¿Qué hacer si te ha tocado la lotería? O si recibiste una herencia

Pongámonos en situación. Acabas de recibir una gran cantidad de dinero. Has pagado los impuestos correspondientes y ahora estás dudando de qué hacer con ello. Te voy a dar algunas pistas, y no me voy a limitar a hablar de criterios puramente financieros, aunque por supuesto que trataré el tema de invertir el dinero para sacarle rentabilidad. ¿Estás preparado? Tratemos el “problema” de no saber qué hacer con un ingreso extra imprevisto. Si te tocó la lotería o recibiste una herencia, por ejemplo.

La impagable experiencia del viaje

Viajar es una de las mejores formas de usar el dinero, a mi modo de ver. No tienes por qué gastarte una fortuna, hay muchas formas muy económicas de viajar. Y la recompensa es enorme, en forma de experiencias y de intercambio cultural. Para eso, por supuesto descarto las vacaciones de una semana en un resort en el Caribe donde solo te dedicas a tomar el sol y a comer y beber sin salir del hotel. Pero tampoco tienes que ir en plan mochilero en las zonas más recónditas de la India o de África para que la experiencia valga la pena.

Piénsalo. Sea un viaje lejano a un destino tan exótico como la Polinesia o un recorrido en nuestras tierras españolas, siempre vas a volver con más que con lo que te fuiste, independientemente del saldo de tu cuenta bancaria.

¿Dar dinero a los demás?

Los ganadores de lotería a menudo sienten la obligación de compartir el dinero recibido con otras personas. Eso ocurre mucho menos en el caso de herencias, supongo que porque en el primer caso el dinero se ve como algo inesperado y en el segundo como un derecho. El caso es que, bastante a menudo, los que reciben una gran cantidad de dinero reciben solicitaciones de todo el mundo: familiares, amigos y por supuesto organizaciones benéficas.

A mí personalmente me parece perfecta la idea de compartir con los demás, siempre que se haga desde la tranquilidad de mente y desde un verdadero deseo por hacerlo, no por obligación o por presiones externas. Eso sí, al igual que lo que ocurre con otros ingresos (como un sueldo), las donaciones deberían representar una parte pequeña de lo cobrado, salvo que estemos hablando de premios millonarios. Pero en el caso de este artículo estoy pensando más bien en cantidades de 400.000€ o similares, que es lo que se cobra en la lotería de Navidad.

Salda tus deudas

Creo que la expresión más popular es “tapar unos agujeros”. Es cierto que recibir una gran cantidad de dinero es una oportunidad excelente para saldar deudas, especialmente los créditos al consumo. Respecto a la hipoteca, habrá que ver lo que más compensa. Si los tipos son bajos y la hipoteca es “barata”, entonces puede tener sentido emplear el dinero en invertir más en otras opciones. Si los tipos son altos, probablemente sea mejor saldar la hipoteca lo antes posible.

Invertir el dinero

Tiene sentido usar parte de este dinero inesperado para pagarse algunos caprichos, pero la mayoría se debería dedicar a la inversión. Partiendo del ejemplo anterior de la lotería de Navidad, con un premio de 400.000€, conseguir una rentabilidad anual del 5% permitiría tener unos ingresos brutos anuales de 20.000€, solo en intereses y sin gastar nada del capital. No está nada mal.

Las inversiones tienen que respetar los grandes principios que decimos siempre:

  • Entender perfectamente cómo funciona cada inversión y cuáles son sus costes y riesgos.
  • Diversificar el capital, repartiendo el dinero entre diferentes opciones en diversos mercados y tipos de inversiones.
  • No olvidar nunca que las rentabilidades pasadas no garantizan las futuras.
  • Entender que normalmente, el interés y el riesgo van de la mano: a mayor rentabilidad teórica, mayor riesgo.

Comprarse una casa

Sin duda es lo que hacen muchas personas al recibir una gran cantidad de dinero. Si no tienen ya una casa en propiedad, la compran. Si ya tienen una, o saldan la hipoteca o se buscan una vivienda mejor. Es una decisión bastante lógica, siempre que la vivienda comprada esté dentro de las posibilidades de la persona.

Me explico: si con los 400.000€ de la lotería te compras una vivienda de un precio similar pero tus ingresos son bajos, entonces quizás estés cometiendo un error. En efecto, no tendrás colchón en caso de problemas, y los gastos asociados a una vivienda más cara también son más altos, empezando por el IBI. Es mejor comprarse algo más económico, guardar dinero para emergencias, e invertir para completar los ingresos. Sino, se puede llegar a tener que vender la vivienda para salir de un problema financiero.

¿Y tú? ¿Qué harías con el dinero si te tocase la lotería? Recuerda, hablo de una cantidad de unos 400.000€, no de los 120 millones de Euromillones. Puedes compartir tu opinión en la sección de comentarios.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)