Ahorrar en casa: 50 cosas que puedes hacer desde ya

ahorrar en casa¿Quieres vivir un poco mejor? Piensa en ahorrar en casa. Muchos de los consejos que te voy a detallar te permiten ahorrar muchísimo dinero con un esfuerzo mínimo, especialmente aquellos que tienen que ver con los suministros. Así que pone manos a la obra y prepárate para ver como tus gastos se reducen drásticamente.

Aº La factura energética (14 consejos)

Si sumas lo que te gastas en luz y en gas, el importe anual es muy importante.  Lo bueno es que puedes reducir el coste aplicando algunos de esos consejos:

  • Analiza la posibilidad centralizar todo en un solo proveedor. Algunas compañías hacen descuento si las contratas tanto para la luz como para el gas.
  • Revisa la potencia contratada. Si es demasiado alta respecto a lo que necesitas normalmente, estás pagando cada mes unos euros para nada.
  • Pásate a las bombillas de bajo consumo, o incluso a unas bombillas más eficientes como las de LED. Supone una inversión importante, pero en pocos meses habrás ahorrado en consumo lo que te costaron.
  • Cuidado con las malas costumbres: no dejes el ordenador encendido cuando no lo estás usando, y apaga completamente los electrodomésticos en lugar de dejarlos en modo stand by. Tampoco dejes luces encendidas en los sitios donde no hay nadie.
  • Aísla la casa. En invierno gastará menos calefacción y en verano menos aire acondicionado.
  • Equípate con electrodomésticos eficientes. Es especialmente cierto para la nevera, el único aparato que tienes encendido todo el tiempo, pero también vale para la lavadora.
  • Pon una temperatura razonable en casa. En invierno no hace falta que haga más de 17 grados en las habitaciones, 19 en el salón y 21 en el baño. En verano, con bajar la temperatura a los 26 grados tienes suficiente.
  • Mejor invertir en calefacción centralizada de gas que usar radiadores eléctricos individuales. Y si se optan por los radiadores, mejor invertir en aquellos que son más eficientes.
  • Si tienes aire acondicionado en casa, no olvides los reflejos de aquellos que no lo tienen: cierra las persianas para evitar que entre el sol durante el día y abre las ventanas cuando la temperatura refresca durante la noche. Tendrás que usar mucha menos refrigeración. También piensa en usar un ventilador para muchos de los momentos que no requieren poner el aire.
  • Cuando pongas una lavadora, llena completamente la máquina, así harás menos lavados y ahorrarás tanto energía como agua. Lo mismo vale para el lavaplatos.
  • Ya hemos comentado que la nevera está siempre encendida, razón de más para tener cuidado en poner una temperatura de refrigeración suficiente pero no excesiva. También ten cuidado en no dejar la puerta abierta mucho rato y no pongas platos calientes.
  • Si tienes un calentador eléctrico, comprueba que está bien aislado y apágalo cuando no lo vas a usar durante mucho tiempo. También puedes usar un programador para que se encienda solo cuando es necesario.
  • Fija la temperatura del agua en tu calentador a un nivel razonable. No tiene sentido que el agua salga hirviendo y que tengas que templarla con agua fría. Busca la temperatura necesaria para tener una ducha agradable en invierno, pero nada más. En verano, puedes bajarla.
  • Compra un medidor de consumo, para tener más claro que electrodoméstico consume mucho y adaptarte en consecuencia.

Bº La factura de agua (7 consejos)

Puede que el gasto anual no sea tan grande como el de suministro, pero como los precios varían mucho según las comunidades autónomas y como es un bien escaso para la humanidad, creo que merece la pena cuidar el consumo de agua.

  • Analiza la factura, porque entender qué es lo que te cobran te puede permitir ahorrar mucho. Por ejemplo, en el caso de Valencia, estar por encima o por debajo de un consumo anual de 65M3 condiciona que el año siguiente te cobren o no 75€ de más de tasas.
  • Cierra un poco la llave de paso para bajar el caudal de agua en casa, ahorrarás sin darte cuenta.
  • Coloca filtros de agua en los grifos y duchas. Reducen el consumo mientras aumentan la presión. El cabezal de la ducha lo puedes cambiar por uno ahorrativo.
  • Puedes colocar botellas de aguas llenas en los tanques del inodoro (si son modelos antiguos de gran capacidad) para ahorrar en cada descarga.
  • Recicla el agua limpia que no usaste (por ejemplo el agua fría que sale mientras se calienta el agua de la ducha). Lo puedes usar para regar plantas, llenar la lavadora, descargar el inodoro, o cualquier otro uso de agua.
  • En la ducha: mójate, cierra el agua, enjabónate, y vuelve a poner el agua para quitarte el jabón. En total puedes ducharte usando agua solo durante 3 o 5 minutos.
  • En los modelos de lavadoras que se cargan por arriba, hay usuarios que paran la máquina antes del último centrifugado, que consideran innecesario, y recuperan el agua.

Cº La factura de telecomunicaciones (7 consejos)

Si sumamos el gasto mensual del teléfono fijo, del móvil y el acceso a Internet, el importe de la factura de telecomunicaciones puede llegar a ser muy importante. Por eso, para ahorrar en casa, una buena estrategia es optar por algunos de esos consejos.

  • Plantéate prescindir de la línea fija. Hoy en día, con Skype y otras aplicaciones, puedes hablar por Internet, por lo que no necesariamente te compensa tener una línea fija. Yo por ejemplo no tengo.
  • Analiza las ofertas combinadas. Algunos operadores te ofrecen todos los servicios en uno. Puede ser más barato que tener proveedores individuales, pero asegúrate de comparar con todos los factores, incluidos costes de alta, de baja y contratos de permanencia.
  • Analiza tu consumo y escoge la oferta que mejor se adapta a tus pautas.
  • Deja de llamar a número de tarificación especial usando servicios como “No Más 900”.
  • Manda WhatsApp en lugar de SMS.
  • Usa Skype en lugar de llamar por teléfono.
  • Desconfía de los contratos de permanencia que te “regalan” terminales. A menudo es mejor comprar un móvil libre y optar por una compañía barata.

Dº La compra semanal (11 consejos)

Comprar comida y artículos de higiene personal es algo imprescindible, pero lo que te gastas cada semana no tiene por qué arruinarte. Te propongo una serie de consejos para ahorrar en este apartado.

  • Siempre es más recomendable ir a la compra con una lista, pero tienes que anticipar aún más, y pensar en las comidas que vas a preparar, para así comprar la cantidad justa de cosas.
  • Mira lo que tienes en la nevera antes de comprar algo más. Es increíble la cantidad de comida que se tira a la basura cada año.
  • No vayas a comprar con el estómago vacío. Te incita a comprar más comida y muchos productos tipo galletas y platos preparados que igual no necesitabas.
  • Compara siempre en base al precio unitario, ya que muchos envases son engañosos.
  • Es mucho más barato cocinar que comprar comida preparada. Igualmente, es más barato cortar tu fruta o verdura que comprarla precortada.
  • Si puedes, no vayas a comprar con los niños.
  • Algunos productos no solo son caros, sino que tampoco son muy sanos si los consumes a menudo: compra menos quesos, carnes rojas y bebidas alcohólicas, entre otras cosas.
  • Mejor las botellas grandes que las latas de refrescos.
  • Revisa el ticket de compra antes de dejar el establecimiento. A veces hay errores.
  • Analiza tus compras repasando los principales importes de tus tickets de compras de las semanas anteriores, es posible que puedas prescindir de algunos de los productos más caros.
  • Compra marcas blancas.

Eº Otras recomendaciones (11 consejos)

Hay tantas cosas que puedes hacer para ahorrar en casa. Aquí tienes unas cuantas que no entraban en las categorías anteriores.

  • Hazlo tú mismo. Puedes hacer bricolajes, regalos, comida. O puedes organizar una cena en casa en lugar de ir a cenar al restaurante. Hacer las cosas por tu cuenta sale mucho más barato.
  • Compra tus vacaciones con anticipación.
  • Pásate a un banco sin comisiones.
  • Apúntate a los programas de fidelidad y de puntos cuando son gratuitos.
  • No contrates créditos al consumo ni uses la función de crédito de las tarjetas.
  • Alójate barato gracias a portales como Couchsurfing o AirBnb.
  • Piensa antes de comprar cualquier cosa, y oblígate a un plazo de un mes si es algo caro.
  • Haz deporte en la calle en lugar de pagar una cuota de gimnasio.
  • Organízate con los vecinos para llevar a los niños al colegio o para que alguien les cuide cuando no puedes hacerlo.
  • Usa más el transporte público que el coche, y camina o ve en bici cada vez que sea posible.
  • Lee este blog con regularidad, porque tenemos muchos más consejos de ahorro.
Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario


*

(Spamcheck Enabled)