Ahorrar en tiempos de crisis y llegar a fin de mes

llegar-a-fin-de-mesEsta crisis económica es una de las más largas del último siglo. Y aunque la comodidad de los tiempos actuales no es nada comparable con épocas del pasado, la situación de prolongada escasez obliga a casi todos a ahorrar y tener mucho más cuidado con el dinero. Vamos a hacer un repaso a las principales formas de gastar menos que hemos detallado en artículos anteriores.

 

1º- Hacer un presupuesto

Cuando el dinero escasea, ya no se puede hacer “la cuenta de la vieja” y gestionar las finanzas familiares en la cabeza. Si los ingresos de un hogar suelen ser fáciles de controlar, los gastos son múltiples y muy diferentes. Algunos salen de nuestros pagos en efectivo, otros de pagos por tarjeta, otros de recibos mensuales, trimestrales o anuales. Encima, normalmente no los hacen una sola persona. Por todo eso es necesario redactar un presupuesto para entender mejor donde va el dinero y reducir las partidas más adecuadas.

2º- Reducir las facturas de suministro

En tiempos de crisis, a los gobiernos no se les ocurre nada mejor que subir los impuestos, por lo que bienes básicos como la luz, el agua, la gasolina o el teléfono son más caros por un consumo idéntico, lo que lleva a tener que ahorrar el doble. Si ese es tu objetivo, puedes repasar los consejos de ahorro que pusimos a continuación.

Ahorrar en la factura de la luz

Como ahorrar combustible

Ahorrar en la factura del agua

Ahorrar en teléfono

 

3º- Negociar el alquiler

Pese a que las personas que viven en alquiler son una minoría en España, es un gasto lo suficientemente significativo para intentar negociar una rebaja. Si nunca lo has hecho, puede ser la forma más rápida de ahorrarte entre 50€ y 100€ al mes. No solo bajan los precios de venta, los alquileres también, y los propietarios lo saben.

4º- Aprovechar las ofertas

Algunas empresas saben sacar partido a los momentos difíciles que estamos viviendo, especialmente los conceptos de bajo coste, que florecen en cualquier sector, pero no son los únicos negocios rentables en crisis, como se puede apreciar en el artículo enlazado.

No te olvides de sacar todas las tarjetas gratuitas de fidelidad que te propongan. Cuando necesites algo específico de alguna de esas tiendas, te vendrá bien poder ahorrar gracias a esos descuentos.

5º- Comprar y vender cosas de segunda mano

Quizás recuerdes un artículo donde te aconsejábamos vender lo que sobra en casa. Pero los artículos usados no son solo una oportunidad para hacer algo de dinero vendiéndolos, también puedes cambiar tu forma de ver las cosas y renunciar a comprar cosas nuevas cuando la diferencia de precios es muy superior a la diferencia de calidad. Comprar productos usados suele merecer la pena en muchos casos. Es válido para comprar un coche, por ejemplo.

6º- Hazlo tu mismo

No hace falta remontar muy lejos en el tiempo para recordar tiempos en los cuales se compraban menos cosas y se fabricaban más de forma casera. Nadie puede saber de todo, pero seguro que tienes al menos una habilidad. Quizás el bricolaje, o los conocimientos fiscales, o preparar comida rica y barata. Además, ahora hay muchas webs para compartir tus talentos con otras personas, y así intercambiar servicios (le haces la declaración de la renta al vecino y él te cambia un grifo que gotea).

7º- Alargar la vida de la ropa

En algún momento la sociedad ha querido hacernos creer que arreglar cosas era cosa de pobres, que para tener un estatus social necesitábamos comprar nueva ropa a la menor señal de desgaste o problemas. ¿La cremallera no funciona? A la basura. ¿Una mancha? A la basura. ¿Un roto? A la basura. Muchas prendas pueden ser reparadas al menor coste (en una tienda de arreglos o por ti mismo), y otras muchas pueden ser reutilizadas para hacer otras prendas. Y la ropa no es la única cosa que se puede reparar.

8º- Dejar de comprar cosas inútiles

Si quieres ahorrar en tiempos de crisis, tu definición de lo útil y lo inútil tiene que cambiar. Si cuesta llegar a fin de mes, la prioridad se tiene que centrar en las cosas básicas (alimentación, alojamiento y suministros imprescindibles). Y tendrás que reflexionar mucho las cosas, porque algunos gastos que consideres inevitables quizás no lo sean tanto. Por ejemplo, muchas personas han decidido vivir sin móvil, y lo llevan muy bien.

Si te ha gustado el artículo, puedes abonarte a mi fuente RSS. También puedes seguirme en Twitter aquí.

Artículos relacionados:

Un pensamiento en “Ahorrar en tiempos de crisis y llegar a fin de mes

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

(Spamcheck Enabled)