel de privacidad, pero es la mejor forma de no pagar por el alojamiento.
  • Otra opción es compartir piso con otras personas. El alquiler es mucho más económico que si tienes un piso solo para ti, pero también puede ser un poco incómodo.
  • Si alquilas una vivienda completa, puedes optar por una que sea más económica que la media, teniendo en cuenta que tu objetivo es que sea un alojamiento provisional y puedas ahorrar. De nuevo, implica rebajar expectativas sobre tamaño, ubicación y comodidades.

Aplica consejos básicos para ahorrar en casa

Hace un tiempo publiqué un post dando consejos importantes para ahorrar en casa, que incluyen tips para bajar tu factura energética (luz y gas), recomendaciones para bajar el recibo de agua, o trucos para gastar menos en teléfono. También te explico como ahorrar en la compra semanal y te doy más recomendaciones. Es un buen artículo de resumen, no te lo pierdas.

Vigila tu gasto en ocio

Algunas cosas, como el alojamiento, la factura de la luz o la alimentación, se pueden rebajar teniendo un comportamiento ahorrativo. Sin embargo, son gastos imprescindibles, y al final siempre habrá un mínimo incompresible.

Pero no ocurre lo mismo con el ocio. Es mucho más fácil reducir el gasto en bares, restaurantes, viajes o escapadas si tienes un objetivo de ahorro. Incluso, puedes sustituir la cuota del gimnasio por ir a correr al parque, que es gratis.

Recortar el gasto en ocio suele ser la forma más rápida de ahorrar, sea cual sea tu propósito final.

Usa el truco de la transferencia automática

Si no confías en tu capacidad de autocontrol, hay un truco genial para ahorrar igualmente. Lo llamo el método de la transferencia automática. Es tan sencillo como programar un giro mensual desde tu cuenta nómina hasta tu cuenta de ahorros. Si lo programas justo después de recibir tu salario, cuando consultes tu saldo de cuenta no contarás con esa cantidad, que se irá sumando mes a mes.

No uses créditos al consumo, ni de tarjetas

Los pequeños créditos suelen ser muy caros, y sus intereses consumen parte de tu capacidad de ahorro. Por lo que es recomendable no contratarlos nunca.

Como encontrar chollos

Si compras una vivienda más barata que su precio de mercado, no tendrás que ahorrar tanto dinero. Aquí algunas opciones.

Pisos de banco

En la época post burbuja, los bancos tenían mucho stock de viviendas y se podían hacer propuestas de compra con grandes descuentos para comprarlos muy baratos. Puesto que cada día se embargan viviendas, siempre puede haber alguna oportunidad. Así que merece la pena estar pendiente.

Subastas judiciales

Las subastas pueden ser muy interesantes, pero tienen muchas limitaciones. Primero, no suele ser posible visitar la vivienda antes de comprarla. A veces, puede estar ocupada o tener inconvenientes muy grandes. Y, finalmente, en ese mercado se mueven muchos profesionales, por lo que comprar un chollo no es tan obvio. Sin embargo, si te preparas para ello, puedes llegar a encontrar buenas oportunidades.

Agencias inmobiliarias

Crear una relación de confianza con una agencia de una zona que te interesa puede ser una buena opción para ti. Porque, cuando un agente inmobiliario capta una vivienda a muy buen precio, suele proceder de la siguiente forma:

  1. Si se puede permitir la compra, se la queda, para hacer una plusvalía o ponerla en alquiler.
  2. Si no, probablemente comparta ese chollo con su familiares y amigos.
  3. En caso de que nadie esté interesado, habla de la vivienda con los inversores habituales con los cuales suele trabajar.
  4. Solamente si nadie se ha quedado el piso en los pasos anteriores, lo publica en portales y lo deja para que cualquiera lo pueda visitar.

Por este motivo, raramente los chollos llegan hasta Habitaclia o Pisos.com (me cansé de citar siempre Idealista y Fotocasa). Y por eso, puede ser una gran estrategia establecer una relación de confianza con un agente, de tal forma que te avise en la tercera etapa del proceso.

 

Con todas esas recomendaciones, podrás ahorrar para comprar una casa al mejor precio y con la hipoteca adecuada.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)